Por Arnaldo Ochoa   @arnaldochoa


Ayer, el Departamento de Justicia de EEUU incluyó a Joselit Ramírez Camacho, Superintendente Nacional de Criptomonedas (SUNACRIP) en lista de “Los más buscados” por narcotráfico, terrorismo y corrupción. La lista es encabezada por el mandatario nacional Nicolás Maduro.

***

Ayer jueves 26 de marzo, el Departamento de Justicia de los EEUU (DoJ), en una acusación paralela, incluyó a la máxima autoridad de SUNACRIP, Joselit Ramírez Camacho Camacho, en la lista de “los más buscados“. DoJ presentó cargos por participar en delitos relacionados con narcotráfico, terrorismo y corrupción.

Así lo dejó ver un extenso comunicado del propio DoJ en su sitio web, agregando que el Fiscal del Distrito Sur de Nueva York acusó específicamente a Ramírez Camacho de gestionar vuelos privados para el mandatario nacional Nicolás Maduro durante la campaña presidencial en 2018. Esto, a fin de evadir sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros de EEUU (OFAC).

En marzo del 2018, DiarioBitcoin informó que la administración del presidente Donald Trump promulgó una orden ejecutiva que buscaba sancionar a cualquier estadounidense o empresa que comercializara con el criptoactivo venezolano en territorio estadounidense. Posteriormente, en septiembre de 2019 se conoció que Trump estaba evaluando la posibilidad de elevar dicha orden ejecutiva a Ley.

Departamento de Justicia acusó al Superintendente Joselit Ramírez Camacho (SUNACRIP)

El comunicado del DoJ anunciado por el fiscal general de los EEUU, William P. Barr, mencionó que entre 2017 y 2019, Ramírez Camacho Camacho estuvo involucrado en tramitar y facilitar vuelos privados que beneficiaran a Maduro en el curso de su campaña para la reelección. Ramírez Camacho contó en todo momento con el apoyo de Tareck El Aissami (también solicitado), como vicepresidente del área económica de Venezuela.

Al respecto, el comunicado del DoJ expresó:

La acusación alega que desde febrero del 2017 hasta marzo del 2019, El Aissami Maddah y Ramírez Camacho Camacho trabajaron con personas estadounidenses y entidades con sede en EEUU para proporcionar servicios de vuelos privados en beneficio de la campaña presidencial de Maduro en 2018, en violación de las sanciones de la OFAC dirigidas a Maduro y después de organizar elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente dirigida por (el también solicitado Diosdado) Cabello Rondón.

La acusación del Fiscal del Distrito Sur de Nueva York también involucra a otros 14 funcionarios o ex funcionarios del régimen. Señalados por narcoterrorismo, corrupción, tráfico de drogas y otros cargos criminales, estas personas han buscado “inundar los Estados Unidos con cocaína con el fin de socavar la salud y el bienestar…“, dijo el comunicado.

Hombre de confianza de El Aissami

En junio del 2018, el actual Superintendente Ramírez Camacho Camacho tomó el cargo de manos de Carlos Vargas, quien lo había ocupado desde diciembre 2017 y fue uno de los artífices de las reuniones entre el creador original del Petro y el gobierno venezolano, reseñadas por un reportaje de investigación del NY Times y citado a su vez por DiarioBitcoin. En ese mismo mes, Maduro anunciaba el Petro al mundo.

Siempre bajo la tutela de El Aissami, Ramírez Camacho fue Secretario del Despacho y Director de la Oficina de Atención al Ciudadano de la Gobernación del estado Aragua. Posteriormente, y antes de asumir su actual cargo, fue director general de la vicepresidencia de la República.

Durante su gestión, el mandatario nacional ha impulsado infructuosamente el uso y adopción del petro a través de mil y una vías. No obstante, los ciudadanos venezolanos claramente se han decantado por otro tipo de criptoactivos más confiables, como Bitcoin, Ethereum, Litecoin o Dash.

Criptomonedas en actos ilícitos

Con la inclusión del Superintendente Nacional de Criptomonedas en la mencionada lista, EEUU parece dar un aviso sobre el uso de criptoactivos como el petro en el país, catalogado en su momento como una estrategia para evadir las sanciones impuestas por el gobierno norteamericano.

Alysa D. Erichs, directora ejecutiva asociada interina del Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional declaró que EEUU trabaja para combatir criminales que usen criptomonedas para cometer actos ilícitos.

El anuncio de hoy pone de relieve el alcance mundial del Departamento de Seguridad Nacional y su compromiso de identificar, perseguir e investigar agresivamente a las personas que violan las leyes de los Estados Unidos, explotan los sistemas financieros y se esconden detrás de las criptomonedas para fomentar su actividad delictiva ilícita.

Incluso, como parte del entramado criminal del que fueron acusados estos funcionarios del régimen, se conocieron nexos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con quienes estas personas estarían operando para llenar el mercado estadounidense de drogas. Asimismo, se supo que parte de los fondos ilícitos se habrían estado lavando con criptomonedas.

El petro como amenaza

Según informó DiarioBitcoin este mes, William J. Luther, economista estadounidense y director del Proyecto Sound Money del Instituto Americano de Investigación Económica, publicó un artículo que describe sus puntos de vista sobre el petro. En su momento, Luther dijo que su crítica al petro está basada en que proporciona solo un beneficio marginal a la economía del país. Esto, a cambio de fortalecer el régimen de Maduro.

Luther argumenta que el criptoactivo es capaz de impulsar la economía de Venezuela. Sin embargo la mayor parte del beneficio de su uso proviene de poder participar en negocios internacionales evitando las sanciones de EEUU. Y agregó:

Si Venezuela pudiera crear un sistema financiero paralelo, uno sin conexiones hacia y desde los EE. UU., podría realizar y recibir transacciones internacionales con un riesgo aún menor de detección que el que ofrecen otras monedas nacionales, como el euro, el rublo o yuan. Ahí es donde entra el petro.

Fuentes: DoJ, Archivo de DiarioBitcoin.

Reporte de Arnaldo Ochoa/ DiarioBitcoin.

Imagen de Youtube