Por Hannah Pérez  


El Departamento de Justicia de EE UU publicó en un boletín que ofrece una recompensa por la captura de Joselit Ramírez, autoridad superior del organismo encargado de las criptomonedas en Venezuela.

***

Nuevamente el funcionario venezolano jefe en materia de criptomonedas del país suramericano aparece entre los más buscados del gobierno de Estados Unidos.

Este lunes, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE UU, una división del Departamento de Seguridad Nacional (ICE), emitió un boletín que incluye a Joselit Ramírez Camacho, el jefe de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (SUNACRIP), a su lista de los más buscados.

El comunicado le sigue a las acusaciones presentadas en marzo de este año por el Departamento de Justicia de EE UU (DoJ) en contra de la máxima autoridad nacional en materia de activos digitales. Como informó DiarioBitcoin en ese momento, el DoJ incluyó a Ramírez Camacho en la lista de los más buscados, tras presentar cargos en su contra  por participar en delitos relacionados con narcotráfico, terrorismo y corrupción.

En ese momento, el gobierno de EE UU informó públicamente que se encontraba investigando a varios funcionarios, y ex-funcionarios, de alto rango del gobierno venezolano liderado por Nicolás Maduro, incluyendo el mandatario. Si bien el superintendente de los criptoactivos estaba en la lista, no se había establecido una recompensa por su captura.

Gobierno de EE UU ofrece recompensa de USD $5 millones por superintendente Joselit Ramírez

El gobierno de EE UU informó en el reciente comunicado la oferta de una recompensa de USD $5 millones “por información que conduzca al arresto o condena del funcionario del gobierno venezolano“.

La Fiscalía estadounidense alega que Ramírez Camacho presuntamente cometió una serie de crímenes en un intento de evadir las sanciones que el gobierno de Estados Unidos había impuesto a Maduro y otros funcionarios de su régimen. Asimismo, solicita su arresto por su participación en actividades de crimen organizado transnacional.

En la orden emitida por el Departamento de Seguridad norteamericano se lee:

Ramírez Camacho actualmente se desempeña como superintendente de criptomonedas de Venezuela y ha sido acusado en el Distrito Sur de Nueva York por violaciones de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, la Ley Kingpin y otras sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los EE UU.

Detrás de la captura del gabinete de Maduro

Similar a la previa acusación del DoJ, ICE acusa a Ramírez Camacho de tener vínculos políticos, sociales y económicos profundos con múltiples presuntos narcotraficantes, incluido Tareck EI Aissami, el actual ministro de Petróleo de Venezuela.

Ramírez Camacho ha asumido diferentes cargos públicos en la administración del régimen de Maduro, incluyendo Secretario del Despacho y Director de la Oficina de Atención al Ciudadano de la Gobernación del estado Aragua; así como director general de la vicepresidencia de la República justo antes de asumir su cargo actual como superintendente de SUNACRIP en 2018. En cada caso, Ramírez Camacho ha seguido la gestión de El Aissami.

La administración del presidente Donald Trump ofreció en marzo una recompensa de USD $10 millones por la captura de EI Aissami. En ese momento, el gobierno estadounidense también ofreció la recompensa por la información de captura de otros funcionarios de alto perfil del gabinete venezolano, incluidos Cliver Alcalá, Diosdado Cabello y Hugo Carvajal.

Según el reciente boletín del DOJ, las políticas recientes se producen en “un esfuerzo por acabar con la corrupción y la criminalidad vinculadas al régimen de Maduro en Venezuela. Esta investigación fue realizada por la Fuerza de Tarea de Delitos Financieros de El Dorado de HSI Nueva York“.

Un momento ocurrente

La medida para incentivar la captura del funcionario venezolano se produce el mismo día que empezó a regirse en el país un nuevo esquema de políticas en materia de hidrocarburos que permite a los venezolanos el pago de gasolina en petros y divisas extranjeras. Evento que además coincide con la llegada, hace unos días atrás, de buques cargados con gasolina iraní, medida con la que el gobierno venezolano evade las recientes sanciones del gobierno de EE UU.

Desde la otra cara de la moneda, las autoridades venezolanas emitieron un comunicado oficial para hacer frente a las recientes acusaciones contra Ramírez Camacho. En un boletín del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, el canciller venezolano Jorge Arreaza denunció que se trataba de una “persecusión de EE UU para asfixiar la economía venezolana“.

Por su parte, Estados Unidos dirige desde hace años una táctica basada en recompensas monetarias para denunciantes en pro de maximizar el alcance de la autoridad en la detección de delitos económicos en todo el mundo. Según un informe de este año, la nación ha pagado ha pagado cerca de USD$ 7,3 mil millones en recompensas bajo la Ley de Reclamaciones Falsas desde 1986.

Lecturas recomendadas

Fuentes: Comunicado de ICE, Decrypt, Panam Post

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Youtube