Por Hannah Pérez  


Guía de todo lo que debe saber a la hora de operar o comerciar con Bitcoin u otras criptomonedas en Pakistán.

***

Al sur de Asia, Pakistán o Paquistán​, oficialmente la República Islámica de Pakistán, tiene una población de más de 200 millones de personas, posicionándose como el quinto país más poblado del mundo. De su enorme población, un importante porcentaje no cuenta con acceso a servicios bancarios, abriendo un mercado importante para servicios de finanzas descentralizadas, como las criptomonedas.

Sin embargo, desde 2018, Pakistán se suma a lista de las naciones que han adoptado una actitud escéptica ante el uso de Bitcoin y otras monedas digitales. A pesar de la restricción, muchos ciudadanos paquistaníes continúan manifestando gran interés por las criptomonedas y su tecnología subyacente.

Esta nueva edición de “Todo lo que debe saber sobre…” aborda a detalle algunas consideraciones sobre la situación actual de las monedas digitales y Blockchain en Pakistán, examinando el panorama legal, económico, tecnológico y social aplicable al uso de las criptomonedas y las redes descentralizadas en el país.

Situación legal

Alrededor de 2014, Pakistán albergaba un mercado importante de usuarios de Bitcoin y otros activos criptográficos. Debido a factores como la dificultad de acceso a servicios bancarios, el extenso mercado de remesas y el creciente número de trabajadores freelance, los paquistaníes encontraron en las criptomonedas una alternativa financiera valiosa.

Y durante varios años, las autoridades del país no expresaron ninguna postura oficial con respecto al uso de estos instrumentos. Sin embargo, en 2018, el Banco Estatal de Pakistán (SBP), la principal institución regulatoria en materia de política monetaria nacional, emitió una circular señalando que las criptomonedas como Bitcoin no eran de curso legal en el país.

El comunicado claramente transmitió, en ese momento, la actitud escéptica de las autoridades de la nación asiática frente a las monedas digitales. En una prohibición expresa, el banco solicitó a las entidades bancarias y servicios financieros del país “abstenerse de procesar, usar, comerciar, mantener, transferir valor, promover e invertir en monedas virtuales“.

Además de restringir las criptomonedas y el lanzamiento de Ofertas Iniciales de Criptomonedas (ICO), el SBP también instó a los bancos a reportar cualquier “transacción sospechosa” a la Unidad de Monitoreo Financiero (FMU). Tras la prohibición, los funcionarios del departamento de inteligencia de la Junta Federal de Ingresos (FBR) comenzaron a rastrear a los comerciantes de criptomonedas locales. De acuerdo con algunos reportes, las medidas estaban destinadas a frenar actividades delictivas, como la evasión de impuestos y el lavado de capital.

No obstante, en medio de las políticas asumidas por el gobierno nacional de Pakistán, diversos expertos en materia legal del país han destacado que bajo la legislación nacional el uso de las criptomonedas no está vetado. Entre ellos, Faisal Khan, detalla en una extensa investigación que no ha encontrado evidencia de que las monedas digitales sean ilegales en la nación.

Pakistán introduce regulación

Aunque las monedas como Bitcoin siguen prohibidas en la nación, informes recientes sugieren que los reguladores nacionales están adoptando un marco legal para las criptomonedas. Siguiendo las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera (GAFI), el gobierno federal de Pakistán anunció en 2019 la decisión de introducir las regulaciones de las Instituciones de Dinero Electrónico (EMI).

El nuevo marco regulatorio publicado por el SBP dicta que las instituciones y/o servicios de dinero digital deben cumplir con ciertos requisitos para obtener la licencia que les permite operar legalmente a nivel nacional. Además de cumplir con puntuales requisitos de capital, las empresas deberán someterse al escrutinio de las autoridades. Asimismo deberán tomar medidas para proteger los fondos de los usuarios y llevar a cabo la debida diligencia del cliente, incluido el almacenamiento de datos personales como nombre, número de tarjeta de identificación, dirección y número de teléfono.

En un comunicado que emitió en ese momento el Banco Estatal de Pakistán, los ejecutivos señalaron que la implementación del marco normativo estaba destinado a “promover la inclusión financiera” e impulsar la innovación en el sector de pagos en el país.

Asimismo, Pakistán también ha contemplado la posibilidad de emitir una criptomoneda nacional. En 2019, el gobernador adjunto del SBP, Jameel Ahmad, adelantó que el banco estaba trabajando en un proyecto de emisión de una moneda digital de banco central (CBDC) para 2025.

Minería de criptomonedas

A pesar de la reciente introducción de una regulación nacional, el uso de las criptomonedas sigue permaneciendo en un “área gris“. Muchos servicios continúan operando sin los permisos requeridos y en general las actividades asociadas con las criptomonedas se consideran ilegales en el país; incluyendo algunas operaciones mineras.

En enero 2020, la Agencia Federal de Investigación (FIA) cerró una granja de minería de Bitcoin que operaba en la provincia de Jaiber Pastunjuá​​​. Según los informes, la clausura de la operación minera de criptomonedas llevó al arresto de dos ciudadanos paquistaníes bajo cargos de lavado de dinero.

Los oficiales de investigación, que se refirieron a la granja minera como “la más grande del país“, señalaron que la operación se instaló ilegalmente y operaba con 65 maquinas para la extracción de Bitcoin (BTC), Ethereum (ETH) y otras monedas.

Criptomonedas populares

Si bien la prohibición local ha frenado el creciente interés que experimentaban las criptomonedas años antes de 2018, las criptomonedas no han dejado de tener una comunidad de entusiastas en la región. Datos como las búsquedas de Google Trends sostienen esto: Pakistán está entre los primeros 30 países con más búsquedas del término Bitcoin.

Las criptomonedas que despiertan mayor interés entre inversionistas y residentes son Bitcoin y Ether, posiblemente debido a que son aquellas que gozan de mayor reputación dentro del mercado criptográfico. Además, estas monedas digitales son las principales opciones que facilitan las escasas plataformas de intercambio disponibles a nivel local.

No obstante, cabe señalar que previo al levantamiento de la restricción por parte de las autoridades locales, los usuarios paquistaníes manifestaban gran interés por múltiples monedas digitales. Entre ellas, Litecoin (LTC), DasCoin (DAS) y el token local, Pakcoin (PAK).

Exchanges operativos

UrduBit, el primer y más popular intercambio de bitcoins de Pakistán, fue lanzado en 2014. Sin embargo, tras el comunicado del banco central en 2018, la plataforma decidió cerrar sus operaciones. Desde de la prohibición no existe una plataforma de intercambio de criptomonedas que opere de forma legal en el país, pero esto no ha detenido a los usuarios de comerciar Bitcoin.

De cara a la política estricta relativa a las monedas digitales, comerciar estos activos en Pakistán no está exento de riesgo. Aunque el comercio de Bitcoin ha bajado significativamente desde el 2018, datos de CoinDance indican que semanalmente se comercian un volumen más o menos estable de monedas en LocalBitcoins.

Comercio Bitcoin en Pakistán
Durante la semana del 25 de julio 2020, se comerciaron un total de USD $ 33.500 (en rupias paquistaníes) en la plataforma P2P LocalBitcoins – Datos de CoinDance

Las alternativas existentes para comprar y vender Bitcoin y otras criptomonedas en Pakistán son los exchanges peer-to-peer como LocalBitcoins, Paxful, LocalCryptos y Remitano. Hasta el momento de redacción de este artículo, no se ha registrado la existencia de cajeros automáticos de criptomonedas.

Adopción comercial

A pesar de la prohibición emitida por el gobierno de Pakistán en torno a las criptomonedas, datos de Coinmap.org revelan la existencia de decenas de comercios que aceptan monedas digitales entre sus mecanismos de pago. A lo largo de la nación asiática, alrededor de 50 comercios admiten pagos con criptomonedas.

De acuerdo con el mapa, las principales ciudades en sumar comercios que han incorporado pagos en cripto son Chiniot, ciudad ubicada en la provincia de Punjab, al norte de Pakistán; y Karachi, una ciudad costeña y la más poblada del país. En una búsqueda se pudieron encontrar que algunos de los comercios listados son tiendas, restaurantes, servicios web y de computación, un servicio de odontología, entre otros.

Adopcion comercial de criptomonedas en Pakistan
Adopcion comercial de criptomonedas en Pakistan – Fuente: Coinmap.org

Adopción Blockchain

En lo que respecta a la adopción nacional de la tecnología Blockchain, el gobierno de Pakistán parece estar asumiendo un enfoque más optimista, reconociendo las bondades de esta tecnología. En conjunto con la regulación publicada en 2019, el Banco Estatal de Pakistán anunció que respaldaría el despliegue de Blockchain entre instituciones bancarias del país con el objetivo de impulsar transacciones más rápidas y seguras.

No obstante, el regulador financiero nacional no dejó de advertir al respecto:

El banco central ha permitido el uso de la tecnología que tiene miles de usos. El despliegue de la tecnología Blockchain, sin embargo, no significa que Pakistán haya permitido transacciones financieras internacionales en Bitcoin y criptomonedas, que siguen prohibidas en el país.

Un ejemplo de adopción de la tecnología a nivel nacional es el del banco Telenor Microfinance Bank, que está ofreciendo un servicio de remesas transfronterizas basado en Blockchain gracias a una asociación con Valyou de Malasia. Mientras que esa institución utiliza la plataforma tecnológica del gigante chino Alipay, otro banco local, el Faysal Bank de Pakistán (FBL) adoptó RippleNet. El banco con sede en Karachi anunció en 2019 la incorporación de xCurrent Blockchain de Ripple para pagos transfronterizos.

A medida que los casos de uso de la tecnología distributiva se extienden a lo largo de la nación asiática, también están surgiendo proyectos, empresas e iniciativas para impulsar su adopción. Como otros países del continente asiático, la comunidad de Pakistán mantiene un creciente interés por Blockchain y es muy posible que en el futuro presenciemos el surgimiento de innovadoras iniciativas dentro del territorio paquistaní.

Dato curioso: ¿Satoshi Nakamoto es paquistaní?

Después de más de una década desde el lanzamiento de Bitcoin, la identidad de su creador, Satoshi Nakamoto, continúa siendo un misterio. Pero, ¿podría Satoshi haber sido de origen paquistaní? Un ciudadano británico de origen paquistaní aseguró en 2019 ser el verdadero creador detrás del seudónimo.

Bilal Khalid, quien nació en Pakistán pero luego cambió legalmente su nombre a James Bilal Khalid Caan cuando emigró al Reino Unido en 2008, describe en una carta sus antecedentes profesionales y su historia sobre la creación de Bitcoin. Sin embargo, como así como ha ocurrido en otros casos en los que personas se han atribuido el prestigioso título, Khalid aún no ha presentado pruebas contundentes.

De hecho, la historia de Khalid es bastante curiosa. En su carta, el ciudadano paquistaní explica que, a diferencia como se ha pensado, el término Bitcoin no surge del acrónimo de “bit” y “coin”, sino que en cambio proviene de “Bank of CredIT and COmmerce INternational”, un extinto banco de crédito de Pakistán.

Otras explicaciones de su historia también son extrañas. Muchas de las características distintivas de Bitcoin, como su suministro limitado de 21 millones de monedas o incluso el seudónimo “Satoshi” responden a complejos principios numerológicos cuasi adivinatorios. Para el momento de la publicación, pocos se tomaron la historia de Khalid en serio y, hasta la fecha, el rostro del padre de Bitcoin continúa siendo un enigma.

Todo lo que debes saber sobre Bitcoin y las Criptomonedas en el mundo

Artículo de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de  Syed Bilal Javaid on Unsplash