Por Editor DiarioBitcoin  

La serie Curio Cards se consideran unos de los más viejos NFT relacionados con el arte.

***

Sin duda, las casas de subastas tradicionales, tanto Christie’s como Sotheby’s, se han sumergido de lleno en el mundo de los tokens no fungibles (NFT).

De hecho, Christie’s fue noticia mundial en marzo de este años cuando vendió un collage NFT del artista Beeple por la bicoca de USD $ 69 millones. En mayo, además, vendió 9 NFT de Cryptopunks por USD $17 millones.

Hoy, 1ro de octubre, tiene otra noticia importante: Christie’s subastará un conjunto completo de Curio Cards, un conjunto de coleccionables digitales considerados por muchos los primeros NFT relacionados directamente con el arte en la cadena de bloques Ethereum.

Cuenta el medio Quartz que tener un juego completo de cartas puede resultar extremadamente lucrativo. Noah Davis, quien está a cargo de la venta de Christie’s, dijo que la estimación “conservadora” de la casa de subastas es de 250 a 350 Ether, o entre USD $ 750.000 y USD $ 1 millón.

Esta subasta también será la primera que se realice en vivo utilizando la criptomoneda Ether, en lugar de una moneda fiduciaria. Davis dijo que la casa de subastas comenzará a enumerar las ofertas en la criptomoneda designada en un esfuerzo por hablar el mismo idioma que la comunidad criptográfica.

Curio Cards y sus curiosidades

Curio Cards presenta 30 tarjetas coleccionables digitales distintas con ilustraciones de siete artistas diferentes. Actualmente hay en circulación entre 111 y 2.000 de cada tarjeta. Y un juego completo, vendido en una subasta por un vendedor anónimo,también incluye 17b, un “error de imprenta” (que da valor), una serie de los cuales se generaron por error.

Esta es la presentación de la oferta en Christie’s:

christies
Imagen en la web de Christie’s

Pero mucho antes de que Curio Cards pudiera alcanzar millones de dólares en una subasta, el proyecto permaneció inactivo durante años, lo que se sumó al atractivo actual, dice Quartz. Los contratos inteligentes que contenían las ahora lucrativas tarjetas estaban en línea. Todo eso cambió en marzo, cuando fueron “redescubiertos” por un grupo de “arqueólogos” de las NFT que intentaban reconstruir una historia no tan lejana de las NFT.

Nacimiento de un NFT pionero

Curio Cards se inició el 9 de mayo de 2017 por los cofundadores Travis Uhrig, Thomas Hunt y Rhett Creighton como una galería de arte en línea con diferentes tarjetas de intercambio de arte digital, cuenta Quartz. Comenzó como una empresa comercial, pero también como una forma de conseguir que se pagara a los artistas digitales por su trabajo. Uhrig le dijo a Quartz que sabía que podría funcionar como un “modelo de Patreon” para los mecenas del arte que querían apoyar a los artistas digitales que les importaban. El trío reclutó a siete artistas digitales para crear las tarjetas y acuñó decenas de miles de tarjetas con contratos inteligentes en la cadena de bloques Ethereum.

Las cartas de cada artista son únicas. La colección comienza con tarjetas con objetos simples como una manzana, una pluma, un tazón de fruta, una paleta, un cuadro con la Gioconda, una escultura que asemeja el Pensador de Rodin y una pila de libros para las primeras 10 cartas. Más adelante, en la serie, hay versiones con temas criptográficos de Wacky Packages, combinaciones irónicas de logotipos de marcas con eslóganes divertidos. Un artista usa perros de dibujos animados, otro convierte a los cofundadores en héroes de acción y las últimas cartas de la serie son las más vanguardistas.

En su ensayo de lote para Christie’s, Davis llama a la colección una “colección enrevesada y abigarrada de kitsch con tintes surrealistas, sátira anticorporativa / pro-descentralización, caricaturas bufonadas, abstracción altiva y travesuras”.

“Es una especie de accidente automovilístico de alguna manera”, dijo en una entrevista, “y eso es realmente encantador para mí”.

Solo 15 privilegiados

Las tarjetas se vendieron  originalmente a USD $ 1 cada una, y todas las ganancias se destinaron a los artistas. Pero finalmente, el proyecto fracasó. Hunt y Creighton pasaron a otros proyectos y Uhrig brindó soporte técnico a los titulares de tarjetas, pero poco más. Después de la venta inicial, Curio Cards permaneció inactiva durante cuatro años, algo así como una cripto antigua. Mientras tanto, el mercado de las criptomonedas se hundió desde su pico en 2017 y no superó sus alturas anteriores hasta finales de 2020.

Cuatro años después de su lanzamiento inicial, Curio Cards se convirtió en el objeto de fascinación que es ahora.

Un juego completo deestas  cartas ahora es un bien escaso. El propio Uhrig los colecciona, pero ni siquiera él tiene un juego completo. Actualmente, solo 15 personas tienen juegos completos de Curio Cards. Debido a lo rara que es la Carta 26, solo hay 111 conjuntos completos posibles. McBride dijo que ayudó a facilitar la primera venta de juego completo a principios de este verano que fue por 100 Ether, actualmente equivalente a alrededor de USD $ 300.000.

Dado que las Curio Cards son tan antiguas que no funcionan con los estándares técnicos actuales desarrollados para NFT, Uhrig y otros desarrolladores crearon un “contenedor”, esencialmente una pieza de software que se ajusta a los tokens originales en un token moderno y transferible.

Fuentes: Christie’s, Quartz

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash