Por Angel Di Matteo   @shadowargel

El CEO de Ripple aseguró que esta demanda podría escalar, afectando a otras monedas digitales y empresas muy serias dentro de este ecosistema.

***

La Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. (SEC) cree que Ripple Labs violó las leyes federales de valores al vender la criptomoneda XRP a consumidores minoristas.

Según una demanda presentada ayer, Ripple recaudó USD $ 1,3 mil millones durante un período de siete años para inversores minoristas a través de su venta de XRP de forma continua.

Como informamos ayer, el CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, ya había anunciado que la SEC le había informado a su compañía sobre la demanda inminente y publicó una respuesta oficial de la firma de pagos, un documento que busca decirle a la SEC por qué cierta actividad no violó las leyes de valores de EE. UU.

Ahora el CEO de Ripple aseguró que las acciones emprendidas por la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC) en contra de la compañía podrían considerarse como un ataque en contra de las criptomonedas en general, y que esto establece un precedente peligroso para las empresas que operan dentro de este sector.

Así lo indicó Garlinghouse en una publicación en el blog oficial de Ripple, en la que compartió algunas reflexiones y perspectivas de la magnitud de lo que viene ocurriendo.

Al respecto, Garlinghouse ratificó el compromiso que tienen desde Ripple y comentó en el escrito:

“Chris y yo teníamos la opción de arreglarlo por separado. Podríamos hacer eso, y todo quedaría atrás. No esta pasando. Así de seguros estamos Chris y yo de que tenemos razón. Lucharemos agresivamente, y probaremos que no nos equivocamos… a través de este caso finalmente estableceremos reglas claras para la industria aquí en los EE UU . No solo estamos en el lado correcto de la ley, sino que estaremos en el lado correcto de la historia”. 

Directivos de Ripple darán la pelea

Antes de entrar en materia, Garlinghouse indicó que estas acciones por parte de la SEC eran bastante peligrosas para el ecosistema de las monedas digitales en general, y que así como le estaría ocurriendo a ellos, dicha situación podría escalar y tener un efecto de “Bola de nieve”, atentando posteriormente contra otras monedas como Bitcoin (BTC), Ether (ETH), al igual que a compañías dentro de este espacio como Coinbase.

En este orden de ideas, el directivo de Ripple aseguró que ni él, ni su socio, ni su equipo de trabajo incurrieron en ninguna clase de delito, por lo que la actitud de la SEC es bastante contradictoria, ya que atenta contra una compañía desarrolladora de soluciones Blockchain y atenta directamente contra la innovación en territorio estadounidense.

“XRP no es un valor”

Entre las consideraciones presentadas por Garlinghouse para desacreditar los argumentos de la SEC, este destacó especialmente que XRP de Ripple no es un valor, por lo que los inversionistas que adquirieron el token en una fase temprana no estaban comprando derechos de participación como quieren hacer ver.

Al respecto, el CEO de Ripple presentó las siguientes consideraciones:

  1. XRP no es un “contrato de inversión”. Los titulares de XRP no comparten las ganancias de Ripple ni reciben dividendos, ni tienen derechos de voto u otros derechos corporativos. Los compradores no reciben nada por la compra de XRP excepto el activo. De hecho, la gran mayoría de los titulares de XRP no tienen ninguna conexión o relación con Ripple.  
  2. Ripple (nuestra empresa) tiene accionistas; Si desea invertir en Ripple, no compra XRP sino acciones de la compañía.
  3. A diferencia de los valores, el valor de mercado de XRP no se ha correlacionado con las actividades de Ripple. En cambio, el precio de XRP está correlacionado con el movimiento de otras monedas virtuales.

Buenas expectativas

Teniendo eso último muy claro, en la publicación del blog de Ripple el directivo hizo un llamado a la calma e indicó que estaban tomando todas las previsiones legales para el caso:

“Lo que no quiero es que te preocupes… Superaremos esto y probaremos nuestro caso en los tribunales. Tenemos un equipo legal fenomenal y como dije, estamos en el lado correcto de la ley para comenzar… No importa qué vueltas nos depare el futuro, estaremos al lado de nuestros empleados, accionistas y clientes”. 

También aclaró que como en todos los procesos legales, seguramente esto avanzará más lento de lo esperado, y que la postura de los reguladores ciertamente hace que desde Ripple se planteen mover su sede principal de operaciones a otro país con una mejor perspectiva sobre el tema, aunque tienen expectativas sobre la postura que podría adoptar Joe Biden cuando asuma la presidencia de EE UU en las próximas semanas.

Precio de XRP registra importante caída

Pese a que las palabras de Garlinghouse buscan transmitir cierta paz a los entusiastas y seguidores de Ripple, la que si se está viendo afectada es la criptomoneda XRP, ya que la polémica por la que atraviesa la empresa se ha hecho sentir en el precio del token en los principales mercados.

De acuerdo con nuestra sección CriptoMercados, para el momento de edición cada unidad de XRP se cotiza en unos USD $0,34, lo cual representa una caída del 24,35% en las últimas 24 horas.


Lecturas recomendadas


Fuente: Blog Ripple / Cointelegraph

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Christopher Michel en Wikimedia bajo licencia CC