Por Editor DiarioBitcoin  

La mina de Bitcoin en Limestone, Tennessee, tendrá que cerrar por las quejas de los vecinos por ruido. 

***

  • Condado en Tennessee ordenó el cierre de mina Bitcoin
  • Los residentes cercanos se quejaron del ruido que producía
  • RedDog, la empresa propietaria, construirá una mina en otro sitio

La minería Bitcoin ha sido muchas veces condenada por autoridades y por organizaciones, especialmente relacionadas con el medio ambiente. De hecho, el Senado de Nueva York acaba de aprobar un proyecto ley que prohíbe la minería cripto por dos años a mineros que usan carbón.

Pero hay una arista que ha sido poco tocada y es cómo estas granjas mineras afectan a quienes viven en las localidades donde estas se instalan.

Esta semana se conoció el caso ocurrido con una mina de Bitcoin en Limestone, Tennessee, Estados Unidos, a la que se le ordenó cesar sus operaciones en su ubicación actual después de que los comisionados del condado aprobaran un acuerdo de demanda presentado tras las quejas de los residentes.

El condado de Washington afirmó que la mina viola las leyes de zonificación y produce demasiado ruido, un tema que los comisionados comenzaron a tratar de abordar un año antes del acuerdo.

Dicho esto, el acuerdo permite a Red Dog, la empresa propietaria de la mina, construir una nueva en un lugar más adecuado: el Parque Industrial del Condado de Washington.

Nueva ubicación de la mina y disculpas

Finbold explica que Red Dog recibió la orden de cerrar la mina Bitcoin en Limestone dentro de los seis meses posteriores a la “energización” de las primeras unidades en su nueva ubicación del parque industrial o a más tardar el 31 de diciembre de 2024, lo que ocurra antes. El acuerdo ahora espera la aprobación de la junta directiva del coacusado de Red Dog, BrightRidge, la empresa eléctrica local.

Si esto sucede, significará el final de la demanda que el condado de Washington presentó en noviembre de 2021, en la que el condado buscaba el cierre de la mina de Bitcoin establecida junto a una subestación de BrightRidge en Bailey Bridge Road en la comunidad rural de New Salem.

El ruido producido por los ventiladores en el sitio hizo que los residentes comenzaran a presentar sus quejas este año. Para evitar problemas futuros, la nueva ubicación debe someterse a un monitoreo de ruido independiente, con sanciones si supera los 60 dB.

GRIID, la empresa propietaria de Red Dog y su codemandado, también acordó pagar al condado USD $35.000 por acre (0,4 hectárea) por el nuevo sitio de cinco acres, USD $500 por día retroactivo a septiembre de 2021 y hasta el cierre de la mina Limestone.

Durante el juicio, el CEO de GRIID, Trey Kelly, se dirigió a los residentes, dijo que la compañía no había previsto los problemas que causaría su sitio minero y se disculpó por sus problemas.

Fuentes: WJHL, Finbold, archivo

Versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. DiarioBitcoin es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.