Por Hannah Pérez  

Mientras se reparten la tercera ronda de cheques, analistas sugieren que una inyección adicional de dinero en EE UU podría ser una señal positiva para Bitcoin.

***

En medio de un retroceso en el mercado de Bitcoin, un rumor proveniente de la Casa Blanca podría impulsar nuevamente el precio de la criptomoneda hacia arriba.

De acuerdo con un reportaje de Financial Times, los asesores del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, están elaborando planes para un nuevo proyecto de financiación de USD $ 3 billones. El informe, que citó a dos fuentes cercanas, reveló que el proyecto planea impulsar la infraestructura, la energía limpia, el cuidado infantil y la educación con un cuarto paquete de estímulos.

Se rumora otro paquete de rescate para EE UU

A inicios de marzo, el Senado de Estados Unidos aprobó un tercer paquete de estímulo por la pandemia por valor de 1,9 billones de dólares estadounidenses. De ese presupuesto, cerca de USD $400.000 millones se distribuyen en forma de cheques directos a los ciudadanos por montos mínimos de USD $1.400.

Con el tercer paquete de cheques de estímulo saliendo, se rumora que el apoyo fiscal adicional espera abordar las insuficiencias estructurales que afectan a la economía del país. No obstante, el nuevo paquete de financiación podría llegar en una forma diferente a los cheques que el gobierno ha entregado hasta ahora.

El medio Bitcoinist, que reseñó la noticia, citó un tweet reciente de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La ayuda se dirige a la puerta gracias al Plan de Rescate Americano. El presidente Biden está centrado en reconstruir mejor nuestra economía y en las ideas de las que habló en la campaña. Desde la inversión en infraestructuras hasta la prestación de cuidados, pasando por asegurarse de que el código fiscal recompensa el trabajo y no la riqueza.

Se centrará en el empleo y en mejorar la vida de los estadounidenses. Está considerando una serie de opciones, alcances y tamaños de planes y lo discutirá con su equipo político en los próximos días, pero las especulaciones son prematuras, dado que el presidente Biden no tiene previsto dar más detalles esta semana“; agregó Psaki en otro tweet.

Efecto en la economía

Aunque todavía no sea información confirmada, de llevarse a cabo, la medida implicaría una nueva inyección de dinero en la economía de EE UU; independientemente de la forma en la que se termine entregando el estímulo.

En general, los analistas esperan que las inyecciones de efectivo en la economía, junto con la oferta monetaria en curso de la Reserva Federal, produzcan un aumento en la inflación, un movimiento que puede incrementar el atractivo de los activos de cobertura como Bitcoin.

De hecho, de acuerdo Bitcoinist, el compromiso del banco central estadounidense para tolerar una tasa de inflación superior al 2% -que significa que no introducirá ninguna alza de tipos para contenerla- podría ser una señal favorable para la criptomoneda.

El pasado 17 de marzo, la Reserva Federal de EE UU (FED), reiteró que las tasas de interés se mantendrán cercanas a cero y que no ven la necesidad de aumentarlas por lo menos hasta 2023. A Bitcoin podría convenirle un entorno de tasas ultrabajas, porque presionaría al dólar a la baja.

Un ejemplo de esto es el índice del dólar estadounidense, un barómetro para medir la fortaleza del dólar frente a un grupo de las principales monedas extranjeras. El índice de USD disminuyó en más del 12% desde su máximo en marzo del año pasado, justo después de que la Fed anunció su política de tasas de interés bajas. En el mismo período, la tasa de Bitcoin frente al dólar aumentó en más del 1.500%.

Frente a un escenario de devaluación del dólar, las acciones estadounidenses compradas y vendidas en la moneda también se depreciarían, lo cual no motivaría a los inversores a mantener o acceder a dichas acciones. Como resultado, las empresas con grandes sumas de capital en efectivo también enfrentarían una depreciación en el valor de sus balances.

¿Vientos a favor para Bitcoin?

Ante este escenario, Bitcoin podría continuar surgiendo como un activo de reserva para entidades y corporaciones que quieran resguardarse de los riesgos de inflación.

Desde el año pasado, un grupo de empresas de todo el mundo ya ha tomado acciones en la inversión de Bitcoin como una estrategia para resguardarse de una posible devaluación de monedas fiduciarias. Una de las más notables ha sido MicroStrategy, que ha estado encabezando los titulares de noticias tras una serie de compras de la criptomoneda.

Más recientemente, el analista y presentador de “Mad Money”, Jim Cramer, destacó que Bitcoin podría ser la solución a la inflación de EE UU. Sus comentarios surgieron después de advertir que el país estaba frente a la posibilidad de experimentar una inflación al estilo de Zimbabwe.

La opinión del presidente de la FED, Jerome Powell, no dista tanto de la de Cramer. Ayer Powell admitió que Bitcoin podía ser un sustituto del oro -aunque descartó que represente un activo útil para la reserva de valor.

Mientras tanto, un informe de CNET asegura que “existe soporte para otra ronda” de cheques de estímulos en el país norteamericano. El liderazgo de Biden, un líder demócrata, tanto de la Casa Blanca como del Senado, “debería permitirle seguir planes de gasto agresivos a pesar de la posible resistencia de los republicanos“, agregó el medio Bitcoinist.

Cabe destacar que, el año pasado, la entrega del primer paquete de estímulos coincidió con el alza del mercado de monedas digitales.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Bitcoinist.com, CNET,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash