Por Hannah Pérez  

La saga regulatoria en EE UU continúa: Después de la controversia en torno a los estrictos requisitos cripto del proyecto de ley de infraestructura, una nueva propuesta legislativa también busca endurecer medidas para el sector.

***

La administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está buscando incorporar nuevos requisitos de informes de criptomonedas en un próximo proyecto de ley de reconciliación presupuestaria de USD $3,5 billones. Así lo detalla un informe del medio Roll Call, que citó a un funcionario de la administración que prefirió no ser identificado.

Esto se produce poco después de la enorme controversia en torno a una disposición de informes criptográficos incorporada en el proyecto de ley de infraestructura que fue aprobado por el Senado a inicios de mes.

Como reportó DiarioBitcoin, el proyecto de ley de infraestructura de USD $1 billón prevé imponer normas más estrictas a los inversores del mercado de monedas digitales ampliando la definición de “intermediario” (broker) y los requisitos de informes fiscales relacionados.

Si bien el propósito de esa disposición parece enfocarse en la recaudación de USD $28 millones a partir de impuestos cripto, los expertos de la industria criptográfica han destacado que el el lenguaje es demasiado amplio y podría requerir que mineros y validadores recopilen información sobre las personas cuyas transacciones están procesando; una tarea casi imposible que podría causar el cierre o éxodo de muchas empresas del sector.

Este proyecto ahora será revisado por la Cámara de Representantes, sin incluir ninguna reforma a la disposición. Aunque, cabe señalar que, la administración -incluyendo el Tesoro de EEUU- insinuó que no está interesada en aplicar la normativa a los que no lo son actores de custodia.

Más regulación para cripto en nuevo proyecto de ley

En un proyecto de ley separado, el gobierno de EE UU quiere incluir obligaciones para que las empresas de criptomonedas proporcionen información sobre los titulares de cuentas extranjeras. Aunque, en este caso, las medidas parecen enfocarse en frenar la evasión fiscal.

En particular, el lenguaje de la nueva propuesta legislativa requeriría que los intercambios estadounidenses de criptomonedas reporten datos sobre usuarios no estadounidenses. La información podría intercambiarse con otros países para asegurarse de que los comerciantes de criptomonedas paguen impuestos.

Según el informe, la propuesta daría como resultado una nueva fuente de información que los agentes federales podrían compartir automáticamente a cambio de datos sobre los contribuyentes estadounidenses que comercian con monedas digitales en otros países. El gobierno usaría esta información para hacer cumplir las normativas tributarias.

La última propuesta fue presentada por el paquete de recaudación de ingresos del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, publicado a principios de este año. El Departamento del Tesoro bajo la administración de Biden ya ha insinuado el intercambio de información con otros países como una forma de lograr que los inversores de criptomonedas cumplan con los requisitos de impuestos.

Al respecto, el departamento federal cree que los contribuyentes aprovechan entidades corporativas extranjeras para ocultar activos e ingresos imponibles y así eludir requisitos fiscales. Para tomar medidas enérgicas, el gobierno de Estados Unidos necesita información de otros países; y para obtener esa información, debe contar con información con la cual poder comerciar. De ahí los requisitos de presentación de informes previstos en la nueva normativa.

Dichas obligaciones aún no se han incluido al borrador del proyecto de ley. El proyecto está siendo impulsado por los demócratas del Senado y aún necesitará 50 votos para pasar adelante. Cabe destacar que el marco presupuestario de USD $3,5 billones incluye fondos de inversión para preescolar universal, la mitigación del cambio climático y la sequía, la asequibilidad de la vivienda y la energía limpia.

Una propuesta del Departamento del Tesoro de EEUU

De acuerdo con Roll Call, la propuesta del Tesoro haría cumplir las nuevas reglas a partir de 2023 y se aplicaría tanto a los intercambios de criptomonedas como a los proveedores de billeteras digitales para los titulares de cuentas. Dichos proveedores de billeteras alojadas incluyen plataformas de negociación como Coinbase y Gemini

Jerry Brito, director ejecutivo del centro educativo de criptomonedas Coin Center, quien anteriormente se opuso a la disposición de informes cripto del proyecto de ley de infraestructura, acudió a Twitter para compartir su opinión en torno a las obligaciones del proyecto legislativo más reciente. 

No nos oponemos a los requisitos de presentación de informes sobre criptoimpuestos (de hecho, llevamos años pidiendo orientación sobre la presentación de informes), sino que nos oponemos a las adiciones de última hora a los proyectos de ley “que deben aprobarse” fuera del orden regular y con poca o ninguna aportación pública.

Por su parte, Jesse Powell, cofundador y director ejecutivo del renombra exchange de criptomonedas Kraken, dudó sobre si la acción era legal. A través de su cuenta TwitterPowell se preguntó por qué las agencias extranjeras simplemente no solicitan a los intercambios la información directamente, “como lo han hecho durante la última década“.

Presumiblemente, las empresas estadounidenses no están prestando servicios directamente a clientes no estadounidenses, excepto a través de subsidiarias en países extranjeros, que se comprometen localmente. 


Lecturas recomendadas


Fuentes: Roll Call, Decrypt, CryptoNews, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash