Por Hannah Pérez  

Para el Banco de España, el estudio sobre los posibles impactos de una CBDC es una prioridad. Mientras, el Banco Central Europeo señaló que para 2021 tomarán una decisión sobre la emisión del euro digital.

***

El Banco de España, la institución financiera que rige las políticas monetarias del país, informó que el estudio de las monedas digitales es una de las prioridades contempladas en su plan estratégico para los próximos años.

El principal supervisor del sistema bancario español, junto con el Banco Central Europeo, dio a conocer su plan estratégico de 2020 a 2024. El documento publicado por la institución detalla las prioridades para los próximos cuatro años, estableciendo la transformación digital como una de sus principales objetivos estratégicos.

Además de analizar las políticas y tendencias del Banco Central Europeo (BCE) dentro de la economía española, el Banco de España está trazando un plan para estudiar las repercusiones, beneficios y posibles riesgos de la utilización de tecnologías avanzadas; incluyendo el estudio de una moneda digital de banco central (CBDC).

Moneda digital: Prioridad para el Banco de España

Según se puede leer en el informe, el nuevo plan estratégico surge como una respuesta en materia económica y monetaria ante la crisis por COVID-19.

La crisis actual se produjo en un momento de cambios globales de gran alcance, con implicaciones económicas y financieras muy importantes que requieren un estudio continuo, a saber: la digitalización de las economías, el cambio climático y la transición energética…

En este sentido, el plan también dice que estudiará el efecto de las tasas de interés negativas en los bancos, las tensiones relacionadas con el coronavirus en los mercados y otras áreas. Asimismo, el informe contiene todo un capítulo titulado “Nuevas tecnologías y fuentes de información“, que está dedicado al plan de transformación digital y establece como prioridad investigar las bondades de una CBDC.

La transformación digital de la economía y la sociedad, y las nuevas posibilidades que ofrece el progreso tecnológico, plantean importantes retos tanto para el sector financiero como para las funciones encomendadas al Banco de España. En este sentido, no sólo es importante analizar y comprender los cambios que se están produciendo en el sistema financiero, sino que es imprescindible avanzar en la inclusión de dichos cambios en los análisis e investigaciones que se llevan a cabo en áreas como la política monetaria, la estabilidad financiera, así como en la identificación y seguimiento de los riesgos bancarios“.

Si bien el documento no entra en mayor detalle sobre sus esfuerzos para la creación de una moneda digital en España, señala que en 2020 y 2021, entre los aspectos prioritarios a investigar relacionados con esta área figuran:

“Se analizarán las implicaciones para el sistema financiero y la economía en su conjunto de la introducción de una moneda digital del banco central, considerando diversas propuestas de diseño e incluyendo aspectos relacionados con la identificación digital”.

Banco Central de Europa decidirá sobre el euro digital en 2021

Cabe destacar que España no cuenta con una moneda fiat propia; como miembro de la Eurozona, el país ha estado utilizando el euro desde 2002, dejando atrás la peseta española.

Aunque después de 18 años, España no ha logrado la total eliminación de la emblemática peseta, es muy improbable que el Banco de España esté planeando la emisión de una peseta digital. En cambio, el banco español se está insertando en el ambicioso plan del BCE para la creación de un euro digital que sirva a todos los países europeos.

Bajo la dirección de Christine Lagarde, el Banco Central Europeo manifestó su interés en las monedas digitalesHace unas semanas, el banco publicó un extenso informe analizando numerosos aspectos sobre la emisión de un euro digital. Al mismo tiempo, anunció una consulta pública para valorar en detalle los beneficios y retos que se esperan de una CBDC.

En esta nueva era, un euro digital garantizaría que los ciudadanos de la zona del euro puedan mantener el libre acceso a un medio de pago simple, universalmente aceptado, seguro y confiable”, señaló el BCE. “Un euro digital no pretende reemplazar el efectivo, sino complementarlo. Juntos, brindan a las personas más opciones sobre cómo pagar y les facilitan hacerlo, lo que aumenta la inclusión financiera“.

Las declaraciones del banco hicieron eco a los comentarios de Lagarde, quien en el pasado había señalado que “el euro pertenece a los europeos y nuestra misión es salvaguardarlo”.

Una vez culminada la consulta pública, la autoridad monetaria de la zona del euro -integrada por el BCE y los bancos centrales nacionales de la eurozona- decidirá a mediados de 2021 sobre si se lanzará el proyecto de un euro digital o no.

Preparados para afrontar desafíos tecnológicos

De momento, el proyecto del BCE aún se encuentra en fase temprana. No obstante, las instituciones monetarias locales están empezando a trabajar en el concepto del euro digital, iniciando la experimentación práctica sobre posibles diseños, e incluso discutiendo con posibles partes interesadas y socios internacionales.

De hecho, el desarrollo de algunas pruebas ya está en marcha en España, según reseñaron diversos medios de noticias nacionales. A mediados de este año, cinco renombrados bancos españoles llevaron a cabo una prueba de concepto para probar el uso de Blockchain en el ámbito de pagos interbancarios.

Sin embargo, cabe señalar que el proceso de desarrollo del proyecto europeo no será inmediato; de recibir luz verde, la emisión de un euro digital no ocurrirá en 2021. El mismo BCE ha reconocido que desarrollar una moneda digital segura, accesible y eficiente “llevaría tiempo“. Además, tampoco se ha concretado del todo si la posible CBDC estaría basada en tecnología Blockchain.

En general, tanto el Banco de España como el BCE coinciden en que las “tecnologías puede mejorar los servicios que presta el banco central“; y que la moneda oficial europea debe estar preparada para afrontar los nuevos desafíos de la digitalización financiera.

Sea como sea, parece que España y la Unión Europea no planean quedarse atrás en la carrera por la emisión de monedas digitales.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Informe Banco de España, Decrypt, Diario de Sevilla, Genbeta,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay