Por Editor DiarioBitcoin  

El director del Banco de Pagos Internacionales pidió que las criptomonedas estén sujetas a más regulaciones. 

***
Agustín Carstens, director del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) pidió aún más regulaciones a las criptomonedas pues cree que estas son una herramienta para eludir las leyes financieras.

En una entrevista con CNBC hoy, el gerente general del BIS identificó el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo como áreas que requieren regulaciones cripto más sólidas.

Los comentarios de Carstens se producen a pesar de varias investigaciones que han determinado que el uso por parte de delincuentes es apenas una pequeña proporción del comercio mundial de criptomonedas, y que además el dinero sucio fluye con comodidad en el sistema bancario tradicional.

Pero otras autoridades tienen posiciones similares a la de Carstens y relacionan criptomonedas y delito. Es el caso de la secretaria del Tesoro de EE UU, Janet Yellen. 

Para Carstens: criptomonedas son igual a crimen

Según Carstens, las criptomonedas tienen notoriedad por ser instrumentos de actividades delictivas debido a la naturaleza seudo-anónima de las transacciones de moneda virtual.

Sin embargo, y contrario a las palabras de Carstens, muchas  firmas de inteligencia de Blockchain continúan trabajando con reguladores y agencias de aplicación de la ley para brindar capacidades robustas de cripto-forense. De hecho, la naturaleza rastreable de las transacciones de Bitcoin  permitió a las fuerzas del orden de los EE. UU. localizar y cerrar una red mundial de pornografía infantil en octubre de 2019, recuerda Cointelegraph. También gracias a la moneda se logró desmantelar una red de pornografía en España en 2020.

Asimismo, numerosos vendedores de narcóticos de Darknet que adoptan pagos con criptomonedas han sido detenidos y juzgados en muchos países del mundo.

No son amenaza

Pero al mismo tiempo, el gerente general del BIS argumentó que él considera que las criptomonedas no son una amenaza para el establishment financiero global.

Carstens agregó que no veía el camino a seguir para el dominio criptográfico global, y agregó que las monedas virtuales aún no han logrado ningún progreso significativo en términos de ser utilizadas como dinero.

Además se refirió a las stablecoins, afirmando que los tokens vinculados a moneda fiduciaria podrían tener casos de adopción limitados y descartando cualquier amenaza general a las monedas fiduciarias soberanas respaldadas por el banco central.  Carstens destacó los problemas regulatorios asociados con proyectos como Diem, y dijo que dichos tokens requerirán leyes especializadas para garantizar que sean “aptos para su propósito”.

Como hemos contado, no es la primera vez que Carstens habla mal de las cripto.

En enero de este año dijo que Bitcoin era cada vez más vulnerable.  En ese momento, lo llamó un activo especulativo y no dinero.

Antes de eso, en 2019, dijo que los bancos centrales podrían emitir monedas digitales “más pronto de lo que pensamos”.  Bueno, no ha sido tan pronto.

Fuentes: CNBC, Cointelegraph, archivo

Traducción y versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash