Por Hannah Pérez  

La plataforma prometía ser la próxima Uber Eats, pero basada en criptomonedas. Fue promovido por influencers e incluso lanzó una fiesta en Londres antes de esfumarse de Internet. 

***

Algunos dirán que los estafadores solo tienen apetito para una cosa: el dinero, y rápido. Dentro del mundo de las criptomonedas esto no es muy diferente. Todas las semanas un nuevo cripto-scam logra engañar a los inversores menos experimentados y, a veces, incluso, a las personas más influyentes.

Crypto Eats, una startup que se promocionaba como la próxima sensación entre las aplicaciones de entrega de comida, desapareció después de embaucar a sus usuarios por medio millón de dólares. La plataforma falsa, que regaló camisetas, encontró el apoyo de influencers e incluso lanzó una fiesta antes de esfumarse, es posiblemente una de las historias de fraude cripto más elaboradas de los últimos tiempos.

Con supuesta sede en Reino Unido, la plataforma prometía ofrecer un servicio de reparto de alimentos a domicilio similar a UberEats; solo que con la diferencia de que los usuarios tendrían la opción de pagar con criptomonedas. El proyecto también incluía un token nativo, denominado EATS.

Una estafa demasiado elaborada

La empresa emitió un comunicado que parecía legítimo anunciando el lanzamiento de su token, y asegurando el respaldo de varios inversores. Sin embargo, todo resultó ser una mentira. Después de llevar a cabo una primera venta de tokens, CryptoEats desapareció llevándose el dinero de los inversores. El medio de noticias VICE reportó primero.

Como muchas estafas exitosas, la puesta en marcha de CryptoEats tenía muchos elementos que la hacían parecer un negocio legítimo. Un comunicado de prensa aseguraba que la empresa había recaudado USD$ 8 millones en una ronda de financiamiento. El aviso también afirmaba acuerdos con McDonald’s y otros restaurantes conocidos, y además decía haber contratado a muchos repartidores. El medio de noticias CryptoNews citó un extracto del comunicado:

Crypto Eats pronto se enorgullecerá de anunciar su llegada más temprano que tarde, ya que apunta a ser lanzado a principios de 2022 o antes de que finalice el cuarto trimestre de 2021.

El portal web de Yahoo Finance!, y servicio GlobeNewswire, que es utilizado por muchas compañías de tecnología legítimas para publicar anuncios de prensa, publicaron la nota. Sin embargo, para el momento de edición, dicho comunicado se ha eliminado de ambos portales.

De acuerdo con VICE, la startup garantizaba estar basada en un “software implementado Blockchain basado en algoritmos“, lo que le garantizaba competir de frente con servicios populares como Uber Eats y Delivaroo. La plataforma tenía un portal web y sus respectivas cuentas de redes sociales, como todos los negocios del siglo veintiuno, y mencionaba a un supuesto fundador, de nombre Wade Phillips.

CryptoEats también afirmaba que tendría “cientos de restaurantes para elegir” y prometía características inusuales, como la posibilidad de que los usuarios solicitaran artículos de diferentes restaurantes en un solo pedido. Las promesas incluían la entrega de café “en cinco minutos“, un aporte de pensión a los potenciales trabajadores y hasta salario fijo. 

Influencers promocionaron Crypto Eats

Más allá del supuesto capital recaudado y las promesas del comunicado, la aplicación logró ser promocionada por varios influencers. El DJ Charlie Sloth, que tiene un millón de seguidores en Instagram, promocionó la compañía y su aplicación, según VICE. También el tiktoker y entrenador personal, hstikkytokky, recomendó la empresa y anunció a sus 387.000 seguidores sobre el lanzamiento del token.

La moneda se lanzará el 17 de octubre. Todo lo que digo es que uses tu cerebro. Tienen más dinero del que saben qué hacer[…] En una semana, en un mes, en dos meses, esa empresa podría convertirse en la aplicación de entrega de comida a domicilio más grande del Reino Unido, y aún no se ha incluido en la lista.

Joey Essex, una celebridad de programas de televisión, también promocionó la estafa. La mayoría de los influyentes ha recurrido a las redes sociales para lamentarse de la situación. Ninguno de los informes reveló cuánto dinero se pagó a los influencers por publicar el contenido promocional.

Según los reportes, la startup incluso consiguió que los promotores usaran uniformes de entrega con la marca Crypto Eats en sus videos y también celebró su propio evento de lanzamiento. La compañía falsa contrató a personas para usar sombreros, camisas y llevar bolsas con la marca en los videos y aparentemente organizó una fiesta en Londres, donde tenían las bicicletas que utilizarían los repartidores con la imagen de CryptoEats, reportó VICE.

Nada es verdad: timadores se van con USD $500.000

A pesar de toda la parafernalia, nada era real.  De hecho la identidad del supuesto fundador Wade Phillips ni siquiera existe, según los informes. Como tal, las promesas del proyecto se desvanecieron poco después del lanzamiento del token EATS.

De acuerdo con los registros de Blockchain, la dirección de billetera de los desarrolladores de Crypto Eats transfirió aproximadamente USD$ 500.000 en Binance Coin (BNB) a varias billeteras justo antes de que el proyecto desapareciera por completo de Internet sin lanzar la aplicación prometida. El sitio web de CryptoEats y sus cuentas de redes sociales salieron de línea rápidamente poco después.

Tras su lanzamiento, el token EATS Coin, basado en Binance Smart Chain, presentó una falla cuando los usuarios intentaban cambiar la moneda a través del intercambio descentralizado PancakeSwap; según las denuncias de usuarios

Con suerte, todo el asunto podría servir como lección. Aunque el proyecto parecía tener una idea sólida de fondo, y sin duda sus miembros se preocuparon para que luciera como un proyecto legítimo, habían algunas señales de alerta. Además de las promesas un tanto exageradas, el lenguaje de los comunicados de prensa -redactados en un inglés deficiente- pudo servir de advertencia a los usuarios. 


Lecturas recomendadas


Artículo versionado de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash