Por Editor DiarioBitcoin  

Una nueva encuesta de Nickel Digital Asset Management encontró que la mayoría de los inversores institucionales que ya tienen Bitcoin planean aumentar su exposición al activo.

***

Más del 85% de los inversores institucionales que tienen Bitcoin planean aumentar su inversión en la moneda, muestra una encuesta reciente difundida por el medio Decrypt.

Como conclusión, los inversores institucionales consideraron a Bitcoin como una cobertura contra la inflación generalizada y la degradación de la moneda fiat.

Más del 85% de los inversores institucionales que poseen Bitcoin y otras criptomonedas en la actualidad revelaron que planean aumentar su asignación a la clase de activos durante los próximos dos años, según la encuesta.

La encuesta, hecha por el fondo criptográfico Nickel Digital Asset Management con sede en Londres y difundida por el medio Decrypt, registró las respuestas en enero de 2021 de 50 administradores de patrimonio y 50 inversores institucionales, con un total de USD $ 110 mil millones bajo administración entre todas, con sedes en países como Alemania, Suiza, EE. UU. y el Reino Unido.

La mayoría de los inversores encuestados dijeron que esperan que Bitcoin y otras criptomonedas crezcan significativamente en valoración en los próximos años. El 21% de los inversores dijo que Bitcoin continuaría aumentando drásticamente en 2021, mientras que el 56% dijo que aumentaría solo ligeramente.

Cobertura

La oportunidad de obtener mayores rendimientos mediante la inversión en Bitcoin fue un factor clave para los encuestados. El 40% consideró a Bitcoin como una cobertura contra la inflación generalizada e incluso la degradación de la moneda fiat.

“También hay un optimismo creciente sobre la mejora de la infraestructura del sector, y esto también dará lugar a que más inversores convencionales entren en este mercado”, añadió Anatoly Crachilov, cofundador y director ejecutivo de Nickel Digital, en un comunicado de prensa.

Crachilov advirtió que la volatilidad de Bitcoin probablemente continuaría, pero que se espera ese comportamiento para una nueva tecnología en la etapa inicial de su curva de adopción. “La acción del precio para tales activos nunca debe ser una línea recta”, dijo.

“Solo los inversores profesionales con una visión a largo plazo de la tecnología subyacente deberían tener exposición a esta clase de activos”, dijo Crachilov, y agregó que también necesitan “niveles de tolerancia de alto riesgo”.

En relación con esto, si bien el crecimiento en un año ha sido mayúsculo para Bitcoin: de USD $4.000 por estas fechas en 2020, a USD $56.000, hay que recordar el retroceso que tuvo entre diciembre de 2017 (su récord anterior a 2020) a 2018 cuando la cripto se desplomó. Es decir, se necesita que el inversor tenga claro los vaivenes, la volatibilidad de la moneda.

Con solo 1% de asignación

Sin embargo, para Nickel, Bitcoin sigue siendo una oportunidad. El fondo dijo que una asignación del 1% a Bitcoin dentro de una cartera bien diversificada durante un período de ocho años (diciembre de 2012 a diciembre de 2020) mostró que el activo funcionaba como un instrumento diversificado no correlacionado, como parte de una cartera más grande.

“Dicha asignación ofreció una importante contribución a la rentabilidad, sin imponer un impacto negativo sobre las características de riesgo”, concluyó el fondo.

Vale señalar que ya se ha demostrado, con los hechos, que muchos inversores institucionales no se han conformado con invertir una vez, sino lo han hecho varias en pocos meses. Quizás el mayor ejemplo es MicroStrategy, que ha estado comprando cripto semana a semana y ya tenía, al 5 de marzo, fondos sobre los USD $4,3 mil millones en BTC. Otra que ha seguido comprando es Square, la compañía de pagos de Jack Dorsey.

Fuentes: Decrypt y archivo

Traducción de DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay