Por Angel Di Matteo   @shadowargel


También se extiende la prohibición a Tether de servir como prestamista a Bitfinex por otros 90 días.

***

El juez Joel M. Cohen, adscrito a la Corte Suprema de Nueva York y responsable del caso contra Tether y Bitfinex, rechazó los alegatos de desestimación presentados por las compañías antes mencionadas y ratificó que estas deben consignar la documentación solicitada por la Oficina del Fiscal General (NYAG) en 2019.

Así lo indicó el juez Cohen durante la audiencia celebrada el día de ayer, en la cual rechazó los alegatos interpuestos por el abogado representante de Tether y Bitfinex, Charles Michael, quien aseguró que la solicitud de la fiscalía era muy vaga y que no había una clara delimitación, ya que bien podría referirse a todos los respaldos asociados con las operaciones de las empresas desde su creación hasta la fecha. Además, indicó que el hecho de que estas sigan operando es sinónimo de su buen actuar ante las leyes vigentes.

Por su parte, la NYAG indicaba que desde 2019 Tether y Bitfinex se han negado a proveer la información solicitada, pasando más de un año para cumplir con dicha solicitud. Cohen abrió la audiencia ratificando los señalamientos de la fiscalía, alegando que las acciones de las empresas antes mencionadas han limitado el alcance de las investigaciones respectivas

Aunque no hay una fecha establecida para que las empresas consignen los documentos, el juez extendió una orden judicial por 90 días para que Tether no pueda prestar fondos a Bitfinex.

Una solicitud difícil de cumplir

Ante la decisión del juez, Michaels aseguró que para las empresas es imposible cumplir con la solicitud, porque la NYAG solicitó literalmente “todos los documentos” asociados con las operaciones de la stablecoin USDT.

Por su parte, John Castiglione, asesor legal senior de la NYAG, respaldó el señalamiento de Cohen y aseguró que la fiscalía no está solicitando todos los documentos asociados con las transacciones, por lo que solo desean la información comercial y la relacionada con los pedidos, así como registros de las compras, declaraciones de impuestos y extractos de cuentas bancarias, los cuales a su modo de ver son básicos para garantizar sus operaciones comerciales.

En cuanto a la orden que impide a Tether servir de prestamista para Bitfinex, Castiglione justificó que las empresas aún no justifican lo ocurrido con unos USD $600 millones transferidos entre ambas compañías. La fiscalía desconoce el destino de los fondos y la necesidad del préstamo en cuestión, y que mantener vigente esta norma no debería afectar a las compañías asociadas si estas operan plenamente bien como lo han indicado a lo largo del proceso.

Desestimando los señalamientos

Ante lo antes expuesto, Michael aseguró que ya los alegatos presentados por la fiscalía en 2019 no aplicarían en la actualidad, por lo que no hay razones para pensar que una deba ayudar a la otra a la luz del buen desempeño económico que han tenido estas por separado.

También señalo que el público y el mercado confían tanto en Bitfinex como Tether, sobretodo por la adopción vista y por el hecho de que existen USDT 15.000 millones en circulación:

Nadie está en riesgo, no hay ninguna acusación de que alguien haya intentado mover o intercambiar sus fondos y se presentase un problema. No hay riesgo, cualquier irregularidad que pudiese haber existido hace 17 meses ya no existe.

Por lo pronto, las partes deben pautar la entrega de los documentos, y la NYAG tendrá hasta el final de los 90 días de la extensión de la medida para indicar si ya cuenta con la información necesaria para dar continuidad al caso.


Lecturas recomendadas


Fuente: CoinDesk / TheBlockCrypto

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Pixabay

?