Por Angel Di Matteo   @shadowargel

La reducción del volumen comercial de Bitcoin, de la mano con la caída en el precio de las principales criptomonedas se produce en el marco del aumento de los niveles inflacionarios en la economía estadounidense ¿Habrá algún tipo de relación entre estos acontecimientos?

***

Caída en el volumen comercial de Bitcoin

Un informe recientemente publicado por la firma Arcane Research reveló que, el volumen de operaciones comerciales de Bitcoin cayó a nuevos mínimos el pasado fin de semana, justo en el marco de la caída vista en los precios de la principal moneda digital.

Al respecto, el informe refleja que el volumen promedio diario de Bitcoin (BTC) comercializado oscilaba el pasado fin de semana entre los USD $18.000 millones y USD $22.000 millones, cifra que cayó entre un 10% y un 20% con respecto a lo visto el pasado 3 – 4 de julio.

Junto con esta reducción en los volúmenes comerciales de Bitcoin, también se suma que ha caído la volatilidad vista en torno a sus precios, ya que el precio parece establecerse entre los USD $30.000 – USD $33.000 por unidad, precios vistos por última vez a finales de enero de este año, momento en el que la moneda digital iba al alza marcando nuevos máximos históricos. Como tal, de cara al último mes, la cotización de la principal moneda digital cayó más de un 12%.

Para el momento de edición, cada Bitcoin se cotiza en un promedio de USD $32.664 por unidad, con una caída del 1,42% en las últimas 24 horas.

Precio de Ethereum cae por debajo de los USD $2.000 por unidad

Otro acontecimiento importante que tuvo lugar hace pocas horas fue la caída en el precio de Ethereum (ETH), la segunda moneda digital con mayor capitalización de mercado, la cual baja de los USD $2.000 por unidad este 13 de julio.

Así lo revelan datos publicados en diversos índices de precios, los cuales señalan que Ethereum se cotiza para el momento de edición en unos USD $1.941 por unidad, con una caída del 4,57% en las últimas 24 horas. Sin embargo, visto desde una perspectiva semanal, la baja ha sido mucho más profunda, ya que en los últimos siete días hablamos de una reducción del 15,9%.

Si bien la evolución de Bitcoin generalmente hace sentir su efecto sobre la cotización de las principales monedas digitales, diversos analistas señalan que Ethereum estaría guardando una correlación más estrecha con la principal moneda digital, en especial por el creciente interés institucional que comienza a surgir en relación a la criptomoneda, a la cual comienzan a percibir como un buen activo de inversión justamente por sus propiedades asociadas.

Otro aspecto destacable con respecto a Ethereum es el hecho de que el próximo mes de agosto vendrá a lugar una actualización muy importante para la red, la cual dotaría a la moneda digital de propiedades deflacionarias que reforzarían aún más su valor comercial. Aunque analistas esperan que esta medida haga sentir su peso positivamente sobre la cotización de la criptomoneda, pareciera que hay otros aspectos que están presionando a la baja su precio y el de Bitcoin.

Aumenta la inflación en EE UU

Quizás el acontecimiento más destacable citado en los últimos días tiene que ver con el aumento de los niveles inflacionarios registrados por la economía estadounidense este mes, los cuales llegaron a máximos que no se veían desde el año 2008.

Al respecto, un informe publicado el día de hoy por la agencia de noticias EFE reveló que la inflación interanual en EE UU subió al 5,4%. Datos reportados por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) indican que esto se vio impulsado principalmente por el aumento en el costo de los vehículos de segunda mano (10,5%) y en la gasolina (2,5%).

Para el presidente de la Reserva Federal de EE UU, Jerome Powell, este era un efecto esperado tras las medidas económicas implementadas por el organismo para respaldar a la economía local, con lo cual se fijaron las tasas de interés bancario cercanas al 0% mientras que el organismo invertiría grandes cantidades de capital para recomprar los bonos soberanos, medidas que mantendría por lo menos hasta el año 2023.

Sin embargo, la próxima reunión de la FED vendrá a lugar en dos semanas, donde se debatirán sobre temas asociados con las políticas monetarias y las preocupaciones sobre la evolución de la economía local, en especial a razón del aumento presente en los niveles inflacionarios, a pesar de que otros indicadores económicos también muestran una evolución positiva desde la llegada de la pandemia en 2020.

Se recienten los mercados tradicionales

A la par que crecen las preocupaciones por el aumento de los niveles inflacionarios, los principales mercados también reaccionaron a la baja cerrando la jornada con ciertas pérdidas.

Los índices NASDAQ, Dow Jones y S&P500 cerraron con caídas entre comprendidas entre un 0,35% y un 1,76%, reflejando cierto temor entre los inversionistas tras los recientes reportes sobre el aumento de los niveles inflacionarios.

Si bien aún es muy pronto para hacer proyecciones sobre la evolución del mercado, analistas coinciden en que la incertidumbre puede jugar en contra de la evolución de los principales mercados, tal cual como ha ocurrido en otros momentos en los que los inversionistas han recurrido a otros activos refugio para protegerse de una eventual caída. Tal parece que ocurrió algo similar con el precio del oro, el cual a pesar de la caída vista en los últimos días, reaccionó positivamente este 13 de julio al capitalizar un aumento del 0,23%.

Criptomercados y su relación con los mercados tradicionales

Por último, aunque para muchos pueda parecer que la relación entre los mercados tradicionales y el de las criptomonedas parezca inversamente proporcional, lo cierto es que ante situaciones de orden macroeconómico parecen comportarse de forma similar, aunque este último suele ser mucho más volátil por la naturaleza de estos activos.

Tengamos presente que esto se puso en evidencia de forma palpable en marzo de 2020, momento en el que la Organización Mundial de la Salud hizo la declaración oficial de pandemia global por COVID-19. En ese momento, tanto las criptomonedas como los mercados bursátiles registraron una pronunciada caída en los días de mayor incertidumbre, pero las monedas digitales se recuperaron rápidamente en los días venideros y tuvieron un desempeño notablemente bueno en el corto plazo.

Pese a que hay analistas quienes sostienen que estamos en presencia de un invierno cripto, las perspectivas a largo plazo aún parecen muy prometedoras, en especial si el panorama económico internacional sigue resintiéndose con los efectos inflacionarios que afectan a las principales monedas de curso legal.


Lecturas recomendadas


Fuente: Cointelegraph, NewsBTC, Portafolio, Decrypt

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash