Ethereum 101 – Invertir en Ethereum

Puede que usar Ethereum parezca intimidante pero realmente podría valer la pena.

Si el imparable mundo de la computación se desarrolla de acuerdo a lo planeado, el uso de Ethereum podría proveer alternativas al uso de las plataformas de Facebook, Google, etc que las personas usan día a día (como se explica en el apartado “Entendiendo Ethereum”.

Ethereum no es tan intuitivo como las webs que conocemos hoy en día pero aun así cualquiera con una computadora o teléfono inteligente puede probar la plataforma siempre que posean “ethers” (piezas únicas de código que permiten actualizar los libros mayores del blockchain. Para esto el primer paso es tener una cartera Ethereum:

Carteras (wallets) Ethereum:

Se necesita un lugar seguro para almacenar tus ether (o al menos un lugar para almacenar tus claves privadas). Aquí es importante advertir que perder una clave privada es mucho más serio que perder una “password”, si se pierde una clave privada se pierden los ether para siempre. Al remover terceras partes de confianza para verificar las transacciones también se remueven los servicios al cliente que ayuden a recuperar claves secretas.

Una vez aclarado esto, podemos hablar de las diferentes opciones de carteras para almacenar criptomonedas: carteras de escritorio, carteras web/móviles, carteras hardware (dispositivo físico) y carteras de papel.

  1. Carteras de escritorio (desktop wallets): Se ejecutan en tu PC o laptop. Una opción es descargar un cliente Ethereum (una copia de un blockchain entero de Ethereum). Hay pocos clientes escritos en diferentes lenguajes de programación y con diferentes compensaciones de rendimiento.
  2. Carteras Móviles: Clientes móviles o «clientes light”, requieren descargar menos data para conectarse a la red y hacer transacciones, por este encajan mejor para descargar en el teléfono inteligente.

Este “cliente light” es más conveniente pero no el más seguro. Los clientes Ethereum completos ofrecen formas más seguras de recibir las transacciones porque no necesitan confiar en “mineros” o nodos para enviarles información precisa – ellos validan las transacciones por si mismos.

Almacenar las claves privadas en un dispositivo que no está atado a Internet (un método conocido como «almacenamiento en frío») es más difícil de hackear y es mejor utilizarlo para almacenar grandes cantidades de ether.

Sin embargo, el método no es tan fácil de usar como cuando ether se almacena en un teléfono inteligente o una computadora conectada a Internet.

  1. Carteras de hardware: Las carteras de hardware, que a menudo pueden ser tan pequeñas como el tamaño de un dedo o dos, posiblemente ofrecen lo mejor de ambos mundos. Estos dispositivos son más seguros pues a menudo se pueden desconectar de Internet y pueden firmar transacciones sin estar en línea.

Pero, de nuevo, este sistema similar a una caja de depósito, no es una buena opción si desea utilizar el ether con frecuencia o en movimiento.

  1. Carteras de papel: Otra opción de almacenamiento en frío es imprimir o escribir a mano con cuidado una clave privada en una hoja de papel, una «cartera de papel», y guardarla en algún lugar seguro como una caja de depósito. Las herramientas en línea pueden generar pares de claves directamente en su computadora, no en los servidores de un sitio web, lo que podría dejar las claves vulnerables si el sitio es hackeado.

También es posible generar claves utilizando la línea de comandos, siempre que tenga instalados los paquetes criptográficos necesarios para su idioma preferido.

Pero como ya dijimos, recuerde que si pierde su clave privada esta se pierde para siempre. Por lo tanto, la mejor práctica es dedicar un tiempo adicional a crear múltiples copias de la clave privada y guardarlas en diferentes ubicaciones seguras, en caso de que una se pierda o se destruya.

 

Comprar ether:

La obtención de ether varía según el país, o al menos según la moneda. Hoy en día existen muchas casas de cambio que permiten comprar la moneda e incluso intercambiarla por otras criptomonedas. Consulta nuestro enlace de Exchanges para revisar el listado de las principales casas de cambio.

Una vez que tenga ether puede enviarlo directamente a otra persona (‘peer-to-peer’) al igual que otras criptomonedas mediante el uso de las carteras.

Adaptado del original en Coindesk y Wikipedia

 

¿Qué se puede hacer con Ether?

Hasta ahora el sistema de carteras y el sistema de compra de la moneda Ether le debe sonar familiar al lenguaje empleado con Bitcoin, pero las aplicaciones Ethereum son muy diferentes.

Los usuarios que poseen ether pueden unirse o crear contratos inteligentes (código que ejecuta automáticamente los términos de un acuerdo para que no tenga que depender de un tercero) y los paquetes o conjuntos de contratos inteligentes se pueden usar para crear aplicaciones descentralizadas (‘dapps – Descentralized Apps’), las cuales puedes usar o simplemente unirte a ellas.  

A día de hoy se han propuesto muchos usos para la plataforma Ethereum, incluidos los que son imposibles o inviables. Las propuestas de casos de uso han incluido finanzas, internet de las cosas, productos “de la granja a la mesa”, abastecimiento de electricidad y precios, y apuestas deportivas. Ethereum ha sido desde 2017 la plataforma líder de blockchain para proyectos de ofrecimiento inicial de monedas, con más del 50% de participación de mercado.

 

Para Enero de 2018 habían más de 250 dapps en vivo y cientos más en desarrollo. Algunos ejemplos de aplicaciones incluyen: algoritmos de firma digital, fichas titulizadas, gestión de derechos digitales, financiación colectiva, mercados de predicción, remesas, juegos de azar en línea, plataformas de redes sociales, intercambios financieros y sistemas de identidad, etc.