criptomonedas-nube-palabrasCriptomonedas Stablecoins 

Cripto-Diccionario: Diferencia entre criptomonedas, monedas virtuales y monedas digitales


¿Es el nuevo activo digital de JPMorgan una criptomoneda o una stablecoin? Un diccionario de términos para principiantes y avanzados del mundo cripto.  ***

Lleno de terminología compleja, el mundo de las criptomonedas puede ser desalentador en el mejor de los casos. Términos como criptomonedas, monedas digitales, stablecoin, token, y otros, se repiten con frecuencia en los medios de noticias criptográficos. Varios términos que a menudo se usan indiscriminadamente pero que en realidad no significan lo mismo.

La semana pasada, las cosas se volvieron aún más confusas cuando JPMorgan anunció el lanzamiento de su propia moneda digital, la cual, según varios expertos se asimila más a una stablecoin que a una criptomoneda.

Con esto en mente, presentamos un manual sobre las diferencias entre algunos de estos términos. Con suerte, al final podamos entender a qué hacen referencia los expertos cuando usan estas palabras.

Las monedas digitales

La moneda digital es el término general utilizado para describir todo el dinero electrónico. Al hablar de monedas digitales se incluyen tanto la moneda virtual como la criptomoneda. Esta bien puede ser regulada o no.

La moneda digital está disponible únicamente, como su nombre lo dice, en forma digital o electrónica. A diferencia de un billete de dólar, es intangible. Las monedas digitales, que solo pueden ser adquiridas y gastadas usando billeteras electrónicas o redes conectadas designadas, también son comúnmente llamadas dinero digital, o cyber cash.

La falta de intermediarios significa que las transacciones son típicamente instantáneas y no incurren en ninguna comisión, o estas son muy bajas.

Según este criterio, tanto Bitcoin como la moneda de JPMorgan se clasificarían como monedas digitales. En el caso de la segunda, porque se utiliza en línea, y su uso previsto es transferir fondos entre el gigante financiero y sus clientes.

Las monedas virtuales: o tokens de videojuegos

Las monedas virtuales, o tokens, son un tipo de moneda digital, normalmente controlada por sus creadores y utilizada y aceptada por los miembros de una comunidad virtual específica. El caso más común es el de los videojuegos.

Aquí es donde puede ser un poco confuso: todas las monedas virtuales son digitales (solo existen en línea). Pero no todas las monedas digitales son virtuales, ya que muchas existen fuera de entornos virtuales específicos.

Esencialmente, la moneda virtual es una representación del valor monetario emitido, gestionado y controlado por emisores privados para la transacción de pagos entre iguales. A veces están representados en términos de tokens y pueden no estar regulados, como las monedas o billetes de un banco.

El hecho de no estar restringidas a una institución financiera y ser de uso público puede provocar la variación irregular en sus precios. De aquí que muchos consideren a Bitcoin una moneda virtual, pero para la gran mayoría está más caracterizada en la clasificación de criptomoneda.

Entonces: ¿qué es una criptomoneda?

El prefijo ‘cripto‘ de la palabra ‘criptomoneda‘ hace referencia al hecho de que se utilizan muchos algoritmos de encriptación y técnicas criptográficas para garantizar su seguridad en toda la red. Este nivel de seguridad también hace que las criptomonedas sean difíciles de falsificar. Una diferencia clave que las distingue de las monedas virtuales.

Muchas criptomonedas operan como sistemas descentralizados basados en un Blockchain sin necesidad de un tercero, como un banco central o una compañía de tarjetas de crédito. En este caso, las transferencias entre pares se facilitan mediante el uso de claves privadas y públicas.

A diferencia de la creencia popular, las transacciones realizadas con criptomonedas sí pueden ser rastreadas en Blockchain. Solo que, similar al dinero en efectivo, resulta completamente anónimo ya que las transferencias en criptomonedas no cuentan con un registro de identidad de los usuarios.

Cabe señalar, sin embargo, que algunas criptomonedas son menos privadas que otras. Por ejemplo, Dash, ZCash y Monero son mucho más difíciles de rastrear que Bitcoin.

Por último, la fluctuación de sus precios se debe únicamente a que su valor se basa únicamente en la oferta y la demanda.

¿Y las stablecoins qué son?

Una “stablecoin” o moneda estable, según definición de la reviste Fortune, es una criptomoneda cuyo valor está ligado a activos estables como el oro, el dólar o el euro. Es una divisa global, pero no está sujeta a un banco central y tiene baja volatilidad.  Asimismo, suele tener -como dice su nombre- un precio estable en relación con la moneda a la que están atadas.  La más conocida de todas es Tether, que equivale a un dólar. Pero en el último año aparecieron muchas más, como USD Coin, TrueUSD, Paxos, entre otras.

La JPM Coin: ¿stablecoin o criptomoneda?

Para algunos expertos del ecosistema criptográfico la nueva moneda digital anunciada por el gigante bancario JPMorgan, la JPM Coin, podría asimilarse más a una stablecoin que a una criptomoneda.

Uno de los argumentos para esta teoría es que la moneda del banco estaría respaldado por dólares estadounidenses. Una característica que la haría más estable en su valor que criptomonedas como Bitcoin.

Los clientes recibirán las monedas luego de depositar dólares en JPMorgan Chase. Después de que los tokens se usen para un pago o compra de valor en Blockchain, estos serán destruidos y se les dará a los clientes una cantidad equivalente de dinero fiat.

Como cualquier otra criptomoneda, la JPM Coin contará con el soporte de un Blockchain. El mismo día del lanzamiento, el banco confirmó que su moneda “se emitirá en el Blockchain de Quorum y posteriormente se extenderá a otras plataformas“.

Soporte de Blockchain

Quorum, es la plataforma Blockchain respaldada en Ethereum que desarrolló el gigante bancario en 2017.

En caso de que la nueva moneda de JP Morgan funcione de forma privada y solo se utilice para transferencias de dinero entre la institución y sus clientes, no operaría en una red pública de la misma manera que lo hacen criptomonedas como Bitcoin o Ethereum.

Sobre esta base, Jerry Brito, director ejecutivo de Coin Center, un centro de investigación enfocado en las criptomonedas y Blockchain, opinó que JPM simplemente lanzó un sistema de pagos interno en lugar de una criptomoneda real:

Hay mucha confusión. […] veo que la gente se refiere a ella como una criptomoneda. No es una criptomoneda. Una criptomoneda es una que está abierta y sin permiso (no privada). Si deseas descargarla, no necesitas permiso, solo necesitas un poco de software.

No obstante, y a pesar de que por los momentos el rol de la JPM Coin es el de una stablecoin, el banco anunció que eventualmente ampliará su función:

Con el tiempo, JPM Coin se extenderá a otras monedas importantes. Las capacidades del producto y la tecnología son agnósticas de la moneda.

Por ahora, el token está diseñado para ser utilizado únicamente por los clientes institucionales de JPM.

Sin embargo, no deja de ser significativo que es la primera vez que un importante banco de EE UU saca provecho de los activos digitales para uso directo en operaciones comerciales. Un movimiento que puede resultar clave para el futuro de la adopción de estas tecnologías dentro del sistema financiero global.

Fuentes: Qrius ,Forbes, CBNC, Cointelegraph

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de

Advertisements

Related posts