ATM Latinoamérica CryptobuyerAmérica Latina Criptomonedas Venezuela 

Los cajeros ATM Bitcoin crecen en América Latina, en parte por la diáspora venezolana

Aunque la mayoría de los cajeros automáticos de Bitcoin se encuentran actualmente en América del Norte, la demanda de los mercados latinoamericanos está creciendo a un ritmo vertiginoso. De hecho, este año, varias compañías planifican instalar más de 180 cajeros. 

***

Las compañías detrás de las redes de cajeros automáticos de Bitcoin del mundo dicen que su mercado está vivo y bien. Pero este fenómeno es particularmente interesante en América Latina.

Matias Goldenhörn, director de operaciones para América Latina del operador de cajeros automáticos Athena Bitcoin, comentó que estos cajeros automáticos se están «convirtiendo en una alternativa real a los bancos» para diversos usuarios en mercados emergentes. Afirmó:

Las máquinas han demostrado ser resistentes a las fluctuaciones de los precios.

De hecho, Coin ATM Radar estima que ahora hay 4.213 cajeros automáticos de criptomoneda en todo el mundo, en comparación con las 471 que existían en todo el mundo en enero de 2015.

Cajeros en América Latina y sus peculiaridades

Jorge Farías, un migrante venezolano y director ejecutivo de Cryptobuyer, con sede en Panamá, comentó que la demanda de cajeros automáticos Bitcoin para soportar criptomonedas como Dash y Flash está impulsada en gran medida por iniciativas educativas patrocinadas en América Latina, algunas de las cuales literalmente regalan pequeñas cantidades de criptos a los posibles usuarios en mercados emergentes como Venezuela, país que actualmente está agobiado por la inseguridad financiera y política.

Farías se está preparando para abrir el primer cajero automático Bitcoin de Venezuela, en Caracas a principios de febrero. Este también incluirá soporte para otras criptomonedas. La máquina ya está operativa. Sin embargo, el empresario comentó que, por razones de seguridad, esperará a que cesen los disturbios actuales antes del lanzamiento público.

Aunque la mayoría de los cajeros automáticos de Bitcoin se encuentran actualmente en América del Norte, la demanda de los mercados latinoamericanos está creciendo a un ritmo vertiginoso.

Papel de la diáspora venezolana

Según Goldenhörn, Athena Bitcoin obtuvo USD $ 3 millones de dólares en ganancias netas en 2018, después de instalar 25 cajeros automáticos nuevos en América Latina. Esto se debe en parte a que la diáspora venezolana en Colombia y Argentina difundió la conciencia de cómo las personas no bancarizadas aún pueden usar los cajeros automáticos de Bitcoin 

Goldenhörn comentó: 

En EE UU, nuestros clientes utilizan predominantemente nuestras máquinas para comprar bitcoins, pero en Colombia, por ejemplo, es al revés, la gente usa el cajero automático para retirar efectivo.

Varios de estos cajeros están ubicados dentro de negocios de la cadena Walmart Superstores de América Latina. Si Athena Bitcoin puede recaudar una ronda de la Serie A de 7 millones de dólares, para la cual la startup con sede en Chicago está recaudando fondos, Goldenhörn comentó que el plan es desplegar hasta 150 cajeros automáticos de Bitcoin en toda América Latina en 2019. Y su compañía no lo está la única startup en reconocer la oportunidad en la región.

A pesar de la crisis

En 2018, Farías recaudó un monto no revelado de la firma sudafricana de capital de riesgo Invictus Capital para lanzar 6 cajeros automáticos Bitcoin en Panamá.

Farías apunta a construir una red transnacional trabajando con Lamassu y General Bytes como socios de manufactura y el gigante de comercio electrónico MercadoLibre para ubicaciones privilegiadas. MercadoLibre tiene sucursales en América Latina que permiten a las personas depositar efectivo para créditos de tiendas y transferir créditos o valor fiat a las carteras de criptomoneda.

Cryptobuyer planea abrir, en 2019, 10 cajeros automáticos más en Argentina, 10 en México y 10 en Venezuela, ya que Farías comentó que la inflación impulsó la demanda de acceso a Bitcoin entre las comunidades no bancarizadas locales. Farías comentó: 

En este momento, la atención se centra en México y Argentina, que tienen importantes poblaciones de inmigrantes venezolanos.

Y ejemplificó con un caso:

Una señora de 65 años vino a una de nuestras ubicaciones [en Panamá] un día con un trozo de papel con un código QR impreso, y dijo que su hijo en Venezuela le dijo que con ese papel podía enviarle dinero.

Para pequeños montos de transacción, esta metodología de envío parece pasar por encima de las regulaciones de transmisión de dinero en Panamá. Sin embargo, Farías admitió que su equipo a menudo está en contacto con los reguladores locales porque el panorama de cumplimiento podría cambiar en un futuro cercano. Afirmó:

Nos permiten trabajar porque no hay una regulación específica en este momento, por lo que siempre estamos buscando nuevas regulaciones.

Más opciones

Mientras tanto, BitAccess pronto implementará opciones de soporte para hasta 70 tokens en todas sus líneas de productos.

El co-fundador de BitAccess Adham comentó que vio la mayor demanda de los operadores y usuarios. También agregó que en 2018 fue la primera vez que su compañía, originalmente fundada en 2014, notó que el uso de cajeros automáticos se estaba desvinculando de la volatilidad del mercado de Bitcoin.

Adham comentó que desde julio de 2018, «aunque el precio está disminuyendo, la demanda aumenta mes a mes».

Por ejemplo, la demanda y el uso relacionados con las máquinas BitAccess crecieron más del 9% en noviembre de 2018, a pesar de que el precio de mercado de Bitcoin se hundió por debajo de los USD $ 6.000 dólares. Además, los montos promedio de compra y venta se han mantenido relativamente constantes desde marzo de 2018: alrededor de USD $ 100 y $ 250, respectivamente.

Las máquinas de BitAccess están ubicadas predominantemente en América del Norte y Europa, con cuatro máquinas ubicadas en Vietnam. Los vendedores con una base de clientes más internacional, como el minorista suizo Lamassu, también notaron que la demanda está creciendo más rápidamente en Asia, Medio Oriente y América Latina. El CEO de Lamassu, Zach Harvey, comentó:

Singapur ha sido muy popular para nosotros, Malasia igual. También en Israel, donde teníamos solo un cajero automático de bBtcoin hasta 2018 y ahora tenemos 20.

Desafíos de cumplimiento

Pero a medida que más personas utilizan los cajeros automáticos de Bitcoin para convertir efectivo y realizar transacciones a través de las fronteras, el panorama regulatorio opaco presenta obstáculos cada vez más pronunciados.

En octubre pasado, la policía india arrestó al cofundador de la bolsa de valores india Unocoin después de que la empresa abriera un cajero automático de criptomonedas de activos múltiples en Bangalore.

El cofundador de Unocoin, Sathvik Vishwanath, quien fue liberado porque no violó ninguna ley en particular, comentó que la policía confiscó el cajero porque no estaba clara si los operadores necesitaban una licencia. Vishwanath comentó:  «Esperamos la sentencia con respecto al levantamiento de esta restricción por parte de la Corte Suprema». También agregó que espera una decisión para fines de febrero.

ATM cripto y regulación

Dichas complejidades regulatorias están compuestas por preguntas sobre si algunas criptomonedas se clasifican como valores no registrados de acuerdo con las leyes locales.

En el caso de Adham, comentó que aunque BitAccess es simplemente un minorista y la responsabilidad es de los propietarios y operadores, su compañía trabajó con un asesor legal para revisar tokens y asegurarse de que las máquinas de cajeros automáticos solo admitieran activos que fueran legales en cada jurisdicción. Comentó: «entonces la cuestión de la titulización es muy aterradora«. Y agregó:

No hay nadie que esté completamente seguro de dónde caerán las cartas en esto … ¿Hay otras compañías de renombre que ofrecen estos tokens? ¿Y tienen declaraciones claramente enumeradas sobre por qué están en la lista?.

Tanto Harvey como Goldenhörn dijeron que también deben adoptar un enfoque único para el cumplimiento en cada jurisdicción y crearon un proceso de revisión legal tanto para ellos como para sus socios, incluso si la carga de la responsabilidad finalmente recae sobre otro operador o propietario.

Harvey dijo que estos sistemas, que comenzaron siendo muy simples, se están volviendo demasiado complejos. Señaló que las máquinas Lamassu ofrecen a los operadores la capacidad de soportar Ethereum, Bitcoin Cash, Zcash, Litecoin y Dash agregando que dependiendo de la jurisdicción en la que estén, operan con monedas diferentes.

Considerando todo esto, Adham comentó que su compañía tuvo un «flujo de caja positivo» durante los últimos cuatro trimestres y la creciente demanda crea incentivos económicos para innovar en este espacio. Comentó: «No creo que el cumplimiento sea el obstáculo número uno». En su opinión el mayor desafío es encontrar y apuntar a fuentes de demanda real.

 

Fuente: Coindesk

Traducción y versión de Mayi Eloísa Martínez/ DiarioBitcoin

Imagen de Cryptobuyer Panamá

Advertisements

Related posts