BolivarCoin: la criptomoneda más antigua de Venezuela

Tras más de un año en el mercado, la moneda venezolana se comercializa con un valor de 529 satoshis (USD $0,05), con un capitalización de mercado de más de medio millón de dólares americanos, y a través de intercambios como Yobit y Cryptopia


El 29 de agosto del 2015 se minó el Bloque Génesis de BolivarCoin, una criptomoneda venezolana que ya suma más de un año en el mercado y, según sus desarrolladores, ha logrado captar usuarios de más de una docena de países.

El proyecto nace de la mano del grupo denominado “Satoshimón Bolivarmoto”, un conjunto de desarrolladores, programadores y estudiantes de computación venezolanos, y es concebida como una red descentralizada para ayudar a resolver algunos problemas económicos del país. Así lo argumentan sus creadores:

Esta moneda es un escape a la inflación, resguarda el valor del dinero, y la cadena de bloques es una fuente de información financiera abierta que elimina la corrupción por su transparencia”, explica el grupo de BolivarCoin, conformado por los administradores Eliud Vera, Enrique Martinez y Alejandro Fernandez, en una entrevista realizada por DiarioBitcoin, que el equipo de la plataforma acordó responder en conjunto.

Valorada en aproximada 529 satoshis (USD $0,05) para el momento de la redacción y autodenominada como “la moneda virtual de Venezuela”, BolivarCoin se desarrolló siguiendo el patrón de Bitcoin, aunque el tamaño de sus bloques es mayor. Su algoritmo de minado es X11, el mismo empleado por Dash.

Para su comercio, la moneda opera en exchanges pequeños como Cryptopia, TradeSatoshi y Yobit, además de la página Bolis.info, creada por la comunidad de BolivarCoin. Adicionalmente, este cambio cuenta con una cartera Android que se puede adquirir de forma gratuita mediante la aplicación de Google PlayStore. Esta billetera digital se encuentra disponible para Linux, Windows y Mac.

Entre las monedas con las que interactúa se cuentan, principalmente, Bitcoin y Dogecoin, aunque, actualmente, en Venezuela, la criptomoneda ha sido empleada como método de cambio por productos de primera necesidad vía redes sociales.

Según el grupo descentralizado, las principales ventajas que ofrece este cambio son los bajos cobros por comisiones y una volatilidad controlada: “BolivarCoin goza de una trayectoria orgánica y estable, que se ha mantenido en el tiempo y, por lo momentos, parece que así seguirá”, explica el equipo, y puntualiza los bajos tiempos de confirmación en su plataforma.

Según asegura el equipo detrás de este cambio, actualmente, la moneda venezolana está siendo usada por clientes de más de una docena de países, con usuarios en Estados Unidos, Alemania, Russia, Francia y Canadá. En Venezuela, agrupan más de 50.000 seguidores en sus redes sociales, y a varias comunidades y equipos distribuidos por el territorio nacional.

En la página de CoinMarketCap, la página de capitalización del mercado digital, BolivarCoin aparece bajo la signo BOLI, con un valor de USD $ 0,057861, y una capitalización de mercado equivalente a poco más de medio millón de dólares americanos. A inicios de este año, la moneda venezolana alcanzó su mayor punto de capitalización y su mayor precio hasta la fecha: USD $ 0,199. Después de ese momento, el cambio ha tenido una tendencia a la baja.

Asimismo, para el momento de la entrevista, el equipo de administradores asegura estar trabajando en planes de educación sobre la criptomoneda, y dice que la barrera que hay para BolivarCoin es el desconocimiento de la tecnología y su manejo por parte de la población.

 

 

Creo vamos bien. Aún la moneda no es tan conocida pero ya estamos llegando a más personas, y el proyecto, incluso, se está tomando en cuenta entre los entes oficiales del país, con lo que el gobierno reconoce la existencia de este cambio”, declara el equipo de BolivarCoin.

Un equipo descentralizado

Para la entrevista realizada por DiarioBitcoin, el equipo de BolivarCoin destacó que las respuestas dadas en la consulta no reflejan las opiniones de toda la comunidad, y que serían discutidas entre los administradores, puntualizando que la plataforma es completamente descentralizada y cada uno de sus miembros tiene un peso individual en la toma de decisiones.

Actualmente, el equipo de BolivarCoin está integrado por miembros de diferentes áreas, principalmente programación y diseño, así como por una comunidad que “da apoyo a la criptomoneda desde muchos ámbitos”, comentan los entrevistados. “También cabe destacar que los grupos poseen los miembros más activos, y en ellos tenemos desde amas de casa, hasta ingenieros, profesores, etc. Todo tipo de personas participan activamente en Bolivarcoin”.

En una línea similar, el equipo de la moneda señala que “este es un grupo abierto y siempre llegan nuevas personas a aportar ideas y valor”:

La red BolivarCoin es totalmente descentralizada y su Blockchain es totalmente público y es accesible a cualquier persona que así lo desee”.

Por ello, la moneda se encuentra organizada en dos tipos de redes sociales: BolivarCoin en Facebook, como página informativa y organizacional, y BolivarCoinApp, que es el espacio creado por la comunidad de la moneda digital. En Twitter ocurre otro tanto, con BolivarCoin (BOLI) y BolivarCoin_XT.

Sobre Venezuela

A parecer del equipo de BolivarCoin, Venezuela es un lugar propicio para el desarrollo de las criptomonedas debido a su situación económica, a su comunidad criptográfica creciente y a las ventajas que aporta el consumo tecnológico de sus ciudadanos:

Venezuela es el país más avanzado en adopción de la tecnología Bitcoin y Blockchain, es un movimiento que viene de las bases”, declaran los administradores de BolivarCoin.

Al ser preguntados sobre la nueva moneda emitida por el gobierno venezolano, el Petro, los entrevistados respondieron:

Vemos a Bitcoin como la cadena madre, y al resto de criptomonedas, todas, incluyendo al Petro, como competidoras. Esa competencia nos obliga a subir nuestro nivel, y los miembros de la comunidad y nuestros usuarios se benefician con el desarrollo que se está haciendo. El libre mercado nos hace mejorar todos los días”.

Polémica con otros grupos

Sobre su integración en la comunidad criptográfica venezolana, destaca la polémica iniciada en el 2015 entre BolivarCoin, y SurBitcoin y Randy Brito, de BTCVEN. Esta consistió en denuncias mutuas (a veces subidas de tono) de estafas a clientes, las cuales se realizaron en las redes sociales de cada plataforma.

Artículo de Jacobo Villalobos para DiarioBitcoin

Imagen principal tomada de Wikimedia Commons.

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido