Noticias Regulación Tecnología 

Autoridad Europea discute sobre tecnologías Blockchain y cómo prohibirlas

Las tecnologías Blockchain han adquirido relevancia más que suficiente para entrar en las mesas de discusión financiera de la Unión Europea. Los reguladores se debaten entre impulsarla y restringirla, mientras que observan y “ven que pasa” con su evolución.


La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés) tendrá la potestad de prohibir tecnologías Blockchain o de libro mayor distribuido (DLT, por sus siglas en inglés) para enero del 2018

El oficial senior de análisis de riesgos, Patrick Armstrong, durante una conferencia en Londres denominada “Tecnología Blockchain: el futuro de los servicios financieros”, habló sobre los retos y oportunidades de la tecnología Blockchain. Armstrong forma parte del equipo de Innovación y Productos de la ESMA, la autoridad regulatoria financiera de la Unión Europea, con sede en París, que establece la legislación y regulación de los mercados financieros europeos.

En la conferencia dedicada a Blockchain, Armstrong expuso cómo la ESMA se enteró de esta tecnología.

Afirmó:

“La ESMA comenzó a examinar el tema a principios del 2013 a medida que la moneda virtual conocida como Bitcoin empezó a ser reconocida ampliamente como servicio de pago alternativo. La ESMA comenzó entonces a analizar hasta qué grado existían productos de inversión que empleasen monedas virtuales como activo subyacente.

Si bien en ese entonces estos productos de inversión eran “marginales”, a lo largo del tiempo, añade la ESMA, el mercado cambió su enfoque de las monedas virtuales, como Bitcoin, a su tecnología subyacente, el Blockchain”.

Pronto, la ESMA se vio involucrada en la preparación de una “Fuerza de Tareas DLT”, en la cual participarían otras agencias incluyendo la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. Entre otras propuestas, la Comisión ha buscado establecer una base de datos centralizada de usuarios de Bitcoin, mientras que el banco se ha mostrado notoriamente escéptico respecto a las monedas digitales. Recientemente, el Banco Central Europeo ha propuesto una directiva que excluiría a cualquier tipo de moneda virtual de cualquier calificación de moneda.

Las opciones

La llegada de la tecnología Blockchain y la respuesta de parte de los reguladores a esta innovación es un “tema crítico” para el mercado y los reguladores, afirmó Armstrong.

El oficial agregó que un reto clave sería definir exactamente cuándo debería entrar en acción la ESMA. “Este es el ‘punto de quiebre’ reglamentario -el punto entre ‘demasiado pequeño para que importe’ y ‘demasiado grande para ignorar’”, afirmó.

Describiendo el primero de tres posibles enfoques que podría tomar un ente regulador, Armstrong declaró:

El primero, prohibir, es un poder que la  ESMA y los Estados Miembros tendrán una vez que la MiFID II/MiFIR [Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros] entre en efecto el 1ro de enero del 2018. Hasta entonces, si creemos que se ha alcanzado un ‘punto de quiebre’ dañino, podemos tomar medidas tales como emitir advertencias, como hemos hecho [antes]”.

La MiFID o Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros es el marco de la reglamentación de mercados financieros entre los estados miembros de la Unión Europea. En octubre del 2011, la Comisión Europea se propuso revisar estas reglamentaciones tras la crisis financiera a fin de mejorar la eficiencia, transparencia y resiliencia de los mercados financieros. A su vez, la MiFID II/MiFIR dará más poder a la ESMA para desarrollar bocetos de estándares regulatorios técnicos (RTS, por sus siglas en inglés) y de estándares técnicos de implementación (ITS, por sus siglas en inglés). En última instancia, las nuevas reglas traerán  “una parte significativa del mercado de OTC hacia plataformas reguladas.”

El segundo enfoque, de “esperar y ver”, es el que ya han adoptado la mayoría de los reguladores, incluyendo a la ESMA, añadió Armstrong. Un tercer enfoque sería que la ESMA facilitara y regulara un producto o un grupo de procesos debido a su potencial para beneficios económicos y sociales.

Aún “esperar y ver”

Si bien estos han sido discutidos, deliberados y emplazados por reguladores a lo largo del globo, Armstrong ha confirmado que la ESMA continuará con su enfoque de “esperar y ver” respecto a la tecnología Blockchain, descartando cualquier orden de prohibición.

Afirmó:

“Podemos descartar el primer enfoque: restringir, dado que no vemos que la DLT represente actualmente ningún riesgo para nuestros tres objetivos: estabilidad, protección e integridad”.

En última instancia, es un “acto de balance” entre la regulación y la tecnología para los reguladores, declaró Armstrong, señalando que la ESMA revisará su enfoque y marco “de manera regular” para mantenerlos efectivos y relevantes.

 

Fuente: CCN

Traducido por Ernesto Rivera para Diario Bitcoin

Advertisements

Related posts