Artículos 

Bitcoin es la moneda que más ha crecido en 2016, según estudio

La criptomoneda duplica en crecimiento a la moneda fiduciaria más cercana.


Pulso, un medio digital chileno especializado en economía, reflejó la información de un estudio realizado por la empresa de inversiones Capitaria, según el cual la moneda que más ha crecido durante el año 2016 es Bitcoin.

El estudio destaca que durante el año en curso la criptomoneda ha aumentado en 67%, y ha desplazado en segundo lugar al real brasileño, que ha subido 33,4%.

Pulso destaca que, a medida que pasan los años, Bitcoin ha experimentado  -como ya sabemos- un aumento exponencial de su valor.

“En lo que va del 2016, la moneda acumula un alza de 67% frente al dólar. Esta cifra duplica el aumento que anota el real en lo que va del año: ha subido un 33,4%, convirtiéndose así en el segundo tipo de cambio con mayor crecimiento después del bitcoin”.

La web cita comentarios de Capitaria:

“El mayor interés por utilizar bitcoins, tanto por consumidores como por empresas que acepten esta moneda como método de pago, le da un gran potencial si es que la demanda de esta moneda sigue aumentando”.

Pulso explica que en un informe titulado “Bitcoin, la moneda digital que está cambiando las reglas del juego”, la corredora de bolsa dice que:

 “el aumento que ha experimentado la tecnología en el último tiempo, ha hecho que la divisa virtual sea cada vez más atractiva. Esto ha llevado a que conocidas empresas del rubro -como Dell, Microsoft, y WordPress-, acepten esta moneda digital como medio de pago. Por su parte, entre las principales ciudades que han implementado este sistema en su comercio, destacan San Francisco, Nueva York, Los Ángeles, Buenos Aires, y Londres”.

Uno de los beneficios con los que cuenta y que ha impulsado su uso, es que: “existe un ahorro en comisiones bancarias, principalmente por las operaciones y transacciones que se dejan de realizar en las entidades tradicionales para hacerlas ahora a través de bitcoins”.

Añade el documento que la divisa no sólo se utiliza para el intercambio de bienes y servicios, sino que también ha sido muy utilizada como almacenamiento seguro de valor.

También hay riesgos

La moneda también conlleva riesgos: siempre existe el peligro de los hackers, pero los que “están susceptibles a estos ataques son los servicios de intercambio, y no la moneda en sí”, explica Capitaria. También indica otro riesgo:

“como su mercado recién está en proceso de expansión, si se produjera una gran compra de bitcoins por parte de grupos organizados, podrían desestabilizar el sistema y tomar el control del mercado. Asimismo, se estima que se ha incrementado su uso para lavar dinero”.

Fuente: Pulso

 

Advertisements

Related posts