Artículos 

Elecciones en Islandia generan expectativas sobre la criptomoneda Auroracoin

La crisis financiera de 2008 casi llevó a Islandia a la bancarrota. Unos pocos años después, una criptomoneda llamada Auroracoin nacía para intentar cambiar el modo en que los ciudadanos manejaban su dinero. Sus adeptos consideraron que podría convertirse en la primera criptodivisa nacional, pero esta moneda nunca alcanzó todo su potencial. Ahora, sin embargo, hay un renovado interés en Auroracoin.

***

Islandia fue uno de los países más afectados por la crisis económica de 2008. En este mismo año, el anónimo Satoshi Nakamoto crearía Bitcoin. Actualmente, Islandia alberga muchas compañías de minería Bitcoin debido a los bajos costos en electricidad. Por eso, no es sorprendente que en la nación se esté buscando una mejor solución financiera después de la crisis, creando su propia criptomoneda llamada Auroracoin, y ofreciéndosela a todos los residentes islandeses.

Auroracoin está claramente influenciada por el éxito de Bitcoin. Ambas comparten un creador anónimo. Para Bitcoin, se trata del nombre japonés Satoshi Nakamoto. En Islandia, hogar de las sagas y la mitología nórdica, el creador de la criptomoneda es Baldur Friggjar Óðinsson, tomando como base de ese nombre a Baldur, su madre Frigg y su padre Odín, todos dioses de la literatura oral de ese país.

La moneda siguió la metodología de la creación de Bitcoin, y empleó un algoritmo de prueba-de-trabajo basada en Litecoin. Luego, se le distribuyó a los residentes de Islandia esperando que el 50% de los auroracoins creados fueran a parar en sus manos. Fue posible debido a que se pudo utilizar el sistema de identificación nacional del gobierno.

En un principio, la moneda tenía un valor de 12 dólares americanos, y cada islandés recibió el equivalente a 385 dólares cada uno. Luego el valor de Auroracoin bajó dramáticamente. La última entrega de los auroracoins se dio el 24 de marzo de 2015. Para esa fecha, cerca de 1,7 millones de criptomonedas habían sido reclamadas por más de 2.600 islandeses. El precio de la criptomoneda ha caído tanto que se ha creado una indemización de 636 monedas por cada residente.  Según CoinMarketCap la moneda ahora vale apenas 0,13 dólares.

¿El fin de Auroracoin?

Muchos observadores afirman que Auroracoin es un experimento fallido. Los islandeses tenían poca idea de cómo comprar productos con esta criptomoneda y estaban confundidos sobre las intenciones de la moneda en general.

Pétur Árnason, interesado en Auroracoin, ha estado trabajando para aumentar el interés a través de la Fundación Auroracoin, debido a que es la única manera en que la moneda adquiera un valor.

“Nuestro foco principal siempre ha sido que la gente adopte la criptomoneda. Entre más personas estén usándola, habrá más gente desarrollando y mejorando la moneda y su ecosistema”.

Uno de los esfuerzos que realizó Pétur para aumentar el interés en Auroracoin fue a través de una campaña de publicidad en todo el país. Los cambios políticos en Islandia han permitiendo aumentar el interés en la digitalización, así como el partido Pirata (Piratpartiet) se ha convertido en mayoría en el país. En octubre de este año, la nación votará por su nuevo gobierno, y este partido mantiene la ventaja en las encuestas, ¿es posible que, tras los resultados, el país haga cambios en su sistema financiero?

Fuente: bitcoinist

Traducción de Gabriela Camero

Advertisements

Related posts