Bitcoin Bitcoin Core Noticias 

Mineros Bitcoin proponen un nuevo hard fork para 2017

Mineros y otros representantes de la industria llegaron a un acuerdo acerca del tamaño del bloque en las transacciónes de Blockchain, lo que podría solucionar el problema de la escalabilidad de la criptomoneda.

***

Un grupo de mineros Bitcoin, que constituye cerca del 80% de la red de tasa de hash, al igual que representantes de algunas casas de cambio, proveedores de servicios y contribuidores del proyecto de Bitcoin Core, han propuesto desarrollar un cronograma para la escalabilidad de la red Bitcoin.

El anuncio llega después de más de 18 horas de reunión en Hong Kong, que contó con participantes de la comunidad de minería de China y los miembros del equipo de Bitcoin Core.

Algunos de los que firmaron el documento fueron parte de una declaración anterior, que se oponía a cualquier “polémico hard fork” para la red Bitcoin.

De acuerdo con el cronograma propuesto, los contribuidores de Bitcoin Core, como Matt Corallo, Luke Dashjr, Cory Fields, Johnson Lau y Peter Todd, producirán y recomendarán un código para un hard fork destinado a la red Bitcoin, cuya principal característica consiste en incrementar el tamaño del bloque. Se espera que el código de esta propuesta se dé a conocer para julio de 2016.

Esta propuesta sería presentada tres meses después del lanzamiento de Segregated Witness, una propuesta de cambio del código de Bitcoin, que altera la manera en la cual es guardada los datos de la firma de cada transacción en bitcoins.

Compañías mineras como AntPool, A-XBT, BitFury, Bitmain, BTCC, BW, F2Pool, GHash.io y Genesis Mining, han acordado apoyar Segregated Witness, y se espera que sea lanzado en el próximo abril. De acuerdo con la información de Blockchain.info, los mineros que aparecen en la lista de firmantes han producido el 80% de todos los bloques en días recientes.

El grupo declaró que, siguiendo la aprobación del equipo de Bitcoin Core y para demostrar un “gran apoyo a la comunidad”, ellos aceptan el desarrollo del nuevo hard fork —un cambio en la red que requeriría que los usuarios bajen el nuevo software para seguir siendo compatibles—. La activación tomaría lugar en algún momento de julio de 2017.

En la declaración se lee:

“Se espera que este hard fork incluya características que están siendo discutidas actualmente entre las comunidades técnicas, incluyendo un incremento de la data cerca de 2 MB, con el total del tamaño alcanzando no más de 4 MB, y esto solo será implementado con el apoyo general de toda la comunidad Bitcoin”.

La declaración indicó que los firmantes estarían, por los momentos, usando únicamente versiones producidas por el software de Core.

“Solo vamos a correr sistemas que sean compatibles con Bitcoin Core, y eventualmente contendremos tanto a SegWit como el hard fork, en producción, para el futuro que está por venir”.

Esto refleja un cambio de la versión previa de la declaración, publicada online, en donde expresaba con un lenguaje fuerte el compromiso de utilizar Core sobre otras alternativas. Esta declaración, que fue removida después, decía que el grupo no iba a “operar Bitcoin Classic”, una referencia de la implementación alternativa publicada los primeros días de este mes, que incluyen un código por una transacción en donde el tamaño del bloque se incremente a 2 MB, en contraposición con el tamaño actual del bloque, 1 MB.

Se puede encontrar toda la lista de firmantes en este lugar.

Fuente: CoinDesk Traducción de Gabriela Camero

Advertisements

Related posts