Noticias 

Bitcoin incluido en nuevos estándares y herramientas para procesos de pago y envío Web

El World Wide Web Consortium (W3C) es la organización que creó y mantiene los estándares internacionales para Internet. Liderados por el inventor del World Wide Web, Dr. Jeffrey Jaffe, y el CEO, Tim Berners-Lee. El W3C tiene más de 400 miembros que constantemente trabajan en conjunto con el público para desarrollar normas y directrices Web.

El 21 de octubre, el W3C anunció el lanzamiento de Web Payments Working Group (WPWG), para ayudar a simplificar para todos el proceso en línea de ‘check-out’, haciendo todo tipo de pagos más fácil y seguros en la web. Entre las normas que están proponiendo se encuentra la plena implementación de Bitcoin, y otros pagos en moneda digital, en todos los navegadores.

“[Las normas de este grupo] apoyarán una amplia gama de métodos de pago existentes y futuros, incluyendo débito, crédito, sistemas de pago móviles, fideicomiso, bitcoin y otras tecnologías existentes.” –  Web Payments Working Group.

A diferencia de una billetera como KryptoKit de Chrome, que simplemente funciona como un plugin para el navegador web, las normas propuestas son para ser añadidas al protocolo subyacente de la propia Internet. “Hoy es un reto para los comerciantes ofrecer nuevas opciones de pago a los consumidores debido a las muchas soluciones propietarias y las diferentes APIs (interfaz de programación de aplicaciones) con las que tienen que lidiar”, explicó Marcos Horwedel, director general del Merchant Advisory Group (MAG). “Los estándares abiertos de W3C ayudarán a los proveedores de pago y a los comerciantes a disminuir los costes de gestión de pagos, mejorar la elección de los consumidores, la transparencia, y a crear nuevas oportunidades para introducir servicios de valor añadido.

“Estos estándares APIs nos darán las bases para las futuras posibilidades de métodos de pago Web” – Marcos Horwedel, CEO del Merchant Advisory Group (MAG).

Son varias las razones que persiguen estas normas. La principal de ellas, según el sitio web, es la alta tasa de abandono de carritos de compra. De acuerdo con el instituto de investigación Web independiente Baymard, las personas abandonan su carrito de compra el 68% de las veces, en promedio, al hacer compras en línea. El estudio de abandono de carritos de compra de Baymard se basó en 31 estudios similares realizados entre 2006 y 2015. De acuerdo con la plataforma de marketing digital Listrak, los abandonos de carritos de compras fueron del 90% entre agosto y septiembre del presente año.

“Los estándares de pago web del W3C pueden ayudar en algunas de las cuestiones relacionadas con el abandono de los carritos de compra, con la usabilidad y seguridad, a través de mensajes estándar y flujo de mensajes para la iniciación, la confirmación y la finalización de los pagos. Con el apoyo de estas API, los usuarios podrán elegir su instrumento de pago preferido para una transacción en particular, y los mensajes entre aplicaciones Web y proveedores de servicios de pago serán mediados por el navegador en nombre del usuario” – W3C.

Las funciones de este nuevo estándar de pago son ambiciosas. Están tratando de permitir que todo el mundo en línea pueda utilizar automáticamente la fuente de pago más eficiente y el método con un alto nivel de seguridad, en el menor número posible de clics.

Por ejemplo, será posible que el usuario haya configurado sus preferencias de pago en su navegador, es decir, que la persona tenga, por decir algo, una tarjeta de crédito Visa y una billetera Bitcoin, aunque puede ser cualquier otro tipo de cartera o de tarjeta. Cuando se encuentre con algo en línea que necesite pagar, por ejemplo, para acceder a un sitio web de pagos por ingreso o comprar un producto, el navegador sabrá qué métodos de pago tiene disponible y tratará de pagar con su método preferido. Para el usuario, esto debe ser similar a la presentación de una ventana emergente que dirá “¿está seguro que desea pagar por esto usando el saldo de su cartera bitcoin?”

Para llevar a cabo un proceso de compra tan simple, el protocolo tendría que proteger muy bien los datos de pago, mientras va a través de un árbol de decisiones complejas para llegar a una página de pago.

Los pagos solicitados por un comerciante primero son interceptados por el navegador, que decidirá cuál de sus métodos de pago utilizar en función de sus preferencias, y luego le envía un mensaje para obtener la confirmación. Si la persona quiere pagar de esa manera, su cartera será utilizada, o el cobró a su tarjeta de crédito / débito será realizado, mientras que el navegador se asegurará que todo va de la forma esperada. Suponiendo que lo hace, el usuario será notificado y aparecerá una especie de pantalla de verificación. Esta pantalla será estandarizada, y realizará un seguimiento de los ingresos, números de seguimiento, información de impuestos, y cualquier otro registro de la venta.

Esa es la idea, y muchas mentes brillantes están trabajando duro en ello colocándose como fecha para lograr el objetivo “algún momento en el 2016”. Si todo va según lo previsto, el nuevo proceso debe ser de alta seguridad y reducirá todo el proceso de compra en unos pocos clics.

Bitcoin es mencionado más de un par de veces en toda la documentación existente. Incluso dan un ejemplo del código necesario para solicitar y ejecutar una transacción bitcoin, aunque no está claro si este ejemplo es real o simplemente una propuesta.

Mucho se ha dicho a lo largo de su documentación sobre el uso de bitcoin para micropagos. Esto parecería competir con soluciones como pay-per-read de BitMonet, así como servicios de pay-to-remove-ads de Zero Click. Incluso podría contener una gran cantidad de la funcionalidad de inflexión encontrada en plugins como Protip.

Si estos procesos se convierten en normas, los webmasters de todo el mundo que nunca han oído hablar de estos servicios serán sorprendidos al enterarse de muchas de las nuevas y aparentemente mágicas formas de utilizar su navegador web.

Con bitcoin como la única forma práctica de hacer estos pequeños y frecuentes pagos, por no mencionar el envío de pagos en al extranjero donde la censura podría aplicar así como cargos o comisiones de remesas, esta iniciativa parece que seguramente ayudará a la adopción de la moneda digital de forma convencional, un poco más de lo que se ha hecho antes.

“La industria ha recurrido a billeteras digitales como una manera de mejorar la seguridad y la facilidad de uso, así como para apoyar las iniciativas de marketing. Aún así, los usuarios no las han adoptado totalmente… cuando usted compra algo, debe tener una forma estándar de hacer coincidir los instrumentos de pago que tenga con los aceptados por el comerciante, de una manera que se integren sin problemas con el flujo de pago del comerciante” – Dr. Jeff Jaffe, CEO de W3C.

Fuente: BRAVENEWCOIN

Advertisements

Related posts