Por Angel Di Matteo   @shadowargel


Una encuesta en la que participaron más de 100 lectores de DiarioBitcoin presenta una visión sobre minería o staking: el futuro de las monedas digitales, de cara al algoritmo de consenso empleado.

***

DiarioBitcoin hizo una encuesta entre sus lectores para saber qué opinan en relación a cuál será el método que ganará mayor tracción en el futuro del ecosistema. Pero antes de presentar los resultados, repasemos cuál es la propuesta de los algoritmos de consenso empleados en la actualidad.

Proof-of-Work (PoW): Mineros que resuelven problemas matemáticos

cómo minar bitcoins diariobitcoin original
Imagen de equipos mineros. Foto de DiarioBitcoin

Este si se quiere, es el algoritmo de consenso más conocido por los miembros de la comunidad. También conocido como Prueba de Trabajo, consiste en el uso de computadores para realizar cálculos matemáticos a gran velocidad, con lo cual los participantes compiten por encontrar la secuencia alfanumérica que servirá para compilar un bloque de transacciones y enviarlo a la red, capitalizando así las recompensas asociadas.

Para realizar estos cálculos, los computadores emplean su poder de procesamiento (HASH) para hacer los cálculos antes mencionados lo más rápido posible, y dado que las redes que emplean este sistema tienden a autorregularse para garantizar condiciones más justas a los participantes, en la medida en la que aumenta la cantidad de personas que respaldan a una red a través de esta actividad, los cálculos resultan cada vez más complejos requiriendo cada vez más recursos para llevar a cabo esta labor de forma satisfactoria.

En consecuencia, hoy día existen equipos especialmente diseñados para realizar esta labor, cuyas propiedades implican una mayor velocidad y poder de procesamiento a costa de un consumo eléctrico mucho más elevado, lo cual acarrea importantes gastos para el operador del hardware correspondiente.

Entre las monedas que emplean este algoritmo de consenso figuran Bitcoin (BTC), Ether (ETH), Litecoin (LTC), Bitcoin Cash (BCH), y otras más.

Minar en conjunto con otras personas

Dado que cada vez es más difícil capitalizar las recompensas asociadas con esta actividad a título personal, muchas personas optan por unirse a grupos de minería, mejor conocidos como “Pools / Piscinas Mineras“, donde ofrecen el poder de procesamiento de sus equipos para realizar estos cálculos antes mencionados, con lo cual aumentan las posibilidades de capitalizar ganancias en conjunto, distribuyendo las recompensas en función del aporte dispuesto por cada uno de los miembros.

Si bien las ganancias no son tan altas como si se minase a título individual, al menos aumenta la posibilidad de capitalizar ganancias y con ello sobrellevar los costos operativos que supone esta actividad. Esta opción resulta muy viable para mineros a pequeña y mediana escala interesados en Bitcoin, red que implica importantes gastos para quienes desempeñan esta labor.

Proof-of-Stake (PoS): Fondos en garantía

Por su parte, este otro mecanismo conocido como Prueba de Participación, implica que el usuario interesado debe disponer como garantía un mínimo establecido por la red de fondos en la moneda digital respectiva, con lo cual gana el derecho de participar en un sorteo aleatorio para procesar un bloque de transacciones, capitalizando así las ganancias asociadas con dicha operación.

A diferencia de PoW, acá el usuario requiere simplemente de un computador o dispositivo inteligente, así como de un software especial en el cual mantener los fondos dispuestos como garantía, el cual generalmente se trata de un monedero cripto con respaldo para este tipo de operaciones.

Este algoritmo de consenso no implica grandes costos operativos, pero la posibilidad de quedar seleccionado para procesar un bloque dependerá principalmente de la cantidad de fondos dispuestos a modo de garantía, por lo que si este aporte es bastante sustancioso, las probabilidades aumentan notablemente en comparación con quienes hacen el aporte mínimo indicado. Las redes cuentan con un aleatorizador que elige al beneficiado tomando en cuenta lo antes mencionado, considerando otros aspectos dependiendo de los principios contemplados por el equipo de desarrollo.

Entre los proyectos que hacen uso de este algoritmo de consenso están monedas como Cardano (ADA), EOS, NEO, VeChain (VET), Algorand (ALGO), Stellar (XLM), NEM (XEM), Tezos (XTZ) y otras más.

Juntando el capital de muchos

De forma similar a lo que ocurre con las monedas bajo el algoritmo PoW, acá los usuarios también tienen la posibilidad de unirse a otros y juntar su capital para aumentar sus probabilidades de derivar ingresos. Para ello existen los denominados “Grupos de Staking”, donde los interesados destinan su aporte y las ganancias son distribuidas en función de los fondos aportados por los participantes.

Esta opción resulta rentable para quienes no disponen de grandes cantidades de capital, con lo cual pueden capitalizar un mínimo de ganancias por el hecho de unir sus fondos con los de otras personas interesadas.

Encuesta: ¿Minería o Staking? ¿A cuál le pertenece el futuro de las criptomonedas?

El equipo de DiarioBitcoin abrió una consulta pública a través de Twitter, preguntando a los lectores qué algoritmo de consenso consideraban sería el que más exitoso resulte para el ecosistema de las monedas digitales en el futuro.

La encuesta contó con el voto de un total de 103 participantes: El 33% de los votantes consideró que los mineros a través de PoW serían los que respaldarían el mecanismo más exitoso; mientras que el 67% aseguró que PoS y los Stakers serán los que marquen la pauta para el futuro del ecosistema.

Votación realizada por los lectores de DiarioBitcoin a través de Twitter.

Costos operativos vs la practicidad

La elección de los lectores va de la mano con los reportes publicados por diversas firmas de análisis, las cuales a lo largo de los años han destacado los problemas a los que se enfrenta el protocolo PoW en contraste a las bondades que ofrece.

A pesar de que proyectos como Bitcoin y Ethereum gozan de grandes niveles de seguridad, a razón de la gran cantidad de HASH del que disponen sus redes por la numerosa comunidad que respalda el proyecto, expertos señalan que cada vez resulta más complicado para los operadores realizar esta actividad, por lo poco rentable que resulta en contraste con los grandes costos operativos que implica, en especial por el costo de los hardwares especializados, el consumo eléctrico que acarrean, el ancho de banda necesario y las disposiciones logísticas necesarias para garantizar su óptimo funcionamiento.

Ante esto, ganan cada vez más popularidad los proyectos que implementan PoS como algoritmo de consenso, justamente porque solo requieren un mínimo de fondos como garantía y un software en el cual almacenarlos para realizar todo el proceso. Ya proyectos de gran calibre como Ethereum tienen contemplado migrar a este sistema justamente por las bondades que supone, disminuyendo así los costos operativos que deberían acarrear quienes actualmente realizan y están interesados en llevar a cabo esta actividad.

Sin embargo, solo el futuro dirá si PoS termina siendo la mejor solución para el ecosistema de las monedas digitales. Por lo pronto, nuestros lectores parecen creer que así será.


Lecturas recomendadas


Artículo de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de DiarioBitcoin