Por Editor DiarioBitcoin  

La prestigiosa revista Nature publicó un reporte extenso sobre los daños que genera la minería de Bitcoin

***

  • La revista Nature dedica un artículo a los daños de la minería Bitcoin
  • Dice que, por el daño ambiental, se parece más al “crudo digital” que al oro
  • Añade que contamina más que toda la ganadería mundial
  • Dice que gasta más electricidad que toda Portugal

La revista Nature, una de las más prestigiosas revistas científicas a nivel mundial, dedica un artículo a los daños que hace la minería Bitcoin.  El artículo, firmado por Benjamin A. Jones, Andrew L. Goodkind y Robert P. Berrens, lleva por título: “La estimación económica de los daños climáticos de la minería de Bitcoin demuestra una mayor semejanza con el crudo digital que con el oro digital”.

El documento proporciona estimaciones económicas de los daños climáticos relacionados con la energía de la minería de Bitcoin. Según indica el informe:

“Proporcionamos tres criterios de sostenibilidad para señalar cuándo los daños climáticos pueden ser insostenibles. La minería de BTC falla en los tres. Encontramos que para 2016-2021: (i) los daños climáticos por moneda de BTC aumentaron, en lugar de disminuir con la maduración de la industria; (ii) durante ciertos períodos de tiempo, los daños climáticos de BTC superan el precio de cada moneda creada; (iii) en promedio, cada USD $ 1 en valor de mercado de BTC creado fue responsable de USD $ 0,35 en daños climáticos globales, que como parte del valor de mercado está en el rango entre la producción de carne y el petróleo crudo quemado como gasolina, y un orden de magnitud mayor que la eólica y la solar”.

Añade: “En conjunto, estos resultados representan un conjunto de señales de alerta de sostenibilidad. Si bien los defensores han ofrecido a BTC como representación del ‘oro digital’, desde la perspectiva de los daños climáticos, opera más como ‘crudo digital’.

A continuación haremos un resumen de algunos de los principales puntos que plantea la publicación, que inicia contando qué es Bitcoin y cómo opera en la economía mundial, pero se centra en hablar de cómo su producción afecta al medio ambiente: “Tomando Bitcoin (BTC) como nuestro enfoque, este análisis estima los daños climáticos de la minería de monedas y explora varios criterios para señalar cuándo estos daños podrían ser insostenibles”, dice el informe.

Uso de energía

El informe confirma lo que se ha dicho en muchas otras ocasiones: que la minería de Bitcoin, que es la de Prueba de Trabajo, PoW, “consume mucha energía”. 

Sobre esto dice, que con datos de la tasa de hash de la red desde enero de 2016 hasta diciembre de 2021 y datos sobre el consumo de energía y la eficiencia de los equipos de minería, “en 2020 la minería BTC utilizó 75,4 TWh año−1 de electricidad, que es más energía que la utilizada por Austria (69,9 TWh año−1 en 2020) o Portugal (48,4 TWh año−1 en 2020)”.

Y añade:

“Existe una tendencia general ascendente en el uso de electricidad de BTC y una estrecha correlación entre los precios de BTC y el uso de energía minera. La disminución de los precios de intercambio de BTC y el uso de energía minera en el verano de 2021 probablemente se deba en parte a la prohibición de China de que las instituciones financieras y las empresas de pago proporcionen transacciones relacionadas con criptomonedas“.

Tipos de energía

Sobre los tipos de energía refiere:

“Las estimaciones de la Universidad de Cambridge sugieren que la mayoría de la electricidad utilizada para extraer criptomonedas POW proviene del carbón y el gas natural, aunque el uso de energía hidroeléctrica probablemente fue prominente en China hasta que se prohibió allí la minería de criptomonedas. A nivel mundial, se estima que el 39 % de la minería POW funciona con energía renovable, lo que significa que las fuentes no renovables, como los combustibles fósiles, alimentan la mayoría (~ 61 %)”.

Y se centra en la producción de CO2. “Debido a su considerable uso de energía de combustibles fósiles, la minería de criptomonedas contribuye a las emisiones globales de carbono con los daños ambientales asociados.  Goodkind y otros investigadores estimaron que en 2018 cada USD $1  de valor de mercado de BTC creado a través de la minería se asoció con USD $0,49 en daños combinados a la salud y el clima en los EE. UU. y USD $0,37 en China. Krause y Tolaymat estimaron que las monedas BTC, Ether, Litecoin y Monero fueron responsables de 3 a 15 millones de toneladas de emisiones de CO2 entre enero de 2016 y junio de 2018. En comparación, en 2018, Afganistán emitió cantidades similares de CO2 (7,44 millones de toneladas ), Eslovenia (14,1 millones de toneladas) y Uruguay (6,52 millones de toneladas)”.

Añade:

“Dado que los esfuerzos de minería han aumentado con el tiempo, estimamos un fuerte aumento de las emisiones de CO2e (equivalente de dióxido de carbono) por moneda creada. Usando una estimación global de la ubicación de los mineros de BTC y la combinación de electricidad local, y los coeficientes de emisión de CO2e regionales por tipo de generación, un BTC extraído en 2021 es responsable de emitir 126 veces el CO2e que un BTC extraído en 2016, aumentando de 0,9 a 113 toneladas de CO2e por moneda de 2016 a 2021″.

Daños al ambiente

Asimismo, dice el informe: “Con el aumento de las emisiones de CO2e por moneda creada, los daños climáticos de la producción de BTC aumentaron con el tiempo. Usando un coeficiente de daño de USD $100 t−1 para las emisiones de CO2e (valores en dólares estadounidenses), comúnmente conocido como el costo social del carbono (SCC), cada BTC creado en 2021 resultó en USD $11.314 en daños climáticos , en promedio, con daños globales totales de todas las monedas extraídas en 2021 que superan los USD $ 3.7 mil millones”.

Añade que entre 2016 y 2021, los daños climáticos globales totales de BTC se estiman en USD $ 12 mil millones.Con rápidos aumentos de precios en BTC a fines de 2020, los daños climáticos de la minería representaron el 25% de los precios de mercado para 2021″.

Además dice que hay “una clara trayectoria ascendente en los daños climáticos estimados por moneda. En lugar de disminuir a medida que la industria madura, cada nueva moneda BTC extraída está, en promedio, asociada con daños climáticos crecientes”.

Dice que BTC también falla en el criterio de sostenibilidad debido a que: “Los daños climáticos de BTC promediaron el 35% de su valor de mercado (2016-2021) y el 58% (2020-2021). Esto coloca a BTC en la categoría de otras materias primas que consumen mucha energía o que son muy contaminantes, como la producción de carne de res, la generación de electricidad con gas natural o la gasolina del petróleo crudo, y es sustancialmente más dañina que lo que podríamos considerar materias primas más sostenibles, como la producción de pollo y cerdo y fuentes de electricidad renovables como la solar y la eólica”.

El informe destaca que “La minería de BTC también genera daños climáticos por precio unitario que son un orden de magnitud superiores a los generados por la extracción de metales preciosos como oro y cobre, que promedian < 10 % por valor de mercado unitario en comparación con BTC”.

Según un gráfico que presenta Nature, la minería Bitcoin supera en daño ambiental a la producción de carne de res, sin embargo, es menor al daño que produce el gas natural y el carbón.  Por cada dólar extraido en Bitcoin, hay un daño ambiental de USD $0,35, refiere el gráfico, mientras que en la industria ganadera el daño por cada dólar es de USD $0,33. Pero los daños que produce el gas natural por cada dólar son de USD $0,46 y los que produce el carbón son de USD $0,95.  Sin embargo, los daños del oro son solo de USD $0,04 y los de energía solar también de USD $0,04.

Una solución: minería renovable

El informe también se pregunta qué pasaría si cambia la forma de minería a una más amigable con el medio ambiente:

 “¿Qué proporción de utilización de las fuentes de electricidad renovable haría que la producción de BTC tuviera un impacto de daño climático similar a los productos básicos más sostenibles?”Nuestros resultados sugieren que si la proporción de fuentes de electricidad renovable para 2016-2021 aumentara del 38,5 al 88,4 % (con un 5,2 % adicional de energía nuclear), un aumento del 129 %, los daños climáticos como parte del precio de la moneda para BTC caerían del 35 al 4%; similar en magnitud a los daños climáticos de la energía solar o el oro”.

Entre las conclusiones están: “Si la industria no cambia su camino de producción fuera de POW, o avanza hacia POS (Prueba de Participación), entonces esta clase de bienes digitalmente escasos puede necesitar ser regulada, y la demora probablemente conducirá a un aumento de los daños climáticos globales”.

Fuentes: Revista Nature, archivo

Resumen y versión de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. DiarioBitcoin es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.