Por Hannah Pérez  

Un autorretrato de Sophia en formato NFT se vendió por cerca de USD $700.000, unos doscientos mil dólares más caro que las tres portadas del TIME.

***

Es el año de los NFT (tokens no fungibles) y todos están vendiendo sus coleccionables digitales por miles y millones de dólares. Artistas, celebridades, empresas y hasta robots.

La prestigiosa revista estadounidense TIME, con casi 100 años en el mercado, decidió recientemente subastar su primera colección de NFT: tres de sus más emblemáticas portadas, incluyendo “Is God Dead?“, de la edición publicada en 1966.

La subasta de la revista, que se llevó a cabo el día de ayer en la plataforma SuperRare, coincidió con otra esperada subasta dentro del mercado de los NFT: la colección de arte de Sophia la robot. La popular humanoide había anunciado a mediados de marzo el lanzamiento de su propia serie de obras de arte en formato NFT, un trabajo en colaboración con el artista Andrea Bonaceto.

En ambos casos -la revista TIME y la robot Sophia-, las ventas de los NFT habían sido anunciadas con antelación, y muchos coleccionistas esperaban ansiosos por participar de las subastas. Como era de esperarse, ambas colecciones se vendieron por varios miles de dólares, aunque una venta superó notablemente la otra.

TIME vende portadas emblemáticas por casi USD $500.000

Las tres portadas icónicas de TIME, se vendieron en formato NFT el día de ayer, recaudando un total de USD $446.000 (276 ETH).

El NFT más costoso fue el que representaba la portada con el título “Is Truth Dead?“, publicado durante la presidencia de Donald Trump; el cual se vendió por USD $141.000. A esta venta le siguió la de la portada “¿Fiat está muerto?“, por un total de USD $130.000, correspondiente a una edición que aún no ha sido publicada y que saldrá el 29 de marzo.

Por último, el NFT de la portada Is God Dead?“, que fue la primera portada con ese diseño caracterizado por la carencia de imágenes, borde y letras en rojo, y fondo negro, se vendió por USD$ 112.000. Una alta suma de dinero si tomamos en cuenta el hecho de que son tres imagenes que podemos descargar gratis en Internet. Puede verlas a continuación:

TIME magazine-superrare

La revista también vendió un cuarto NFT por solo 35 ETH (USD $ 56.000).. Se trata de una imagen que muestra las tres portadas de revistas, donde se puede observar el diseño uniforme en todas las portadas, las cuales abarcan un total de 55 años y reflejan el cambio de la impresión en imprenta a la era digital. 

Colección de NFT de Sophia recauda más de USD $1 millón

Coincidiendo con esa subasta, la robot Sophia también llevó a cabo la venta de sus tokens coleccionables, superando significativamente los montos de venta alcanzados por TIME. En su caso, la subasta se llevó a cabo en el mercado de NFT, Nifty Gateway.

Sorpresivamente, un coleccionista ofertó la asombrosa suma de USD $688.888 por el NFT titulado “Sophia Instantiation“, tan solo una de las obras de la colección de arte creada por la robot.

De acuerdo con un portavoz de la plataforma, la colección completa de Sophia -que abarcaba otros lotes de piezas por valores entre por USD $ 2.500 y $ 3.000 cada una- generó más de USD $ 1 millón en total. (También se pueden descargar gratuitamente, las puede ver aquí).

La obra de arte digital en formato NFT más costosa fue un autorretrato de la humanoide. Se trata de un archivo MP4 de 12 segundos que muestra el retrato de Sophia pintado por Bonaceto evolucionando hacia la pintura digital hecha por la propia robot. El token además viene acompañado por una obra de arte física, pintada por Sophia en una copia impresa de su autorretrato.

 

Tras la venta del autorretrato, el comprador -un artista digital con el nombre ‘888’ en Twitter- comentó: “Tengo la piel de gallina“.

Quiero agradecer tanto al universo por permitirme ganar la subasta y colaborar realmente con @RealSophiaRobot. El hecho de que haya utilizado mi pintura para terminar su obra va más allá de lo que podría desear“, agregó el artista y coleccionista en otro tweet. La humanoide interactuó directamente con él a través de Twitter, diciendo:

Yo también, realmente tuvimos una conexión @Crypto888crypto. Su trabajo fue muy inspirador en muchos niveles, por lo que quiero aferrarme a su significado un poco más. Lo compartiré pronto. Gracias.

Estamos viviendo el futuro

La venta de arte de la robot, que representa un hito histórico en muchos niveles -arte, robótica, criptografía, NFT-, ha sido reseñada por medios de todo el mundo, incluyendo el New York Times. No solo representa el NFT más costoso vendido por un robot, sino que también arroja muchas preguntas sobre el futuro de la humanidad y del arte; especialmente teniendo en cuenta que Sophia no es la única inteligencia artificial que está ganando dinero con sus creaciones artísticas.

¿Quién es el dueño del resultado de las actividades de creación de los robots? ¿Son ellos en primera instancia dueños de sus propias creaciones, o en cambio lo son los ingenieros detrás de ellos? ¿Están los robots realmente haciendo arte?

Previamente, Bonaceto, el artista co-creador de la obra vendida, había señalado que junto a Sophia estaba “avanzando hacia un nuevo paradigma” en el que los robots y los humanos participan juntos en procesos creativos. Por su parte, David Hanson, especialista en robótica y creador de Sophia ya había expresado en 2018 algunas de las ideas de su proyecto tecnológico.

Era muy importante que ella representara esta intersección de la humanidad y la tecnología, con la idea intuitiva de que la tecnología puede mejorar la humanidad, ayudarnos a actualizarnos a estados superiores del ser“, había dicho a CNN.

Al mismo tiempo, (la tecnología puede) provocar estas preguntas: ¿Qué significa ser humano? ¿Qué es real, qué no es real? ¿Cuál es la realidad de nuestro futuro que aún no existe?.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Twitter, SuperRare, Nifty Gateway, CNN, Decrypt,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash