Por Hannah Pérez  

El Tribunal de EE UU concedió a Ripple acceso a documentos de Binance que podrían evidenciar que la venta de XRP se llevó a cabo a través de plataformas extranjeras, y por lo tanto no violaría la ley de valores. 

***

La batalla legal entre Ripple Labs y la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) ahora involucra al reconocido exchange de criptomonedas Binance.

Como parte de los últimos desarrollos de la demanda judicial, el equipo de abogados del CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, solicitó el lunes acceso a documentos de Binancerelevantes para el caso e imposibles de obtener por otros medios“.

Como tal, la presentación solicitó al tribunal que emitiera una carta para solicitar a la Autoridad Central de las Islas Caimán la obtención de los documentos de Binance Holdings Limited, la subsidiaria del intercambio con sede en ese país. Este miércoles, Ripple ha sumado otra victoria después de que el Tribunal concediera a la empresa permiso para obtener dichos documentos.

Binance involucrado en el caso

Según reseñó Cointelegraph, el motivo de la solicitud parece ser el de desafiar las afirmaciones de la SEC acerca de que el CEO de Ripple vendió tokens XRP en plataformas de comercio de criptomonedas a inversores “de todo el mundo“. El equipo de abogados, en cambio, sostiene que dichas ventas ocurrieron fuera del país y, por lo tanto, no estarían sujetas a la ley de valores. 

Para respaldar este argumento, citaron la Sección Cinco de la Ley de Valores de 1933, que indica que las supuestas ventas ilegales de XRP se aplicaban solo a las ventas nacionales y ofertas de valores. Agregaron que los documentos solicitados a Binance pueden contener evidencia en apoyo de esa afirmación. En los documentos judiciales presentados ante el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, se lee:

Como sabe la SEC, las ventas de XRP del Sr. Garlinghouse se realizaron en su inmensa mayoría en plataformas de comercio de activos digitales fuera de los Estados Unidos […] el descubrimiento que el Sr. Garlinghouse busca será relevante para demostrar que las ofertas y ventas que la SEC impugna no ocurrieron en este país y no están sujetas a la ley que la SEC ha invocado en este caso.

Los últimos acontecimientos son parte de la demanda en curso que introdujo el regulador estadounidense contra Ripple y sus principales ejecutivos en diciembre, por la presunta venta de tokens XRP como valores no registrados. La SEC sostiene que la firma violó la ley federal de valores, mientras Ripple ha intentado demostrar que XRP no es un valor.

Sin embargo, el equipo de abogados de la defensa ahora parece estar cambiando de enfoque -o quizás pretende acumular más argumentos a favor- al desafiar las acusaciones de la SEC de ventas de tokens nacionales versus internacionales.

Otra victoria para Ripple

En un último avance de la demanda en curso, Ripple se ha llevado otra victoria al obtener permiso para acceder a los documentos de Binance. El día martes, la jueza del Tribunal de Distrito de EE UU, Sarah Netburn, concedió la moción de Garlinghouse para acceder a los documentos. Como tal, el tribunal organizará la entrega de una carta de solicitud a la Autoridad Central de las Islas Caimán en nombre del CEO para obtener pruebas del intercambio.

Esta no es la primera vez que Garlinghouse busca cuestionar la jurisdicción de la SEC sobre la venta de tokens XRP. En junio de este año, el CEO, junto con el cofundador de Ripple, Chris Larsen, había presentado una moción solicitando a las autoridades internacionales que solicitaran documentos de varios intercambios de criptomoneda fuera de EE UU, incluyendo Bitstamp, Huobi y Upbit

La decisión de la jueza se produce poco después de otra victoria legal que le permite a Ripple poner a prueba la consistencia de los criterios SEC a la hora de determinar si una criptomoneda es un valor. Como informamos, a mediados del mes pasado, el Tribunal estadounidense negó la moción de la SEC para anular la deposición del exjefe de la división de finanzas corporativas la SEC, William Hinman, quien dictaminó en 2018 que Ethereum (ETH) no es un valor.

El último fallo permitirá a Ripple desafiar las afirmaciones de la Comisión de que las ventas de XRP se llevaron a cabo en plataformas comerciales dentro de los Estados Unidos. Mientras tanto, la empresa parece estar preparada para seguir llevando una larga batalla. La fase de prueba preliminar del caso concluirá el 15 de octubre.


Lecturas recomendadas


Fuentes: Cointelegraph, AMBCrypto, ZyCrypto, archivo

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash