Por Arnaldo Ochoa   @arnaldochoa


Conozca la realidad actual sobre el criptoactivo de Nicolás Maduro, el petro, y la plataforma PetroApp en Venezuela.

***

Corría el mes de febrero. Isbelia Dugarte, pensionada de 65 años de edad, intentaba entender cómo pagar con petros en un supermercado al oeste de Caracas, el cual lo acepta solo a través de la plataforma PetroApp. Con mucha dificultad, Dugarte no comprendía lo impreso en dos hojas de papel pegadas en la entrada del establecimiento.

Se le enviará una solicitud (…) de parte de la empresa para que realice su pago… Rezaba el trozo de papel. “Esto es lo que no entiendo. ¿Cómo es eso?”, expresó Dugarte, quien no ha podido gastar el medio petro de aguinaldo que Nicolás Maduro otorgó en diciembre pasado a pensionados y trabajadores del sector público.

Yo no entiendo absolutamente nada y quiero usarlo (…). Es tan complicado. Estoy trancada. (…) Es una estafa”, añadió la pensionada antes de irse con las manos vacías.

Imposibilitados de usar Petro

Tal como informó DiarioBitcoin en diciembre, el gobierno a través de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (SUNACRIP) lanzó un sistema de exchange interno desde la plataforma Patria, pero fracasó por la poca demanda y por poca o nula educación a la población sobre su uso.

Luego, el Ejecutivo anunció que las personas supuestamente podían adquirir productos en más de 27.000 comercios en todo el país que cuentan con el Biopago, un mecanismo del Banco de Venezuela que permite realizar pagos.

No obstante, pensionados y empleados públicos pasaron los días del asueto navideño en largas colas desde tempranas horas. El objetivo era usar el petro en tiendas como Traki, CLAP y algún que otro comercio. Muy pocos pudieron comprar, realmente.

Problemas y más problemas

Posteriormente, y en menos de un mes, la opción de pagar a través del punto Biopago fue suspendida prácticamente de manera indefinida. El Banco de Venezuela informó que el sistema entraría en una fase de mantenimiento. Ahora, tres meses después de que Maduro depositara el petroaguinaldo, aún muchas personas siguen sin poder gastarlo, pues la mayoría de los comercios en los que se hicieron operaciones con esta moneda virtual dejaron de recibirla.

Ninguna sucursal está aceptando petros porque el sistema está caído y no sabemos hasta cuándo”, aseguró una trabajadora de la tienda por departamentos Traki, ubicada en la avenida Casanova de Caracas.

Además, la desconfianza que ya generaba la moneda digital en los comerciantes aumentó luego de que el Banco de Venezuela se retrasara en la liquidación en bolívares de los consumos facturados en petros. Algunos llevan meses esperando y otros ya la recibieron pero a la cotización vieja, del momento en el que hicieron la venta.

Petro y PetroApp en Venezuela, ¿funcionan?

La única manera de usar el medio petro en los pocos comercios que lo reciben es solo a través de la plataforma PetroApppara lo que se necesita obligatoriamente un teléfono inteligente. Esto representa un verdadero problema para los pensionados, muchos de los cuales no tienen o no usan un dispositivo móvil de este tipo.

Aunque por su nombre pareciera una aplicación para teléfonos inteligentes, en realidad la PetroApp es una página desde donde los usuarios registrados pueden pagar bienes y servicios con la moneda digital, hacer transferencias a otras cuentas y consultar el historial de movimientos.

Sin embargo, y a decir verdad, son muy pocos los comercios que reciben al petro como forma de pago vía PetroApp. En febrero, varios medios reportaron que las tiendas Total, CLAP del Centro Comercial Ciudad Tamanaco (CCCT) y Café Venezuela de la plaza Bolívar del centro de Caracas, comenzaron a recibir pagos bajo esa modalidad.

“Es una trampa del gobierno”

La mañana del 29 de enero, algunas personas -incluyendo adultos mayores- esperaban fuera de la tienda CLAP de Zona Rental para gastar el medio petro, equivalente a 2,2 millones de bolívares en aquel entonces. Un trabajador de la tienda giraba instrucciones.

¡Presten atención! A las ocho de la mañana vamos a coordinar la cola, y si todos tienen configurado su petro wallet, podremos atender a unas 200 personas. No tenemos Biopago, se paga nada más que a través del petro wallet con teléfono inteligente.

Eso de teléfono inteligente es pa’ no venderle a nadie”, expresó furiosa una mujer de la tercera edad. “Yo no tengo teléfono inteligente. Me robaron ese dinero, ese dinero se lo cogieron ellos. Esa es una trampa del gobierno”.

Petros que se añejan

Maduro ha asegurado en reiteradas oportunidades que le entregó el petroaguinaldo a más de 6 millones de venezolanos.

Sin embargo, según cifras del propio Banco de Venezuela, apenas 1,23 millones de personas realizaron transacciones en petros. Esto, desde que se inició la entrega del petroaguinaldo el 18 de diciembre de 2019 y hasta que la institución financiera suspendió las operaciones el 1° de enero de 2020.

Lo anterior significa que millones de pensionados y trabajadores públicos aún no han podido usar ese dinero. Para la firma Síntesis Financiera, alrededor de 2,85 millones de petros no han sido gastados.

PetroApp Jurídica

Un nuevo uso que busca fomentar el gobierno venezolano respecto a la PetroApp es el relacionado con las empresas.

A principios de marzo se conoció por diversas fuentes que comerciantes y empresarios con cuentas bancarias jurídicas en el Banco de Venezuela pueden registrar y validar su PetroApp Jurídica, siguiendo nueve pasos que brinda la plataforma de la referida entidad financiera.

La información publicada por la SUNACRIP en su usuario en Twitter @SunacripVe, revela que la obtención de la PetroApp Jurídica permite a los comercios recibir pagos por compra y venta de productos, bienes y servicios en petros, a través de PetroPago. Disponible en el portal www.petro.gob.ve, la app puede ser descargada por el establecimiento comercial.

Cero educación

Mientras el bolívar soberano ha perdido sus tres funciones (servir de intercambio, de reserva de valor y de mecanismo de cuenta), el gobierno ha insistido cada vez con más empeño en el uso del petro, un activo digital que muy pocos saben utilizar.

El economista Víctor Álvarez afirma que gobierno intenta abrirle camino al petro como nueva moneda nacional. “También ha dicho que iniciará el pago en petros de compromisos y beneficios laborales extraordinarios, así como el pago de las prestaciones sociales acumuladas. Todo esto puede interpretarse como un paso hacia una petro-reforma monetaria”.

Sin confianza, petro no funciona

Otro de los motivos principales por los cuales muchas personas creen que el petro no funciona es la poca confianza que le tienen; no solo al criptoactivo en si, sino al gobierno venezolano, artífice de su creación y puesta en marcha.

Una prueba de dicha desconfianza lo constituye el hecho de que ya algunas cuentas en Twitter, promotoras del criptoactivo, y en total desconocimiento de cómo operan los mercados, advierten sobre una practica “habitual” en los últimos meses: el intercambio del criptoactivo “a una tasa devaluada“, “fijada por operadores no oficiales” y “en condiciones desfavorables“.

Según @petrodivisa, fuerte defensor del criptoactivo de Maduro, este sistema de compra de petros es puesto en marcha por personas que, sin ningún esfuerzo, estarían ganando hasta el 60%, algo normal en los mercados si al caso vamos:

No obstante, lo que obvia el referido promotor del petro, es que este tipo de operadores pertenecen al mercado secundario, perfectamente válido y legal para operar de acuerdo a la última directriz emitida por la propia SUNACRIP. La misma autorizó prácticamente a que fuese la propia ley de oferta y demanda la que dictaminara el precio del petro en el mercado secundario.

Función futura del petro y la Petroapp

Luego de los constantes traspiés sufridos por el criptoactivo, es normal que un usuario se pregunte “¿Hacia dónde va el petro?“.

Siendo así, y en un país que claramente se decanta cada día más por Bitcoin y otras criptomonedas como Dash, algunos economistas como Luis Oliveros creen que «el petro va a funcionar como el CUC o peso cubano convertible».

Por su parte, el economista Aarón Olmos, especialista en criptomonedas, explicó que “el petro no es una criptomoneda: es un token digital, una ficha centralizada, politizada, direccionada y multipropósito“.

Fuentes: Tal Cual Digital, EPMundo, Noticias Ahora, La Iguana.

Artículo de Arnaldo Ochoa / DiarioBitcoin.

Imagen creada con Canva