Por Arnaldo Ochoa   @arnaldochoa


Chris Larsen, cofundador de Ripple, ofrece una panorámica del porqué EE UU podría estar perdiendo la batalla tecnológica frente a China en una especie de guerra fría virtual.  

***

Para el cofundador de Ripple, Chris Larsen, actualmente está ocurriendo una especie de guerra fría tecnológica entre China y EE UU, siendo este último el que va perdiendo. El directivo sostiene que las perspectivas entre nuevos acuerdos comerciales que beneficien a ambas naciones está lejos de ocurrir.

En todo caso, según Larsen, lo que está ocurriendo actualmente es todo un reto para EE UU, país que debe hacer todo lo posible por evitar perder su liderazgo económico y tecnológico. Así lo hizo saber el cofundador de Ripple en un artículo de opinión escrito en el medio The Hill, y citado por otros medios como Coinspeaker, DeCrypt y Forbes.

EE UU perdiendo el control

De acuerdo a lo expuesto en el artículo, Larsen siente gran preocupación sobre del control del sistema financiero global en el futuro por parte de EE UU, dada la actual rivalidad entre ese país y China en materias como redes 5G e inteligencia artificial, tecnologías en las que se ha invertido al menos unos USD $1,4 billones.

Para poner las cosas en contexto, Larsen se refirió al poder y privilegio que los americanos han disfrutado viendo al dólar como la moneda de reserva mundial, algo que no puede ser obviado.

Asimismo, Larsen destaca que el dólar estadounidense representa el 88% del comercio global, lo que le ha dado a EE UU un enorme poder en relaciones internacionales y le ha permitido avanzar hacia un sistema económico global basado en valores americanos de libertad económica. Según Larsen, el mundo, incluyendo a China, se ha beneficiado enormemente de este liderazgo americano a nivel de comercio global.

China es capaz de controlar las transacciones BTC

Uno de los problemas que enfrenta EE UU en medio de esta guerra fría tecnológica es el hecho de que toda la infraestructura financiera en el mundo está basada en tecnología anticuada y enfrenta un cambio dramático en relación a todo lo que tiene que ver con billeteras digitales, tecnología Blockchain, criptomonedas y protocolos de interoperabilidad. Todo esto ha representado más que una gran oportunidad para China, para desafiar el poder americano respecto al sistema financiero global, destacando su último objetivo de reemplazar al dólar con una moneda digital controlada por el Estado como lo es el yuan digital.

Para nadie es un secreto que China viene jugando a largo plazo con una serie de movimientos estratégicos que, bajo la óptica de Larsen, deberían preocupar a los EE UU en cuanto a su liderazgo.

Por una parte, China ya ha logrado casi establecer un uso universal respecto a pagos digitales domésticos a través de gigantes tecnológicos financieros como AliPay y WeChat. Además, en estos últimos días anunció que ya está probando al mencionado yuan digital.

Por la otra, el gobierno chino está subsidiando vastas cantidades de energía necesarias para los mineros de criptomonedas en el país. ubicados mayormente en la provincia de Sichuan, tal como lo señaló DiarioBitcoin hace dos semanas. Esto significa que el gobierno chino podría estar teniendo la mayoría necesaria para controlar todos estos mineros y efectivamente bloquear o reversar transacciones.

EE UU: Infraestructura y regulaciones rezagadas

En adición los logros tecnológicos mencionados, comenta Larsen, China también ha sido inteligente a la hora de aprovechar las ventajas en la implementación de toda esta tecnología. En tal sentido, menciona a Belt And Road Initiative (BRI), un poderoso esfuerzo multinacional creado para difundir sus bondades, incluso a aliados claves en EE UU. Ahora, el país asiático es el único en el mundo que controla dos centros financieros globales.

BRI, también conocida en Asia como el nuevo Silk Road (Ruta de la Seda), es uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos jamás concebidos. Lanzada en 2013 por el presidente chino Xi Jinping, la amplia colección de iniciativas para desarrollo e inversión se extendería desde el este de Asia hasta Europa, expandiendo significativamente la influencia económica y política de China.

En dicho contexto, y coincidiendo con grandes bancos como Goldman Sachs y JP Morgan, Larsen opina que EE UU se ha quedado muy atrás, ya que las consecuencias de perder el liderazgo financiero pudieran ser desastrosas. Para nadie es un secreto que el sistema de pagos digitales domésticos está todavía bajo el manto del efectivo y de las tarjetas de débito. El directivo también cree que aún no hay una iniciativa aceptada para reemplazar al papel moneda, pese a que existen iniciativas interesantes como las de Christopher Giancarlo, creador del proyecto El Dólar Digital.

Todo esto pone a las compañías estadounidenses basadas en Blockchain en un amplio terreno de desventaja frente a China. “Asumiendo que solo hay un pequeño chance de que EEUU pierda el liderazgo financiero, lo anteriormente descrito debería ser suficiente, para que todos nos pongamos a trabajar diligentemente“, dice Larsen.

Posibles soluciones

Para Larsen, EE UU deben reconocer que las grandes compañías tecnológicas y financieras son un tema de seguridad nacional. Esto debe comenzar con una iniciativa de dólar digital para mantenerse a la par con el yuan digital. El próximo paso es ver a Silicon Valley como un centro tecnológico financiero global, ya que a su modo de ver no hay razones para que no lo sea.

De igual forma, dice Larsen, EE UU debe adoptar un enfoque regulatorio de mayor apoyo a Blockchain y a las criptomonedas, especialmente aquellas tecnologías desarrolladas y usadas por compañías americanas. Sin embargo, sostiene que el país tomó un enfoque un tanto hostil en contra de estas nuevas tecnologías, estableciendo políticas que resultan de alguna forma restrictivas.

Así como los EE UU tienen claras y consistentes políticas que han sido ganadoras en el área de la revolución de Internet, debe ser lo mismo con la tecnología financiera y Blockchain”. Larsen también sostiene que China está actualmente ganando la batalla financiera en esta especie de guerra tecnológica fría.

Para cerrar, Larsen anticipa que China ya esté a la cabeza en cuanto al diseño de un nuevo sistema financiero global, lo que representaría una innecesaria derrota para EE UU, ya que tuvo todas las herramientas para ganar.


Lecturas Recomendadas


Fuentes: The Hill, BRI, Coinspeaker, DeCrypt, Forbes, Archivo de DiarioBitcoin.

Reporte de Arnaldo Ochoa/ DiarioBitcoin.

Imagen de Twitter