Por Arnaldo Ochoa   @arnaldochoa


Tommaso Mancini-Griffoli, funcionario del FMI, explicó las ventajas de una CBDC sintética frente a una tradicional, así como también el papel que jugarían las entidades privadas en conjunto con los bancos centrales. La innovación sería el eje principal

***

Las CBDC sintéticas (monedas digitales respaldadas por los pasivos de un banco central, pero emitidas con la ayuda de una entidad o empresa privada) podrían proporcionar a los ciudadanos un medio de pago confiable que simultáneamente aproveche algunas de las ventajas competitivas clave del sector. Así lo dijo a Coindesk Tommaso Mancini-Griffoli, subjefe de división del FMI en el Departamento de Mercados Monetarios y de Capitales.

Siendo así, y tal como lo describe Mancini-Griffoli, un CBDC sintético viene a ser prácticamente una asociación pública-privada.

FMI, Empresas privadas y CBDC

El funcionario del FMI continuó describiendo la idea de la CBDC sintética.

Para Mancini-Griffoli, el objetivo es que un proveedor de eMoney con licencia almacene los fondos de los clientes en un banco central y, a cambio, reciba un pasivo del banco central empaquetable en una moneda estable (stablecoin) públicamente negociable. A su vez, esta stablecoin pública permanecería totalmente respaldada por las reservas del banco central.

Hablando ayer en The Money Movement (la nueva serie de Youtube del CEO de Circle Jeremy Allaire), Mancini-Griffoli dijo que el beneficio clave ofrecido por una CBDC sintética, en comparación con una CBDC tradicional – es decir, donde el banco central es responsable de todo el funcionamiento de una moneda digital – era que dejaba lugar a la innovación.

CBDC tradicionales costosas y arriesgadas, según Mancini

Sobre el tema de los CBDC sintéticos, Mancini-Griffoli dijo:

“Las CBDC sintéticas, que se centran en los pagos minoristas, permiten a los bancos centrales promover la innovación monetaria dentro de los límites de un entorno seguro y bien regulado. Por el contrario, la idea tradicional de una CBDC, que prácticamente “salió de la puerta, podría llegar a ser “muy costosa y muy arriesgada para el banco central, y puede disuadir a la innovación”.

Esta asociación público-privada [de una CBDC sintética] tiene como objetivo conservar las ventajas competitivas del sector privado: interactuar con los clientes e innovar, y la ventaja comparativa del banco central: regular y proporcionar confianza“, agregó.

Aunque otros bancos centrales también han discutido la posibilidad de un papel para las empresas privadas, como el Banco de Inglaterra (BoE) o el Banco Agrícola de China, el aspecto clave de un CBDC sintético, hasta donde el FMI lo ve, es que delega la mayoría de las funciones fundamentales de un CBDC al sector privado.

Pero, según refleja Coindesk, aún quedan preguntas sobre este tema. La principal es cómo será, en última instancia, la relación entre el sector público y el privado. Al respecto, Mancini-Griffoli destacó: “¿Garantizaría un banco central que las entidades privadas emprendan la debida diligencia debida sobre los clientes, y proporcionarían información sobre cómo sería el diseño tecnológico del token?”.

La principal piedra de tranca es ver claramente dónde se separa la responsabilidad del sector público y el privado.

Lecturas relacionadas

FMI evalúo ventajas y desventajas de CBDC

Banco de Canadá no planea emitir CBDC por ahora

Banco Central de Holanda quiere lidera CBDC

Fuentes: CoinDesk.

Traducción de Arnaldo Ochoa/ DiarioBitcoin.

Imagen de Twitter