Por Editor DiarioBitcoin  

Un ciudadano ucraniano fue condenado a 9 años de prisión en lo que el IRS describe como el “primer caso de Bitcoin con un componente fiscal” de Estados Unidos.

***

Un ex ingeniero de Microsoft fue condenado a 9 años de presidio por robar más de USD $ 10 millones en valor digital de su empleador anterior en forma de “valor almacenado en moneda” (CSV), incluidas tarjetas de regalo.

Según el informe de Cointelegraph, Volodymyr Kvashuk, un ciudadano ucraniano de 26 años de edad que reside en Washington, usó las cuentas y las identidades de sus compañeros de trabajo para robar y luego vender CSV, dando la impresión de que sus compañeros de trabajo fueron los responsables del fraude.

Kvashuk también usó un servicio de mezcla de Bitcoin (BTC) para confundir aún más el rastreo, y le dijo al Servicio de Impuestos Internos que los USD $ 2,8 millones en criptomonedas que pasaron a través de los obsequios de sus cuentas habían sido enviados por un familiar. Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos:

Durante los siete meses de actividad ilegal de KVASHUK, aproximadamente USD $ 2,8 millones en Bitcoin fueron transferidos a sus cuentas bancarias y de inversión. KVASHUK luego presentó formularios de declaración de impuestos falsos, alegando que Bitcoin había sido un regalo de un pariente.

Vale señalar que Kvashuk trabajó en Microsoft desde agosto de 2016 hasta su despido en junio de 2018.

Primer caso en EE UU

Según reseña Cointelegraph que dijo el agente especial del Servicio de Impuestos Internos Ryan Korner, la sentencia es “el primer caso de Bitcoin de la nación que tiene un componente impositivo”. Korner afirmó que la sentencia destaca la creciente sofisticación de la división criminal de la agencia para identificar transacciones de criptoactivos no reportadas:

En pocas palabras, la sentencia de hoy demuestra que no puede robar dinero a través de Internet y cree que Bitcoin ocultará sus comportamientos delictivos.

Brian Moran, de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos, dijo: “Robarle a su empleador es bastante malo, pero robar y hacer que parezca que sus colegas tienen la culpa amplía el daño más allá de los dólares y los centavos”.

Kvushuk ha sido declarado culpable de 18 delitos federales, incluidos seis cargos de lavado de dinero y dos cargos de presentar declaraciones de impuestos falsas. El ucraniano utilizó los fondos robados para comprar una casa frente al lago de USD $1,6 millones y un vehículo Tesla de 160.000 dólares.

Fuente: Cointelegraph

Traducción de DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash