Por Angel Di Matteo   @shadowargel

La suspensión de Western Union viene asociada con las sanciones impuestas por EE UU a Cuba. Analistas sostienen que esto podría ser positivo para la adopción de las monedas digitales.

***

La empresa para el envío de remesas con mayor cantidad de sucursales en el mundo, Western Union, anunció la suspensión de transferencias con dólares estadounidenses desde EE UU a Cuba, medida que hace parte de las sanciones impuestas por el país norteamericano a la nación caribeña.

Western Union suspende envío de remesas de EE UU a Cuba

De acuerdo con información publicada por varios medios, esta medida imposibilita a personas residentes en EE UU enviar remesas a familiares y conocidos en Cuba a razón de una resolución publicada el pasado 27 de octubre, a la cual Western Union no ha podido encontrar una solución satisfactoria.

Al respecto, en un comunicado publicado por Western Union, se lee:

Hoy informamos a nuestros clientes que tienen tiempo limitado para enviar dinero a sus seres queridos desde los EE UU a Cuba, debido a una nueva resolución dispuesta por gobierno de EE UU, la cual entrará en vigencia a partir del próximo 26 de noviembre de 2020.

Y agrega:

Hemos estado trabajando día y noche para explorar todas las opciones posibles para mantener nuestros servicios abiertos entre EE UU y Cuba, ya que reconocemos que este es un canal vital para nuestros clientes…

Estas nuevas medidas representan un endurecimiento de la administración del presidente Donald Trump en contra del país caribeño, nación con la cual EE UU mantiene una tensa situación política desde la década de los 60 justamente por la participación de estos en conflictos bélicos internacionales.

¿Medidas alternativas? ¿Criptomonedas?

Si bien esta medida puede considerarse por muchos como algo aparentemente ajeno al ecosistema de las monedas digitales, críticos y analistas sostienen que esta coyuntura podría impulsar mucho más la adopción de estas tecnologías entre los residentes de la nación norteamericana, en especial en estados como Florida donde hay fuerte presencia de migrantes cubanos con familiares que aún residen en el país caribeño.

En este orden de ideas, entusiastas y críticos aseguran que tanto las monedas digitales como los servicios de remesas basados en el uso de estos activos, podrían ganar mucho espacio para abordar este vacío que deja Western Union dentro del sector.

Al respecto, el youtuber cubano, Erich García Cruz, aseguró a mediados de septiembre que existían aproximadamente unos 50.000 usuarios de Bitcoin y las principales criptomonedas residentes en Cuba, los cuales aprovechan las propiedades que ofrece el uso de estos activos para sortear los controles financieros impuestos por el gobierno local.

Reportes recientes indican que esta cifra ha ido creciendo en los últimos meses, mientras que analistas proyectan un aumento para los próximos años justamente a razón del auge de Bitcoin dentro de los principales mercados.

Caso Venezuela como un claro ejemplo

Un caso bastante ilustrativo asociado con el uso de criptomonedas como mecanismo para el envío de remesas es justamente Venezuela, país sudamericano que vive un fuerte proceso hiperinflacionario que afecta su economía, el cual está asociado con la gestión del presidente Nicolás Maduro.

Ello derivó en un gran movimiento migratorio por parte de venezolanos principalmente hacia otros países de la región, lo cual aumentó notablemente el envío de remesas desde estas naciones hacia Venezuela por parte de personas que ayudab a sus familiares y conocidos residentes en el país.

En relación al uso de las criptomonedas para este fin, un informe publicado por el equipo de Open Money Initiative a finales de marzo de este año reveló la incidencia de la diáspora venezolana en el volumen de operaciones comerciales registradas Bitcoin en la región. Al respecto, el estudio visibilizó cómo el apagón masivo registrado en Venezuela en 2019 generó una caída en los volúmenes comerciales vistos en Colombia, Perú, México, Chile y Argentina.

Si bien según analistas y entusiastas Venezuela está lejos de lo que muchos califican como una “criptonación”, la adopción de las monedas digitales ganó bastante espacio entre residentes, principalmente como un medio para recibir remesas a la vez que permite resguardarse contra la pérdida de valor del bolívar soberano. Cabe destacar que un cálculo recientemente realizado por DiarioBitcoin destacó que la moneda venezolana vale mucho menos que un satoshi, la unidad más pequeña en la que se puede dividir un Bitcoin.


Lecturas recomendadas


Fuente: Blog Western Union / CoinDesk

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Joehawkins en Wikimedia Commons  bajo licencia CC