Por Hannah Pérez  

La implementación de una regulación más clara, podría fomentar el desarrollo iniciativas para la identidad digital basada en tecnología Blockchain dentro de la región.

***

El Proyecto DIDI, una iniciativa de identidad digital en conjunto con el BID Lab y la ONG Bitcoin Argentina, publicó una investigación que analiza los marcos normativos vinculados a identidad digital, Blockchain y activos digitales en América Latina.

Lanzado durante 2020 en Argentina, el Proyecto DIDI hace uso de Blockchain para presentar un novedoso modelo de identidad digital autosoberana. Además, ofrece una aplicación móvil para gestionar aspectos asociados con la identidad digital; todo con el objetivo final de mejorar el acceso a bienes y servicios a personas en zonas de bajos recursos. 

Sin embargo, los desafíos de un proyecto de tal envergadura no son pocos. En especial teniendo en cuenta la falta de claridad en los marcos normativos aplicables a los datos digitales y las tecnologías disruptivas dentro de la región.

Con el objetivo de continuar expandiendo un nuevo paradigma de identidad digital e implementando proyectos similares en otros países del subcontinente, el proyecto DIDI se propuso analizar el marco legal aplicable a las soluciones de identidad auto soberana, el marco legal aplicable a la tecnología Blockchain y el marco legal aplicable a las criptomonedas.

“Reconocemos la necesidad de revisar y mejorar los marcos normativos en la región de manera que sea posible aprovechar las oportunidades que los avances tecnológicos ofrecen para prosperar. Queremos que este documento sirva de insumo para que los hacedores de política puedan tomar decisiones a partir de información fehaciente en resoluciones que contribuyan a una sociedad con mayor inclusión”; afirmó Javier Madariaga, director de Proyecto DIDI.

Panorama regulativo en materia Blockchain en América Latina

Titulado “Regulación de Blockchain e identidad digital en América Latina”, el estudio analiza y presenta un resumen de los marcos legales de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

El modelo de identidad digital basado en Blockchain que propone el proyecto DIDI conjuga tres elementos importantes a considerar en los marcos de jurisprudencia: la noción de identidad digital, uso de datos y los derechos que se conceden a los titulares de dichos datos; la normativa aplicable a Blockchain y por último aquella aplicable a los activos digitales.

Como podría esperarse, el panorama resultante arrojado por el estudio fue variopinto. Mientras en materia de datos personales, las regulaciones latinoamericanas se mostraron alineadas conceptualmente con las normas europeas en materia de identidad y protección de datos personales; el panorama de normativa aplicable a Blockchain se mostró menos prometedor.

De los países analizados, solo tres (Argentina, Bolivia y Venezuela) reflejaron tener un marco de regulación aplicable a la tecnología distributiva. Asimismo, solo Argentina destacó por incluir una consideración regulatoria aplicable a los contratos inteligentes.

regulacion Blockchain America Latina informe DIDI
Regulacion de Blockchain en America Latina; fuente: informe Proyecto DIDI

Un número ligeramente mayor de países mostró tener un marco legal aplicable a las criptomonedas. Coincidiendo con algunos de las naciones con mayor adopción de activos digitales en la región, estos países fueron: Argentina, Colombia, Chile, Venezuela, Bolivia y Brasil.

Estrategias aplicables para impulsar soluciones Blockchain

Además de presentar un panorama regulatorio, el informe presentado por Proyecto DIDI también analiza algunas de las estrategias aplicables para mejorar las condiciones legales para la implementación de proyectos de su tipo.

El analisis llevado a cabo revela que los países latinoamericanos no se encontrarían en condiciones de dar apoyo normativo a un proyecto que incluya estos tres elementos (identidad, Blockchain y criptomonedas). Por lo tanto, sería conveniente avanzar en estrategias que aseguren las condiciones para avanzar en su implementación“.

Entre las recomendaciones, el informe destaca que toda participación en sistemas de identidad digital debería ser voluntaria y en ningún motivo obligatoria. “En todo momento, el usuario debería ser capaz de eliminar su perfil de forma plena“.

En este sentido agrega que la seguridad informática y la garantía de privacidad de los datos de usuario deberían ser los criterios rectores a la hora de diseñar soluciones tecnológicas de identidad digital. Además, con miras al futuro, el informe sugiere que todo marco regulatorio en torno a estos desarrollos “debería ser tecnológicamente neutro“; así permitirá el uso de tecnologías presentes y futuras.

El informe, que supone el primer trabajo publicado en la materia, fue presentado gracias al apoyo de BID Lab (el laboratorio Blockchain del Banco Interamericano de Desarrollo) y LACChain (Alianza global para el desarrollo del ecosistema Blockchain en Latinoamérica y el Caribe).

Sobre DIDI y el futuro de la identidad digital

En medio de una pandemia global, con el debate en torno a la protección y utilización de datos digitales tomando una nueva fuerza, surge el Proyecto DIDI.

La solución tecnológica propuesta por DIDI cobra vida en una aplicación móvil que permite la certificación y validación de datos sociales, cívicos y económicos, a través de credenciales verificables emitidas por terceros. También cuenta con un portal web de emisión de credenciales, a través del cual instituciones o individuos pueden operar, gestionar, emitir, y revocar esas credenciales.

De esta forma, DIDI permite a los individuos disponer de información fehaciente, privada y portable, validada por entidades privadas y públicas, sobre sus tenencias y sus logros académicos, laborales, económicos y financieros. El objetivo es que dicho registro digital permita a los usuarios contar con mayores probabilidades de acceder a mejores bienes y servicios.

En un futuro, la solución podría además incorporar una billetera digital donde los usuarios del sistema puedan utilizar una stablecoin respaldada por pesos argentinos y captar, dentro de su identidad digital, el historial transaccional realizado a través de la misma.

El sistema de identidad autosoberana propuesto por DIDI se encuentra actualmente en las fases finales de desarrollo e iniciales de implementación. En esta línea el informe es enfático en que dicha experiencia “seguramente proporcione mayores herramientas y conclusiones para futuras implementaciones“, y añade:

En todo caso, el objetivo de estos sistemas es poner al usuario en control real de su identidad“.

Fuentes: Comunicado de prensa; Publicación Proyecto DIDI

Nota de Hannah Estefanía Pérez / DiairoBitcoin

Imagen de Unsplash