Por Editor DiarioBitcoin  

Bequia, además de paradisíaca y frecuentada por los ricos, ahora busca ser hogar para amantes de Bitcoin.

***
Con unos 18 kilómetros cuadrados de tamaño, Bequia es una paradisíaca isla, la segunda más grande del archipiélago de San Vicente y las Granadinas, poco conocida por el turismo tradicional, y más bien frecuentada por celebridades y miembros de la realeza.

Lo curioso es que esa isla parece convertirse  ahora tambiénen el hogar de la primera comunidad del mundo totalmente habilitada para Bitcoin. De hecho, ya algunos la llaman “Isla Bitcoin”.

Así lo informó Euronews, Yahoo y otros medios, que explicaron que allí se está construyendo el desarrollo One Bequia, donde se habrá 39 villas de lujo, y que será el primero de su tipo en el Caribe en aceptar Bitcoin como pago por las propiedades.

Pero no solo eso, Bitcoin también se aceptará como pago por los artículos esenciales diarios en la tienda de comestibles del desarrollo, así como en su restaurante, cafetería y cine.

Bitcoin como necesidad en Bequia

Los promotores inmobiliarios dijeron que la aceptación de la criptomoneda como forma de pago es más una necesidad que una estratagema para atraer la atención de la gente.

“La adopción de la criptomoneda está lejos de ser un truco”, explicó Storm Gonsalves, el magnate inmobiliario detrás del proyecto One Bequia y añadió:

“Es una respuesta a los desafíos muy reales que enfrentan las comunidades isleñas, cada vez más aisladas de las instalaciones bancarias convencionales.

“Los residentes de las pequeñas naciones insulares encuentran cada vez más difícil enviar y recibir dinero a nivel internacional debido a la ‘reducción de riesgo’ por parte de los grandes bancos internacionales”, agregó Gonsalves, nacido en San Vicente.

Dificultades en el Caribe

Critica que muchas veces las grandes instituciones eliminan sus servicios bancarios intermediarios de los bancos comunitarios más pequeños de las islas.  “Esto evita que los bancos con sede en las islas realicen transacciones internacionales. Si esta tendencia continúa, significa que las pequeñas naciones insulares estarán esencialmente aisladas del comercio internacional. Para las economías basadas en el turismo, esto será devastador”.

Dice que es por esta razón, en parte, que el Caribe ha sido uno de los mayores defensores de la búsqueda de monedas digitales como una solución al creciente problema.

“Esto ha empujado a muchas naciones insulares del Caribe a adoptar Blockchain y otras criptomonedas mucho más rápido que otras naciones más desarrolladas. Bermudas, Bahamas, Barbados y ahora San Vicente están liderando el camino en este sentido”, agregó Gonsalves.

Vale recordar que Bahamas es la primera nación del mundo en tener su CBDC (moneda digital de Banco Central): el sand dollar. 

Pero además, en marzo, el Caribe Oriental lanzó el “DCash” en cuatro naciones insulares, Santa Lucía, Granada, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves, que estará respaldado por un banco central.

Fuentes: Euronews, Cointelegraph

Traducción y versión de DiarioBitcoin

Imagen de otra de las islas Granadinas (no Bequia) en Unsplash