Por Editor DiarioBitcoin  

El dueño de dos bares de Nueva York decidió venderlos en criptomonedas para dedicarse en casa a hacer dibujos animados.

***

Esta historia curiosa publicada originalmente en New York Post da cuenta de cómo las criptomonedas se están convirtiendo, también, en una alternativa para aquellos comerciantes tradicionales que tras años de batalla en sus locales (y afectados duramente durante la pandemia de COVID-19), quieren una vida distinta.

Es el caso del propietario de un par de bares de la Gran Manzana, quien se está retirando y está ofreciendo en venta sus locales por Bitcoin o Ethereum. Si se concreta el negocio, el medio dice que podría ser la primera venta de restaurante solo con criptomonedas en los EE. UU.

La semana pasada -justamente cuando Bitcoin tenía sus mejores precios-, Patrick Hughes puso a la venta sus locales Hellcat Annie’s y Scruffy Duffy’s. La etiqueta de precio decía que la oferta era por 25 bitcoins u 800 ethers por los negocios, un valor de aproximadamente USD $ 838.000 según los precios actuales de las criptomonedas (el viernes 8 el precio, con un BTC a USD $42.000 hubiera superado el millón de dólares).

bares Nueva York
Imagen de Facebook del local

Cripto en llamas

“Las criptomonedas están en llamas, es una moneda caliente”, dijo Hughes, de 56 años de edad, nativo de Queens que ahora reside en Ho-Ho-Kus, Nueva Jersey, y cuya familia ha estado en el negocio de bares de Manhattan desde 1970. “Está descentralizado. Es global “.

Impulsado por una deuda cada vez mayor y los temores de un dólar estadounidense devaluado, Hughes se encuentra entre los innumerables inversores, instituciones y estadounidenses que ven la criptomoneda como una alternativa legítima al dólar.

La venta de Hellcat Annie’s y Scruffy Duffy’s podría marcar un nuevo capítulo en el dominio de las criptomonedas.

“No tengo conocimiento de ningún otro bar o restaurante que se haya vendido solo para criptomonedas”, dijo a New York Post Charles Cascarilla, director ejecutivo de Paxos Trust Company, que se especializa en infraestructura de criptomonedas. “Pero cada vez más personas ven las criptomonedas como un instrumento monetario. Realmente estamos en un punto de inflexión para su aceptación “.

Afectado por la pandemia

Antes de la pandemia, Hughes empleaba a 50 personas en sus dos establecimientos. Ahora tiene “cinco o seis”, pero dijo que ha sobrevivido mejor que muchos, en gran parte por permanecer cerrado durante la mayor parte de 2020.

“Jugué golf, leí libros, trabajé en la casa y aprendí a hacer dibujos animados”, dijo Hughes, quien lanzó un canal de YouTube de Scruffy Duffy para mostrar sus videos animados. Espera continuar con la forma de arte una vez que él y su esposa, con quien tiene tres hijos, se muden al sur si los bares se venden.

Reabrió Hellcat Annie’s en noviembre, con una cabaña al aire libre en la Décima Avenida, y dijo que las ventas de bares casi han vuelto a los niveles previos a la pandemia. Scruffy Duffy’s permanece cerrado a la espera del regreso del comedor interior. (Hughes y un socio abrieron Scruffy’s en la Octava Avenida en 1990, luego él solo lo trasladó a la ubicación actual en 2019. Relanzó Annie’s en 2009, después de llevarlo como Pony Bar durante ocho años).

Hughes lamenta el sufrimiento que el cierre causó a muchos de sus amigos en la industria, pero dijo que la crisis consolidó su deseo de salir del negocio antes de la pandemia.

“Espero atrapar a uno de estos tipos de criptomonedas que siempre quiso tener un bar”, dijo Hughes, y señaló que ha puesto un letrero al frente para atraer a compradores potenciales curiosos.

Hughes dijo a New York Post que ha recibido algunas consultas casuales. Pero confía en que está en el lado correcto de la historia.

Fuente: New York Post

Traducción y versión de DiarioBitcoin

Imágenes del Facebook de Hellcat Annie’s