Libra Regulación 

G7 cree que Libra de Facebook arriesga la estabilidad financiera y exige «los más altos estándares regulatorios»

Siete países se reunieron para debatir sobre las medidas a aplicar ante Libra de Facebook y las criptomonedas. Una de las principales preocupaciones del grupo es que Libra debilite el control sobre las políticas monetarias y bancarias y pueda plantear riesgos de seguridad.

***

El grupo de naciones del G7 advirtió que las criptomonedas como Libra de Facebook son una amenaza para la estabilidad financiera mundial.

El Grupo de los Siete está conformado por los siete principales países con economía más avanzada:  Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Un grupo de trabajo del G7 concluyó que las monedas digitales, como Libra, deben estar sujetas «a los más altos estándares regulatorios«. La medida tendría como fin asegurar que no se utilicen para lavar dinero, así como la protección de los usuarios.

Los ministros de finanzas del G7 presentaron las conclusiones en una reunión de dos días en Chantilly, Francia. De acuerdo con Reuters, el equipo acordó abordar los desafíos fiscales planteados por la economía digital. Así como impulsar los planes para un nivel mínimo del impuesto de sociedades.

Seguridad y bajos costos

El G7 destacó sobre todo los planes de Facebook para la moneda digital Libra, en medio de una preocupación más profunda por parte de los políticos de que los poderes de las grandes empresas de tecnología invadan áreas que pertenecen a los gobiernos, como la emisión de moneda.

Al respecto, el ministro de finanzas canadiense, Bill Morneau, comentó a Reuters:

Todo el mundo está en un lugar donde reconocemos que las nuevas tecnologías pueden proporcionar ventajas. Pero la gente quiere seguridad y bajo costo, no sólo barato. Y por eso nuestro trabajo es pensar también en la seguridad […] Tenemos la sensación de que necesitamos trabajar juntos en esto.

Entre las preocupaciones destacó el temor de que una moneda digital de Facebook puedan debilitar el control sobre las políticas monetarias y bancarias y plantear riesgos de seguridad. Por su parte, Benoit Coeure, miembro de la junta directiva del Banco Central Europeo y presidente del grupo de trabajo destacó en la reunión:

Una moneda estable global para fines minoristas podría proporcionar remesas más rápidas y baratas, estimular la competencia por los pagos. Y así, por lo tanto, reducir los costos, y apoyar una mayor inclusión financiera.

Sin embargo, dan lugar a una serie de riesgos relacionados con las prioridades de las políticas públicas. Como la lucha contra el lavado de capitales y la financiación del terrorismo. Así como la protección de los consumidores y de los datos, la resistencia cibernética, la competencia leal y el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Francois Villeroy de Galhau, director del Banco de Francia y responsable de la política del Banco Central Europeo, explicó que los reguladores financieros no sacrificarán la seguridad de los clientes en aras de la innovación.

«Los reguladores financieros son favorables a la innovación. Pero eso no puede ir en detrimento de la seguridad del consumidor«, dijo Villeroy. Asimismo añadió que los reguladores esperaban «respuestas» a sus dudas sobre Libra para octubre.

Régimen de impuestos

Los reguladores y los gobiernos han pedido a Facebook que respete las normas contra el lavado de dinero y garantice la seguridad de las transacciones y los datos de los usuarios.

Otra de las preocupaciones de la reunión fue en torno a la mejor manera de fiscalizar a las grandes empresas de tecnología. Francia, por su parte, aprovechó su presidencia del G7 para conseguir el apoyo a una imposición mínima de las empresas. La medida tiene la intención de evitar que las empresas de tecnología busquen países con una fiscalidad baja para obtener beneficios.

El presidente concluyó la junta con unas palabras en relación a los impuestos:

Los ministros acordaron que un nivel mínimo de impuestos efectivos, como por ejemplo el régimen de GILTI de Estados Unidos, contribuiría a asegurar que las empresas paguen su parte justa de impuestos.

El régimen global de ingresos intangibles de bajos impuestos (GILTI) de Estados Unidos en el extranjero tiene como objetivo someter los ingresos a un 10,5%. El objetivo es disuadir a las empresas de trasladar sus ganancias al extranjero en lugar de la tasa nominal del impuesto de sociedades de EE. UU. bajo los recortes de impuestos de Trump del 21%.

La reunión se celebra en medio de una creciente incertidumbre económica mundial. Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y la desaceleración del comercio amenazan con socavar una recuperación prolongada.

El Ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, destacó que los líderes financieros del G7 todavía consideraban válida una evaluación hecha por la reunión más grande del G20 de que la economía mundial seguía en camino hacia la recuperación.

«Hubo un acuerdo (entre los miembros del G7) de que la economía mundial probablemente se recuperará hasta el próximo año«, explicó Aso después de la reunión.

 

Fuente: Reuters

Traducción de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash

Advertisements

Related posts