bitcoin venezuela coindanceBitcoin Venezuela 

Venezolanos invierten cada vez más bolívares pero reciben menos bitcoins a través de LocalBitcoins

Los datos reportados por el portal Coin.Dance ponen en evidencia la aceleración del proceso inflacionario que afecta a la nación, así como el creciente interés por parte de los ciudadanos en adquirir la moneda digital para proteger en alguna medida el poco poder adquisitivo que aún poseen.

***

Nuevamente Venezuela registró esta última semana el volumen de inversión más alto en toda su historia para la compra de Bitcoin a través de LocalBitcoins, sin embargo a razón del proceso hiperinflacionario que vive el país, esto se tradujo en una disminución del total de BTC comercializado.

De acuerdo con datos publicados por el portal Coin.Dance, el volumen total de saldos BTC comercializados la semana pasada por LocalBitcoins es de más de 35,9 mil millones de bolívares soberanos, superando 31,3 mil millones de bolívares soberanos circulantes a través de la plataforma hace dos semanas.

Sin embargo, en comparación con otras semanas, la cifra de bolívares invertida se tradujo en una menor cantidad de bitcoins. De acuerdo con cifras reportadas por la calculadora de precios BitVen, esos Bs 35,9 mil millones equivalen a unos 1.208 BTC (USD $6,23 millones), mientras que los Bs 31,3 mil millones registrados hace algunas semanas correspondieron con 1.454 BTC (USD $7,5 millones).

Bitcoin y la hiperinflación

Como lo hemos señalado en reportes anteriores, las cifras reportadas por Coin.Dance ponen en evidencia una mayor adopción de la moneda digital dentro del país sudamericano, especialmente por parte de personas que la utilizan como un medio para proteger sus ahorros en medio del proceso hiperinflacionario que afecta a los ciudadanos.

Cifras publicadas por organismos no gubernamentales afirman que la inflación llegará este año a un 8.000.000%, traduciéndose en un mayor costo de los alimentos, medicamentos y otros productos de primera necesidad, los cuales escacean en los principales comercios y son vendidos de forma clandestina incluso comercializándose en moneda extranjera o a su valor equivalente en bolívares a la tasa del mercado negro.

Lo antes expuesto también se aplica a los interesados en adquirir saldos Bitcoin, quienes pueden adquirirlos con bolívares a través de la plataforma P2P pero comprometiéndose a pagar el valor fijado por el vendedor, quien generalmente utiliza la tasa paralela para el cálculo del precio correspondiente.

Sin embargo lo más dramático está en la comparación entre cantidad de bolívares invertidos y el total de Bitcoin comercializado, lo cual pone en evidencia dos cosas: La pérdida de valor por parte de la moneda de circulación nacional con respecto a otras divisas, y la necesidad presente entre los ciudadanos interesados en recurrir a las monedas digitales para proteger su poder adquisitivo.

Y ¿qué pasa con el Petro?

Lo paradójico de estas cifras vistas la semana pasada es que se producen en un momento en el que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, hiciera un nuevo llamado a los inversionistas extranjeros para que invirtiesen dinero en el país adquiriendo la moneda digital impulsada por su gobierno, el Petro.

Sin embargo, la criptomoneda venezolana goza de mucha menos popularidad que la misma moneda de circulación nacional, ya que críticos y analistas acusan al gobierno local de utilizarla como un mecanismo para perpetuar hechos de corrupción y legitimación de capital, señalando a su vez que la moneda digital ni siquiera cuenta con las garantías mínimas para operar de forma descentralizada.

Dichas acusaciones quedaron en evidencia hace algunas semanas cuando el país se enfrentó al apagón eléctrico más crítico de toda su historia, el cual dejó a más del 96% del territorio nacional sin energía. Durante este período la criptomoneda quedó totalmente inoperable, ya que todos los nodos que soportan la red están ubicados dentro de la nación.

Además el Petro hoy día es objeto de sanciones por parte del gobierno de EE UU, el cual decretó que toda persona y/o empresa vinculada con el país que desee operar con esa criptomoneda será objeto de medidas judiciales y bloqueos económicos.

Latinoamérica y Bitcoin

Mientras esta situación tiene lugar en Venezuela, los indicadores reflejan que otros países de la región también están registrando un aumento importante en el volumen de operaciones con la moneda digital, destacando el caso de Colombia, Perú y Argentina.

Al respecto, el inversionista de capital de riesgo, Tim Draper, aseguró que la situación que vive Argentina moviliza a los ciudadanos hacia la moneda digital justamente porque hay más confianza en ella que en el peso argentino, por lo que invitaba a los representantes gubernamentales del país a mirar con más atención a la criptomoneda y a pensar en posibles medidas que la incluyan dentro de las finanzas del país.

Otro país que también está experimentando un leve repunte de operaciones con la moneda digital es México, cuyos ciudadanos comienzan a mirar con otros ojos a Bitcoin a razón de los recientes anuncios realizados por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien amenazó con cortar las remesas al país norteamericano. En este caso, la criptomoneda se convierte en un buen mecanismo para enviar dinero, ya que ni los gobiernos ni las empresas intermediarias pueden restringir las transferencias realizadas con Bitcoin u otras monedas digitales.

Fuente: Bitcoinist

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen versionada de CoinDance

 

 

Advertisements

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: