Los terroristas prefieren el efectivo al cripto, según testimonio ante Congreso de EE UU

Yaya Fanusie destacó en su testimonio que los terroristas han intentado, sin mucho éxito, hacer uso de las monedas digitales. El efectivo, entonces, sigue siendo el rey para ellos.


En un testimonio preparado ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de EE UU, Yaya Fanusie, director de análisis de la Fundación para la Defensa de las Democracias, explicó que aunque los terroristas han intentado recaudar fondos a través de criptomonedas, los casos son raros o inexistentes. En cambio, los grupos que buscan causar caos prefieren el medio más antiguo: el efectivo.

“La buena noticia es que la mayoría de los terroristas, particularmente los que operan en campos de batalla jihadistas, habitan en entornos que actualmente no favorecen el uso de criptomonedas”, aclaró Fanusie ante el Subcomité de Terrorismo y Finanzas Ilícitas del Congreso de Estados Unidos. “Por lo general, necesitan comprar bienes con efectivo (que es el método de financiación más anónimo), a menudo en áreas con una infraestructura tecnológica poco confiable. Además, las criptomonedas se basan en la tecnología del ledger distribuido (Blockchain), donde las transacciones seudónimas de los usuarios se graban para su visualización pública. Esto deja un rastro que los usuarios poco sofisticados pueden encontrar difícil de ocultar. Sin embargo, a medida que el uso de la moneda digital crece, tales barreras pueden desaparecer”.

Esta no es la primera vez que Fanusie desilusiona al Congreso de la suposición de que el dinero digital descentralizado es una “fuerza para el mal”. Trabajó durante la mayor parte de una década en la CIA como analista de contraterrorismo. Él rutinariamente investigaba al ejército de los EE UU, la política de la Casa Blanca y la aplicación de la ley. Incluso informó personalmente al entonces presidente George W. Bush sobre las amenazas desde el 2008.

“El efectivo sigue siendo el rey”, continuó Fanusie, “pero los grupos jihadistas están construyendo carteras diversas. Los actores ilícitos adoptan nuevas tecnologías antes que el público en general. Cuando los cheques impresos, las tarjetas de crédito y Paypal surgieron, los delincuentes los explotaron desde el principio. Hay suficientes estudios de casos de grupos jihadistas que experimentan con criptomonedas para sugerir que las fuerzas del orden y la comunidad de inteligencia deben prepararse para que los terroristas intenten explotar las fichas digitales a medida que la tecnología se expande”.

Conexión poco borrosa

El Comité de Criptomonedas ha estado luchando contra las conexiones con el terrorismo presentadas por los gobiernos desde el día en que los políticos descubrieron que Bitcoin existía. La primera combinación de monedas digitales y terrorismo en realidad proviene de un documento de 2008 en el Richmond Journal of Law and Technology en el que el autor afirmaba que “[terroristas] que intentaban evitar la detección recurrieron a otros métodos de transferencia“. Al definir esta última frase, el informe hizo referencia a un documento titulado ‘El frente cibernético en la guerra contra el terrorismo: frenar el uso terrorista de Internet’. Fue publicado en 2005 . Así es, los terroristas que supuestamente usan monedas digitales son más antiguos que el Bitcoin en sí mismo “.

Y la prueba para los entusiastas siempre ha sido: si en realidad se usaba el Bitcoin o alguna otra criptografía durante un acto terrorista, tales noticias estarían en las primeras planas. Eso no ha sucedido y es revelador.  Fanusie dejó claro que al parecer los terroristas no están usando las criptos, ¡pero podrían!

“Las criptomonedas pueden convertirse en la forma en que realizamos transacciones en el futuro”, concluye Fanusie. “Pero también se están convirtiendo en parte del juego de herramientas de financiamiento ilícito disponible para los terroristas”. El Centro de Sanciones y Finanzas Ilícitas (CSIF)  ha documentado campañas de recaudación de fondos en criptomonedas a cargo de entidades de medios sociales asociadas con el Estado Islámico y al-Qaeda. Aunque la evidencia pública indica que los grupos terroristas han tenido hasta ahora un éxito limitado con los esfuerzos de recaudación de fondos en criptomonedas, el creciente perfil de las monedas digitales ha estado acompañado por redes jihadistas que experimentan con ellas con mayor frecuencia.

Fuente: Bitcoin.News

Traducción de DiarioBitcoin

Imagen de Twitter

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido