9 Mujeres en el ecosistema Blockchain (II): Reconocimiento femenino

La segunda parte de una serie de tres artículos sobre las historias de mujeres exitosas en el ecosistema Blockchain y criptográfico, así como sus proyectos.

***

La construcción del mundo financiero actual no fue muy diferente a la del viejo mundo: dominado por hombres blancos. Las primeras historias que empezaron a relatarse de los primeros hombres millonarios, cuyas riquezas aparecían repentinamente, solidificaron un estereotipo de cómo eran los principales líderes en el espacio criptográfico y la tecnología Blockchain.  

DiarioBitcoin se ha propuesto romper con ese prejuicio e hizo una serie de tres artículo para reconocer la labor desempeñada por las mujeres en el ecosistema cripto. Puede ver nuestro primer trabajo publicado ayer haciendo clic aquí.

Para Connie Gallipi, la fundadora de BitGive, la primera organización sin fines de lucro de Bitcoin, las mujeres no han tenido el mismo nivel de exposición y reconocimiento en los medios cuando se refiere a la industria Blockchain y el ecosistema criptográfico. Al respecto, la opinión de Tavonia Evans, quien trabajó en la industria de la tecnología durante casi 20 años antes de lanzar su propia criptomoneda, $Guap, es que actualmente son las mujeres las que están marcando la pauta:

El mercado de criptografía es altamente competitivo en este momento […] Los hombres que he observado compitiendo por la influencia no son muy conocedores de la tecnología. Las mujeres en la tecnología, sin embargo, tienden a exagerar, estudiar más, y expandir sus conocimientos legítimamente sólo para poder entrar en este espacio“, comenta Evans.

Tal vez a esto se deba que ellas están alcanzando los puestos más altos: Amber Baldet, por ejemplo, ayudó a dirigir el Blockchain Center of Excellence de J.P. Morgan durante más de dos años. Elizabeth Rossiello fundó una plataforma de divisas y pagos en África, llamada BitPesa. Galia Benartzi cofundó Bancor, un protocolo de liquidez que facilita la conversión de criptomonedas.

El tipo de consumidores y usuarios que finalmente utilizarán una aplicación, tienen mucho que decir al momento de su diseño. Para Meltem Demirors, quien recientemente dejó su puesto como vicepresidenta de Digital Currency Group, la firma de inversión enfocada en criptomonedas que ella ayudó a lanzar en 2015, diseñar aplicaciones atractivas para las mujeres es un buen negocio: el 80% de los gastos de consumidores de EE UU son influenciados por mujeres. En su opinión, no hacer que estas tecnologías funcionen para ellas significaría “perder la mayor concentración de riqueza“. “Son las mujeres las que controlan el dinero en este mundo.

Tavonia Evans  

Tavonia Evans se inspiró en su familia y en su comunidad cuando ideó $Guap, un token construido en el Blockchain de Ethereum, y que está destinado a fortalecer a la comunidad afrodescendiente, a través de un sistema de recompensas sobre los gastos, lo que mantiene el dinero circulando en un ecosistema de empresas que son propiedad de miembros de la comunidad.

Queremos elevar el valor de nuestra contribución monetaria en la sociedad”, comenta Evans.

Para la exitosa madre soltera, existen dos problemas serios con la posición de los consumidores afrodescendientes en la economía moderna: uno, que no reciben suficiente crédito por su poder adquisitivo. A pesar de que estos consumidores gastan 1,2 billones de dólares cada año, las compañías a menudo subestiman cuánto dependen sus marcas de los consumidores afrodescendientes y, por lo tanto, están menos inclinadas a reinvertir sus ganancias en esas comunidades, según Evans. En segundo lugar, que el dinero que llega a las comunidades no se gasta en negocios locales.

En los últimos tiempos ha habido grandes avances en reunir a la gente de color para el cambio social, sentimos que era el momento adecuado para llevar a cabo una revolución financiera en nuestra comunidad.

Evans es una veterana en la industria tecnológica, con más de 20 años trabajando en desarrollo de software, para quien el uso de $Guap podría proporcionar un registro de la forma en la que los consumidores negros están invirtiendo su dinero, ya que, con el registro público que ofrece Blockchain, las transacciones quedarían disponibles para análisis. “Queremos ser capaces de capturar esos datos y utilizarlos para nuestro beneficio“, puntualiza Evans.

El proyecto es ambicioso y Evans tiene un plan para resolver ambos problemas. Una parte del dinero recaudado en la venta, así como las fichas restantes de la moneda, se utilizarán para construir una red de comerciantes que acepten $Guap en la comunidad afrodescendiente, y para recompensar a los consumidores por gastar sus monedas en esos negocios, algo así como un típico programa de recompensas de tarjetas de crédito.

Tess Rinearson

Tess Rinearson, de 24 años de edad, es el ejemplo de que se puede alcanzar el éxito sin la necesidad de cursar cinco años de carrera universitaria. Rinearson realizó estudios de informática en la Universidad de Pennsylvania y la Universidad Carnegie Mellon, pero renunció durante su segundo año cuando decidió aceptar la oferta de trabajo como ingeniera en la plataforma tecnológica Medium.

A partir de entonces, la joven emprendió un viaje que la llevaría a desarrollarse en la industria criptográfica. En 2015, obtuvo el trabajo que tanto había deseado en Chain, una empresa de tecnología asociada con compañías y organizaciones como Visa, Nasdaq y Citigroup, para construir redes Blockchain para sus servicios financieros.

Yo estaba como: ‘no quiero que el próximo sistema financiero sea diseñado sólo por hombres blancos y libertarios’“, explica. “Había un poco de: ‘quiero ayudar a escribir esta historia también‘”.

Actualmente se desempeña como gerente de ingeniería en la compañía, y está específicamente involucrada en el desarrollo de un producto llamado Sequence, que toma la tecnología Blockchain y la ubica de forma segura en la nube. El equipo de Chain está formado por 23 personas, de las cuales solo seis son mujeres. Rinearson concibe la cultura financiera y tecnológica como un campo dominado por los hombres, lo que en su opinión puede llevar a algunas mujeres a rehusarse a entrar en la industria. Es por esto que se ha propuesto como misión lograr que más mujeres se involucren, comenzando con jóvenes estudiantes.

Ha colaborado con el proyecto Girls Who Code, cuyo objetivo es enseñar a estudiantes de secundaria sobre criptomonedas. “Al final [las niñas] sabían lo que estaba pasando con Bitcoin mucho más que los inversores que pueden dominar el espacio”. También dio conferencias en un programa del MIT, que buscaba introducir a estudiantes universitarios a la tecnología Blockchain. Adicionalmente, y para alcanzar su misión, Rinearson escribe un blog donde explica con humor las nuevas tecnologías, en el que busca transmitir de manera sencilla y accesible información sobre Blockchain y criptomonedas.

Meltem Demirors

Meltem Demirors es una apasionada de las criptomonedas y encuentra en ellas una forma de revolución que defiende de manera entusiasta. Su carrera en el ecosistema criptográfico empezó como vicepresidenta de desarrollo en Digital Currency Group, una compañía de capital de riesgo que ayudó a lanzar, y que invierte exclusivamente en proyectos de criptomonedas y tecnología Blockchain. Demirors ha usado su posición de liderazgo en la plataforma para hablar sobre la necesidad de diversidad e inclusión en el espacio de criptográfico.

Desde principios del 2017, Demirors publica en el blog Leaders Series, en el que entrevista a mujeres líderes en proyectos de criptomonedas y Blockchain, y donde busca llamar la atención sobre su trabajo. En su opinión, las mujeres no siempre reciben el reconocimiento que merecen. Contando con su propia experiencia de haber sido subestimada en el pasado, comenta: “Realmente creo que muchas de las mujeres son las que están haciendo mucho del trabajo duro, operativo y estratégico“.

Recientemente decidió lanzar su propia empresa, Athena Capital, una firma que se enfoca en asesorar e invertir en iniciativas que busquen mejorar la usabilidad y el acceso a las divisas digitales. Un proyecto que para ella significa la inclusión de mujeres y personas de color en la industria financiera y criptográfica. Al respecto dice:

En lugar de sentarme aquí y quejarme de la situación, en realidad voy hacer algo […] Así que voy tomar la iniciativa y crear por mí misma el tipo de empresa, el tipo de entorno y el tipo de ecosistema en el que quiero participar. No es difícil fomentar más diversidad. Empoderar a las mujeres, contratarlas, darles capital”.

La asesora financiera y licenciada en economía matemática, defiende la revolución de las criptomonedas pero sin dejar de advertir sobre el poder y la necesidad de incorporarse en ellas.  Dice:

Creo que la mayoría de nosotros nos metimos en la criptografía porque creíamos que cambiaría las estructuras de poder existentes en nuestro mundo. Sin embargo, se ha vuelto muy dominada e impulsada por la codicia, y no es por eso que me involucré”.

Fuente: Glamour, Black Excellence, Cointelegragh

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imágenes tomadas de las redes sociales de las expertas

Advertisements

Suscríbete a nuestro boletín

* campo requerido