Artículos Venezuela 

Credimport, tienda de electrodomésticos venezolana: “Criptomonedas nos dan ventaja ante la crisis”

El emprendedor de este comercio asegura que las monedas digitales constituyen “el mercado del futuro“, lo que proporciona una herramienta de cara a la crisis económica del país. A su parecer, las ganancias en este tipo cambio proveen de la posibilidad de ahorrar y planificar a futuro

***

En medio de la crisis económica que atraviesa Venezuela, Credimport, comercio especializado en electrodomésticos que ha incorporado las criptomonedas entre sus formas de pago, inauguró una nueva sucursal, y destacó allí el papel que juegan las monedas digitales de cara a las dificultades del país.

La nueva sucursal del comercio se ubica en Chuao, estado Miranda, y abre sus puertas en un momento en que Venezuela se enfrenta a una mayor inestabilidad económica y cambiaria, así como a una hiperinflación creciente.  El bolívar (la moneda venezolana) cambia de precio día a día y la última semana su valor en los mercados paralelos se duplicó, situación que complica cualquier negocio. 

En una entrevista para DiarioBitcoin, el representante de Credimport, Yosel Hindoyan,  aseguró que la nueva tienda haría frente a esa situación al ofrecer los mismos productos y servicios que la sede en La Candelaria, en el centro de Caracas. Entre estos servicios se cuentan la aceptación de Bitcoin, Ethereum y Dash entre las opciones de pago.

Según el emprendedor, una de las razones que han permitido el surgimiento de su comercio, son las monedas digitales. “Las criptomonedas nos dan una ventaja ante la crisis porque son sinónimo de divisas“, explica Hindoyan, y puntualiza: “Esto permite tener una noción clara de ganancias y planificación a futuro, lo que le da robustez a la tienda ante la crisis“.

El fundador de Credimport comentó que el 80% de las transacciones que ha recibido en monedas digitales han sido vía Dash, y el 20% restante está distribuido entre Bitcoin y Ethereum. No obstante, hasta el momento, Hindoyan estima que solo el 5% de sus ventas totales se han realizado en criptomonedas.

Sobre estas ventas, el emprendedor destaca su “sencillez y eficacia“, y la libertad que estas ofrecen a los usuarios. También puntualiza que la volatilidad de las monedas digitales funciona como un incentivo para los empresarios, quienes pueden ver cómo sus ingresos se revalorizan.

Las criptomonedas nos dieron el empujón hacia el mercado del futuro. Apostamos por ellas“, comenta Hidoyan.

Una aplicación propia

La integración de las monedas digitales en Credimport se produjo hace casi siete meses. Para realizar una compra en este tipo de cambio, la tienda desarrolló una aplicación propia. En su página web, entre las pestañas figura la opción “criptomonedas“. En ella, aparecen las monedas digitales que acepta la tienda y un anuncio que reza: “Próximamente implementaremos más criptomonedas“.

Al hacer click en la moneda de escogencia, aparece un menú donde se ingresa el monto en moneda fiat, el cual es convertido a su precio en ether, bitcoin o dash. Después de eso, se escanea el código QR público o se copia la dirección de envío, y se procede a realizar el pago.

Con el comprobante de la compra y la dirección de transacción registrada en Blockchain, se puede retirar el producto solicitado, ya sea asistiendo a la tienda para reclamarlo o solicitando el servicio de envíos a domicilio. Otra opción es la solicitud directa del producto, así como la interacción directa entre el comprador y la tienda mediante la pestaña de chat.

Según Yosel Hindoyan, fundador de las tiendas Credimport, esta es una forma de eludir problemas nacionales como la escasez de efectivo, la falla en los puntos de venta y el límite de transacciones diarios impuesto por los sistemas bancarios, al tiempo que le permite al cliente recurrir a otras alternativas en cuanto a formas de pago.

Planes a futuro

Actualmente, el emprendedor se halla negociando con sus proveedores para que toda la línea de producción y distribución de su comercio se pueda cancelar vía criptomonedas. Sin embargo, indica:  “Mis socios tienen temor, porque trabajan en dólares y no saben muy bien cómo funcionan estas nuevas monedas“.

Sobre sus decisión de permanecer invirtiendo en Venezuela, Hindoyan asegura: “Confío en el país y creo que la crisis es el momento idóneo para aventurarse. Confío en el talento y seguiremos apostando por el país“.

NOTA DE LA EDITORA:

Los precios de los artículos, si bien equivalen a su valor en dólares en otros países de América Latina (según nos explicó nuestro redactor), siguen siendo inaccesibles para muchos venezolanos, cuyo sueldo mínimo ronda en estos momentos en alrededor de 1 dólar estadounidense al mes (según precio promedio de los distintos valores del dólar paralelo).  Por ejemplo, una licuadora Frigidaire profesional vale hoy en Venezuela 82 millones de bolívares (poco más de 100 dólares).  Una persona que solo gane sueldo mínimo y no reciba remesas tendría que invertir 8 años de sueldos para adquirirla.

Artículo de Jacobo Villalobos / DiarioBitcoin

Imagen creada con Canva y Pixabay

Advertisements

Related posts