Artículos Bitcoin Blockchain 

Estafas y criptomonedas: Guía práctica para evitar fraudes con monedas digitales

Este trabajo busca alertar sobre las estafas y negocios fraudulentos que hacen uso del nombre y la reputación de Bitcoin y otras criptomonedas, los cuales aprovechan el desconocimiento y la desinformación de los interesados para sacar provecho a través de actividades que pueden ser objeto de sanciones legales.

***

Bitcoin ha sido una de las iniciativas financieras que más ha revolucionado la forma en la cual las personas llevan a cabo sus operaciones comerciales. Las propiedades de las monedas digitales han permitido a sus usuarios concebir nuevas formas de negociación así como mecanismos mucho más accesibles y amigables a la hora de mantener a buen resguardo sus ahorros, aspecto que cobra mayor importancia en países en los cuales las economías locales hacen que los ciudadanos luchen diariamente contra la pérdida de valor de las monedas de circulación nacional.

Al evaluar la historia de la principal moneda digital, si observamos por ejemplo su desempeño durante este último año, podemos apreciar que Bitcoin ha pasado de cotizarse ligeramente por encima de los 600 dólares hasta alcanzar un costo de más de 4.900 dólares por unidad, mostrando un incremento del 800% en su valor y un alza bastante notable en su volumen de operaciones.

Evolución en el precio de Bitcoin. Imagen extraída de Coinmarketcap.

Esto ha sido posible porque la cantidad de inversionistas interesados en la moneda digital ha aumentado exponencialmente durante los últimos años. La criptomoneda se ha convertido en un tema de conversación frecuente en los distintos espacios de la vida cotidiana y en los medios de comunicación. Cada vez son más las personas interesadas en invertir en Bitcoin para disfrutar ya sea de los beneficios que ofrece como moneda comercial o de las propiedades que le convierten en una buena fuente de valor.

A razón del creciente interés por parte de millones de personas, lamentablemente también se ha incrementado el número de individuos y modelos de negocios fraudulentos, los cuales buscan sacar provecho del desconocimiento aún existente en torno a los mecanismos de adquisición de Bitcoin y otras criptomonedas, aprovechándose del interés y de la buena fe de los interesados en invertir sus ahorros con la esperanza de verlos multiplicados en el corto plazo.

Es por ello que en este artículo buscamos informar al lector en relación a la naturaleza de la moneda digital, y queremos orientarlo sobre los mecanismos de adquisición más recomendados. También le advertiremos sobre los esquemas y estafas especialmente dirigidas a captar la atención y el capital de los interesados en hacer su primera inversión en el campo de las criptomonedas.

La naturaleza de las criptomonedas

Bitcoin y otras iniciativas similares – como por ejemplo Ethereum, Dash, Litecoin, entre otras –  por definición son concebidas como monedas digitales (o criptomonedas), ya que son productos especialmente diseñados para funcionar en computadores y dispositivos inteligentes con los cuales sus usuarios pueden adquirir bienes y servicios a través de compras por Internet así como en tiendas físicas, de manera muy similar a la que se haría uso del dinero de curso legal de cualquier país.

Sin embargo, a diferencia de otras divisas que operan principalmente con papel moneda, las monedas digitales como Bitcoin poseen características y bondades que hacen que su funcionamiento sea muy particular. Algunas de estas propiedades son las siguientes:

  • Las criptomonedas son bienes que funcionan a través de un sistema P2P (Peer-to-peer), con el cual cada individuo tiene completo control sobre sus activos mediante la utilización de un monedero digital, a través del que podrá realizar transacciones de forma directa y sin intermediarios (como es el caso de las entidades bancarias) a cualquier persona o institución a la que desee, haciendo el pago de una comisión mínima por concepto de la operación realizada.
  • Las monedas digitales operan en una red especialmente acondicionada para dicho fin, mejor conocida como Blockchain, en la cual queda registro de cada operación realizada para libre consulta garantizando el anonimato de sus propietarios, ya que en ella solo quedan señaladas las direcciones electrónicas implicadas en las transacciones y la cantidad de activos transferidos, sin revelar mayor información sobre los propietarios.
  • Las transferencias con activos digitales se realizan de forma casi instantánea sin importar si los usuarios se encuentran en la misma habitación frente a frente o en países diferentes manejando el mismo margen de costos. Las comisiones por concepto del envío de saldos en cualquier criptomoneda conocida hasta la fecha son mínimas y en la mayoría de los casos pueden ser fijadas con total libertad por el emisor de los pagos.
  • Aún cuando existan reglamentos y pautas que regulen la adquisición de saldos en las monedas digitales dentro de ciertos países y estados, ningún gobierno y/o entidad puede ejercer controles sobre la forma en la que cada persona hace uso de sus criptomonedas. Los activos pertenecen exclusivamente a su propietario y ninguna institución tiene los medios para saber que cantidad posee cada persona que tenga saldos en criptomonedas y cómo dispone de las mismas.
  • El valor internacionalmente fijado para las criptomonedas fluctúa constantemente, y depende en mayor medida de los datos registrados por servicios de intercambio debidamente autorizados, los cuales presentan valores de referencia tomando bases de la cantidad de activos disponibles y la demanda de los mismos. El valor de las monedas digitales no se encuentra respaldado por otros activos físicos como el oro, por lo que su precio se fundamenta en la confianza presente entre sus inversionistas y en la utilidad que en sí misma tiene para ser el medio de pago por productos y servicios.

Mecanismos de adquisición

Las alternativas para obtener saldos ya sea en Bitcoin o en cualquier otra criptomoneda en líneas generales no son tan grandes como el común de las personas podría imaginarse, por lo que destacan especialmente tres métodos para la obtención de activos digitales y son los siguientes:

  • Realizar la compra de saldos en criptomonedas: Bajo esta modalidad, la persona interesada puede hacer uso de dinero de curso legal y gestionar de forma personal el proceso de compra de saldos en la moneda digital de interés. Esto puede llevarse a cabo comprándolos directamente a una persona que los ponga a la venta, a través de un servicio de intercambio especializado con los permisos correspondientes para operar en el país de residencia del interesado, o a través de cajeros automáticos especialmente diseñados para tal propósito. Lo más recomendable es hacerlo a través de las casas de cambio, por lo que dejamos a disposición de los interesados un listado con las más conocidas, al cual se puede acceder haciendo clic aquí.
  • Percibir pagos por servicios prestados: De esta manera, cualquier persona puede poner a la orden sus habilidades para determinadas labores aceptando como remuneración saldos en moneda digital. Para ello hoy día existen gran variedad de plataformas a través de las cuales los interesados pueden postularse para desempeñar actividades que puedan ser remuneradas con saldos en la criptomoneda de su preferencia.
  • Actividades mineras: Con este método los interesados pueden hacerse acreedores de saldos en criptomonedas captando las comisiones asociadas con las transferencias de activos, así como generando sus propios saldos en la moneda digital que se desee minarSin embargo para ello es necesario realizar la compra de equipos especializados (dispositivos mineros, tarjetas de video, entre otros) y garantizar el debido suministro eléctrico y una buena velocidad de navegación por internet, lo cual acarrea una inversión importante que hay que sopesar frente a las posibles ganancias derivadas. Si desea saber más en relación a las actividades mineras recomendamos leer nuestro artículo especialmente dedicado al tema, al cual podrá acceder haciendo clic aquí.

Generalmente cualquier otro proceso o mecanismo que no esté incluido dentro de los métodos descritos antes puede acarrear la posibilidad de ser una estafa enmascarada. Sin embargo en esta oportunidad nos centraremos en los esquemas de negocios fraudulentos que giran en torno a la compra de criptomonedas.

Estafas más frecuentes

Aún existen gran cantidad de interesados que, si bien han oído hablar de las criptomonedas, desconocen los mecanismos más recomendados para adquirirlas de forma rápida, práctica y con los avales legales correspondientes.

Es aquí donde muchas personas malintencionadas buscan sacar provecho del desconocimiento de los interesados, ya que hacen ofertas tentadoras a las personas haciéndoles participar en modelos de negocios, en los que terminan incumpliendo sus promesas sometiendo a los participantes a condiciones o metas que difícilmente podrán lograr, o cerrando sus puertas desapareciendo con el dinero invertido por aquellos que esperaban obtener algún tipo de ganancia.

Entre los casos más comunes de estafas tenemos los siguientes:

  • Páginas web falsas: Este tipo de publicidad generalmente llega a través de correos electrónicos y mensajes difundidos masivamente en redes sociales y servicios de mensajería. Generalmente son páginas web que buscan emular servicios de intercambio ampliamente conocidos para captar los datos y el dinero de las personas que caigan en la trampa. En estos casos es conveniente investigar previamente el sitio en el que se desea invertir y asegurarse que la dirección web sea correcta y que la misma no presente ausencia o exceso de caracteres. También es recomendable hacer caso omiso a correos y mensajes provenientes de fuentes desconocidas.
  • Comercio con desconocidos a través de redes sociales: Aunque en un comienzo Facebook era uno de los medios a través de los cuales los propietarios de saldos en criptomonedas podían realizar la compra/venta de monedas digitales, hoy por hoy existen plataformas y servicios de intercambio debidamente autorizados para realizar ese tipo de operaciones donde se ofrecen mayores garantías de seguridad a los usuarios afiliados. Aunque este tipo de actividades aún pueden hacerse en redes sociales, bajo esta modalidad se exige que una de las partes de el primer paso transfiriendo ya sea los activos digitales o el valor equivalente en la moneda de circulación nacional, lo cual puede implicar la posibilidad de que la otra persona al verse con los activos simplemente desaparezca. Por ello es recomendable hacer este tipo de operaciones a través de los servicios debidamente acreditados en cada país, o en su defecto hacer uso de plataformas como LocalBitcoins.
  • Esquemas piramidales (Ponzi): Esta es la modalidad más común a través de la cual se ha engañado a muchas personas, ya que se les invita a participar en modelos de negocios en los cuales se les solicita una inversión inicial, con la cual podrán obtener ganancias elevadas periódicamente por cierto tiempo dependiendo de la cantidad invertida recuperándola en muy poco tiempo. Estos esquemas también ofrecen cierto tipo de bonificaciones cuando los participantes logran afiliar a otras personas (las cuales también deben hacer una inversión de entrada) y manejan un sistema piramidal poniendo tareas a los participantes que deben cumplir para incrementar su margen de ingresos. El problema con estos servicios es que las promesas nunca se cumplen y las tareas puestas son muy difíciles de lograr dejando estancados a los inversionistas en los niveles intermedios sin posibilidad de ascender. La recomendación es evitar este tipo de negocios, ya que ninguna empresa seria garantizaría ganancias inmediatas o muy elevadas con criptomonedas entendiendo los aspectos a las cuales el precio de las mismas se encuentran sujetas.
  • Aplicaciones y suplantación de identidad: Estas estafas tienen un sustrato más tecnológico pero no por ello constituyen amenazas menos importantes. Es importante mantener computadores y dispositivos inteligentes libres de aplicaciones y plugins de dudosa procedencia si se piensa invertir en activos digitales.

Siempre que se reciba una oferta proveniente de alguna página o grupo que ofrezca negocios muy atractivos con criptomonedas, es aconsejable hacer una investigación previa sobre el mismo. Por ende es recomendable revisar si la compañía o la página web se encuentra en el siguiente listado realizado por el equipo de BadBitcoin.org, y publicado por DiarioBitcoin, al cual podrá acceder haciendo clic aquí.

Estafa a través de un esquema ponzi

DiarioBitcoin se puso en contacto con Diana Herrera (nombre falso puesto que solicitó mantener su identidad en secreto), una colombiana de 29 años quien accedió a compartir su experiencia con los lectores.

Herrera invirtió en un plan de negocios de un servicio que a la fecha no le ha permitido tener de regreso sus activos Bitcoin, ni parte del capital originalmente invertido:

– ¿Cómo llegó a Ud. la información sobre este esquema de negocios?

  • Originalmente la información llegó a una amiga, quien pertenece a un grupo de pensionados. Una trabajadora del organismo fue quien nos presentó la propuesta de negocios así como a muchos otros, ella pasó a ser como el intermediario con la compañía, ya que con ella nos terminamos afiliando a ella.

– ¿Qué tipo de oferta les hizo la representante de la página?

  • Básicamente ella nos presentó varios planes de membresía, los cuales iban desde una inversión inicial de 250 hasta 15.000 dólares. Mi amiga y yo decidimos participar en el plan de 1.000 dólares (3.000.000 pesos colombianos) con el cual nos ofrecían ganancias entre 5 y 10 dólares diarios de lunes a viernes durante un año. En ese entonces Bitcoin se cotizaba más o menos en 1000 dólares, y la representante nos dijo que podíamos obtener nuestras ganancias en la moneda digital y que al final tendría por lo menos un Bitcoin que sería de mi propiedad. Haciendo el cálculo, concluido el año debíamos recibir aproximadamente 2.000 dólares en Bitcoin (6.000.000 de pesos colombianos). La página también maneja un sistema de ingreso por referidos, prometiendo ganancias de 10 dólares por cada persona que ingrese gracias a mi, y a su vez yo obtendría ganancias derivadas de las personas que ingresaran por invitación de esas personas a quienes yo había invitado primero.

– ¿Llegaron a firmar algún documento legal en el cual quedasen claras las operaciones y el sistema de ganancias?

  • No, la representante en ningún momento nos presentó algún documento al respecto, simplemente nos explicó el sistema y nos pareció una buena inversión. Después de haber realizado los pagos correspondientes, ella nos creó los usuarios a mi amiga y a mí en la página, y desde entonces monitoreamos las ganancias que va reportando la plataforma. También nos incluyeron en un grupo de Whatsapp en el que comparten información sobre la página.

– ¿Cómo ha resultado a la fecha el trabajo con ese servicio?

  • Nosotras hemos monitoreado constantemente la página y en efecto vemos como vamos acumulando saldos, sin embargo no veo por ninguna parte cómo extraer mis activos en Bitcoin. Me preocupa mucho que han pasado como seis meses y aún no he recibido ninguna clase de saldo en la moneda digital. He solicitado asesoría a la persona que nos metió en la página pero lo único que hizo es mandar información relacionada con el modelo de operaciones como para venderle la propuesta a nuevas personas. Le volví a preguntar en estos días a través de Whatsapp pero no me ha contestado.

Diario Bitcoin pudo constatar que los saldos de la cuenta de Herrera aparecen reflejados en dólares. Además los montos al parecer no pueden ser retirados en su totalidad del exchange, ya que cierta parte del dinero puede ser extraído pero la otra parte debe ser comercializada o reinvertida para poder hacer uso de los dividendos.

Al hacer la búsqueda de la página web en el listado auspiciado por BadBitcoin.org, en efecto el servicio aparece catalogado como una estafa y recomiendan a los usuarios no hacer uso del mismo.

Evitar ser víctima

Lamentablemente mientras Bitcoin y muchas otras monedas digitales sigan ganando mayor reputación y sigan siendo vistas como un bien codiciado, seguirán proliferando estos modelos de negocios que apuntan a sacar provecho de la inexperiencia de los interesados. Es muy importante comprender de entrada cómo funcionan las criptomonedas y cuales son los medios más recomendables para adquirir activos de las mismas, de esta forma se puede evitar ser víctima de ofertas engañosas en las que no se tiene control sobre los activos prometidos originalmente. A su vez, en caso de que haya una oferta muy atractiva, es recomendable hacer una investigación a profundidad antes de tomar cualquier decisión, y no dejarse llevar por lo que parecieran ser oportunidades muy atractivas que no se volverán a presentar, ya que las monedas digitales constituyen un ecosistema de negocios que debe ser estudiado con detenimiento.

Para conocer más sobre los casos más comunes relacionados con estafas Bitcoin y los testimonios de los afectados, recomendamos revisar el siguiente artículo al cual podrá acceder al hacer clic aquí.

Artículo original para DiarioBitcoin.

Escrito por Camilo Reyes

Imagen de Pixabay, dominio público

Advertisements

Related posts