Bitcoin Bitcoin Core Tecnología 

El debate sobre SegWit es clave para el futuro de Bitcoin

A comienzos de este mes, la propuesta SegWit para Bitcoin fue ofrecida a todos los usuarios, y queda en manos de los grandes consorcios mineros implementarla o no. 


La tecnología SegWit, que traduce Segregated  Witness, es la propuesta más reciente por los desarrolladores de Bitcoin Core para mejorar el Blockchain más grande del mercado. Consiste en modificaciones en el algoritmo de Bitcoin que permitirán implementar una serie de características importantes, pero especialmente, incrementar el tamaño efectivo de los bloques en Bitcoin.

En la actualidad, el tamaño máximo de  bloques Bitcoin es de 1MB, limitando la cantidad de transacciones que puede procesar la red sin tener que esperar al próximo bloque.

A medida que el uso de Bitcoin a nivel global crezca, se hará imposible procesar todas las transacciones en un mismo bloque, de modo que las rezagadas podrían llegar a formar una lista tan grande que bloqueara la red entera de Bitcoin. Por suerte, ya existen muchas posibles respuestas a este problema.

SegWit es una de estas soluciones, pues optimiza los datos contenidos en una transacción resultando en un tamaño efectivo de 1,6 a 4,0 MB por bloque, de acuerdo a los cálculos de sus desarrolladores, el equipo Bitcoin Core.

Pero no todos están de acuerdo con esta respuesta.

Alternativas duras y alternativas suaves

SegWit es una propuesta del tipo soft fork (“encrucijada suave”): un cambio en el algoritmo que renovará la cadena entera de Bitcoin sin separar a los nodos que no hayan implementado SegWit, y manteniendo la compatibilidad con el software desarrollado para Bitcoin hasta la fecha puesto que no altera el código base de la red.

Sin embargo, detractores de SegWit como Haipo Yang, CEO de ViaBTC, uno de los mayores consorcios mineros en la red Bitcoin, afirman que la cura es peor que la enfermedad.

Por decisión de los desarrolladores en Bitcoin Core, SegWit no será activado hasta que el 95% de quienes controlan el poder de hashing en la cadena de Bitcoin estén de acuerdo con su activación.

Por ello, la decisión queda en manos de los grandes consorcios mineros. Slush Pool, el más antiguo en el ramo, ha decidido dejar a cada minero la opción de indicar su preferencia por SegWit.

Controlar el 5% de poder de decisión basta para vetar la  activación de SegWit. Puede revisarse la cuota que cada consorcio controla aquí. También puede consultar el porcentaje de apoyo a SegWit en toda la red aquí.

Un hard fork implicaría un cambio en el código de Bitcoin y problemas de compatibilidad con nodos y software ya existentes, desventaja que no tiene SegWit, tal como afirma Samson Mow, COO de otro gran consorcio minero, BTCC, quienes por su parte se preparan para implementar SegWit.

Pros y contras

Mow defiende las ventajas técnicas de la activación de SegWit, que soluciona problemas de seguridad y maleabilidad y ofrece una respuesta al problema del tamaño de bloque sin necesidad de dividir la cadena con una encrucijada fuerte.

Pero Yang, como otros tantos que apoyan el aumento del tamaño de bloque, afirma que un aumento directo es la única solución a largo plazo e indispensable para la supervivencia de Bitcoin, y afirma:

“Aumentar el tamaño del bloque a través de un hard fork es la única manera de avanzar el desarrollo de Bitcoin.”

Para Mow, alterar el tamaño de bloque cambiando el código de Bitcoin es “ineficiente”, mientras que para Yang, el soft fork es innecesariamente “más complejo”.

Yang insiste en que SegWit es una forma de detener la implementación de un hard fork que aumente el tamaño de bloque, dejándolo “fuera de juego”. “Mi meta no es bloquear Segregated Witness en sí, sino impulsar una versión de Bitcoin que en mi opinión es mejor.”

Mow, por su parte, opina que la motivación de ViaBTC y otros que han decidido bloquear SegWit no es aumentar el tamaño de bloque, “pues SegWit les daría bloques más grandes (1,7 Mb) y escalamiento en cadena”, sino “poder, demostrándolo al forzar a Bitcoin Core a negociar, y aumentar el tamaño de bloque.”

Afirma:

“No se dan cuenta de que  irónicamente, al bloquear SegWit, están haciendo política en Bitcoin, lo cual sólo sirve para hacer que Bitcoin se parezca cada vez más a la moneda fiduciaria -presa del lobbying y la manipulación. Si los consorcios mineros se ponen de acuerdo para hacer una declaración política, de que van a bloquear SegWit por la razón que sea, esto sería muy dañino para Bitcoin a corto plazo”.

Por el contrario, Yang afirma que el poder se halla concentrado en manos de los desarrolladores de Bitcoin Core, quienes “pueden decidir hacer cambios masivos a Bitcoin de acuerdo a sus preferencias personales, y luego imponer estos  cambios a los usuarios.”

“El código de Bitcoin Core no debería definir Bitcoin,” afirma.

Tanto Mow como Yang afirman defender los intereses de los usuarios y combatir los intereses de grupos reducidos con su postura. “Creo que la centralización del desarrollo de Bitcoin es un problema aún mayor que el límite de bloque o Segregated Witness”, afirma Yang.

En efecto, todos los actores de esta polémica parecen coincidir, al menos en esto. En un mundo de intereses globalizados, el futuro de Bitcoin dependerá de qué mantenga su independencia.

Fuentes:

Bitcoin MagazineCoin Telegraph y Bitcoin Core

Versión de Ernesto Rivera para Diario Bitcoin.

Advertisements

Related posts