Noticias 

Craig Steven Wrigth, el genio australiano de 44 años que podría estar bajo el alias de “Satoshi Nakamoto”

Hasta hace poco más de un mes, Craig Steven Wright era ante la vista de muchas personas un hombre que podía pasar inadvertido, hasta que en el mes de octubre, en una conferencia en la cual participaban muchos inversionistas Bitcoin en Las Vegas hizo una declaración pública que fijó las miradas de todos en su persona.

El australiano de 44 años de edad se presentó completamente camuflado ante la mirada de los entusiastas Bitcoin. Su nombre no figuraba en la lista de los “oradores destacados” de la conferencia. Incluso el moderador del panel, una blogger Bitcoin llamada Michele Steven, parecía preocupado puesto que desconocía el motivo de su participación. Wright apenas había comenzado a presentarse a sí mismo como un “ex académico que investiga sin que nadie se entere”, cuando ella lo interrumpió.

“Espere un segundo, ¿quién es usted?” Steven interrumpió, riendo. “¿Es usted un científico de la computación?”

“Estoy empapado de todo un poco”, respondió Wright. “Tengo una maestría en derecho … una maestría en estadística, un par de doctorados …”

“¿Cómo lo primero puede relacionarse de alguna manera con Bitcoin?” Steven interrumpió de nuevo, como si todavía estuviese tratando de determinar que papel figuraba Wright para participar.

Wright contestó: “Ummmm… He estado involucrado en todo esto durante mucho tiempo… Yo simplemente he estado muy cerca de todo esto, y me he mantenido en muy bajo perfil”. La moderadora siguió pero Wright pudo haber estado muriéndose de las ganas de decirle a todos los presentes (cosa que no dijo):

“Yo soy Satoshi Nakamoto, el creador de Bitcoin”.

Desde que la persona detrás de ese seudónimo lanzó el código fuente de Bitcoin el 9 de enero del año 2009, la moneda digital diseñada por Nakamoto ha pasado de ser una simple novedad apreciada solamente por los conocedores del tema a convertirse en una suerte de milagro dentro del mundo de la economía. Dado que la criptomoneda hoy día ha sido adoptada para una amplia variedad de usos que la ratifican como una moneda con valor real, desde transferencias internacionales de dinero hasta el vínculo con actividades relacionadas con el narcotráfico, el valor total de todos los Bitcoin ha crecido hasta cotizarse cerca de unos 5 mil millones de dólares en la actualidad. El propio Nakamoto, quien quiera que sea, parece controlar una cuenta BTC cuyo valor se elevó a más de mil millones de dólares para el precio máximo alcanzado durante el año 2014.

Pero la verdadera identidad del creador de la moneda digital sigue siendo un misterio, ya que diversos medios de comunicación han puesto en marcha investigaciones con la finalidad de averiguar la identidad de dicho personaje. Por ejemplo, en el caso de Newsweek, la investigación realizada relacionaba a un hombre quien más tarde negó tener algo que ver con la criptografía, y mucho menos con la criptomoneda. El caso es que hoy por hoy, Satoshi Nakamoto se ha convertido en uno de los misterios más emblemáticos de este siglo, uno cuya respuesta podría llegar a tener una gran repercusión que va mucho más allá de las comunidades de programadores y tener impacto sobre el ecosistema económico internacional.

En las últimas semanas, el portal de noticias WIRED ha estado reuniendo evidencia muy clara en relación a la verdadera identidad de Satoshi Nakamoto. Las señales apuntan a Craig Steven Wright, un hombre que ni siquiera figuró en alguna lista pública de potenciales candidatos que ostentaran ese seudónimo, más sin embargo encaja perfectamente en el perfil del creador de la criptomoneda en base a todos los detalles. A pesar de que las pruebas recabadas no puedan concluir totalmente una respuesta afirmativa a este gran misterio, hay 2 posibilidades muy claras: Wright es el creador de Bitcoin, o sencillamente es un bromista brillante que desea tomar el crédito.

La evidencia

La primera evidencia que apunta a Wright apareció a mediados de noviembre, cuando una fuente anónima cercana a el comenzó a filtrar documentos a Gwern Branwen, un investigador independiente y analista de la dark web. Branwen facilitó algunos de esos documentos a WIRED, y de inmediato se hicieron notorias algunas conexiones directas entre el alias de Nakamoto y Wright:

  • Un post publicado en agosto del año 2008 en el blog de Wright, meses antes de la introducción del libro blanco Bitcoin en noviembre de 2008 sobre una lista de correo criptografica. Menciona su intención de lanzar un “papel criptomoneda”, y hace referencias a un proyecto de “contabilidad de triple entrada”, así como un artículo publicado en el 2005 por un criptógrafo financiero, Ian Grigg, que describe varias ideas similares a Bitcoin.
  • Un post en el mismo blog en el mes de noviembre de 2008. Incluye una solicitud para que los lectores que quieren estar en contacto cifrasen sus mensajes a él usando una clave pública PGP, al parecer vinculada a Satoshi Nakamoto. Una clave PGP es una cadena única de caracteres que permite a un usuario que el software de cifrado pueda recibir mensajes bajo esta modalidad. Esta cuenta, cuando fue verificada en la base de datos del servidor del MIT (donde estaba almacenada), se encontraba asociada con la dirección de correo satoshin@vistomail.com, y esta misma dirección fue utilizada para enviar un artículo que presentaba la idea de Bitcoin a una lista de personas suscritas interesadas en el área de la criptografía.
  • Una copia archivada de una publicación de blog realizada por Wright, eliminada actualmente, que data del 10 de enero de 2009, en la que se dice lo siguiente: “La versión Beta de Bitcoin será lanzada mañana. Esto se descentraliza… Trataremos hasta que funcione” (Hay que tomar en cuenta que el post tiene como fecha el 10 de enero del 2009, un día después del lanzamiento oficial de Bitcoin que fue el 9 de enero de ese año. Pero si Wright que vive al este de Australia hubiese publicado esto después de la medianoche, los tiempos coincidirían y dicha entrada en efecto ha podido ser publicada antes del lanzamiento del Bitcoin para el 9 de enero). Dicha publicación fue reemplazada por un mensaje encriptado en el que se leía textualmente lo siguiente: “Bitcoin – AKA bloody nosey you be…It does always surprise me how at times the best place to hide [is] right in the open”. Tiempo después, en octubre de ese mismo año, la publicación fue completamente borrada.

Prueba 1

Además de esas tres publicaciones de blog, la agencia de noticias WIRED recibió un gran número de correos electrónicos filtrados, transcripciones, y reportes de contabilidad que corroboran el vínculo. Hay un mensaje filtrado que Wright envía a su abogado en junio de 2008, en el que el magnate australiano hace un esbozo de lo que definía como “un libro mayor de contabilidad distribuida P2P” – haciendo referencia al Blockchain de Bitcoin mucho antes de este que fuera lanzado públicamente. El correo electrónico en el que se reseña dicha información pasa a hacer referencia a un documento llamado “Electronic Cash Without a Trusted Third Party” (Dinero electrónico sin un tercero de confianza), el cual Wright esperaba lanzar en 2009.

En otro correo electrónico filtrado, Wright conversaba con el analista forense David Kleiman, un amigo cercano y confidente, justo antes del lanzamiento de Bitcoin en enero de 2009, en el cual discute sobre un artículo en el que habían estado trabajando juntos. Wright hablaba de solicitar un préstamo en su trabajo e invertir el capital en cientos de procesadores de computadores para “poner en marcha su idea”. También había un documento PDF escrito por Kleiman (quien falleció en abril de 2013), en el cual estaba de acuerdo en tomar control de un fondo monetario, al cual se refería en código como “Tulip Trust”, el cual contenía 1.1 millon de Bitcoin. El documento estaba firmado por la firma PGP de Kleiman, una técnica criptográfica que no puede ser alterada una vez realizada.

Este fondo al cual se refieren como “Tulip Trust”, es del mismo tamaño que una misteriosa fortuna Bitcoin que ha sido visible en el Blockchain de Bitcoin y atribuida a Satoshi Nakamoto. Nadie más aparte del presunto creador de la moneda digital posee una cantidad como esa, y solo él podría haber generado tantos BTC en un momento tan temprano en la evolución de la criptomoneda, justamente porque un Bitcoin podría ser minado con un nivel de procesamiento mínimo. Sólo existe un fondo Bitcoin como este, y los activos fuertemente vigilados por miembros de la comunidad, no han visto ningún tipo de movimiento a lo largo de toda la historia de la criptomoneda.

Otra pista sobre la fortuna Bitcoin de Wright no fue filtrada a la agencia de noticias WIRED, sino que permanece alojada en la web de la firma de asesoría corporativa McGrathNicol: un informe de liquidación en una de varias compañías que Wright fundó, mejor conocida como Hotwire – un intento para la creación de un banco que solo funcione con Bitcoin. Esto demuestra que dicha startup contó con un capital de inversión equivalente a 23 millones de dólares en Bitcoin propiedad de Wright. Esa suma tendría un valor de más de 60 millones de dólares en la actualidad. En el momento de la constitución de la empresa, la inversión de Wright en una sola empresa, representaba por sí sola el 1,5% de todos los Bitcoins existentes.

Entre otras informaciones, hay un correo electrónico de Wright enviado a un socio en enero de 2014 sobre una disputa de impuestos con el gobierno australiano. En ella, él parece considerar el uso del nombre de Nakamoto para ejercer influencia sobre el senador Arthur Sinodinos. “¿Será que nuestro amigo japonés tienen peso en el senador dentro de poco se jubila?” escribe Wright. También se incluye otro correo electrónico enviado al senador firmado por “Satoshi Nakamoto”, y una transcripción filtrada que obedece a una reunión realizada entre Wright, abogados y funcionarios fiscales en febrero de 2014 en la cual detallan que dijo lo siguiente en un momento de exasperación: “Hice mi mejor esfuerzo para tratar de ocultar el hecho de que he estado ejecutando Bitcoin desde 2009 “, dice Wright. “Al final, la mitad del mundo lo va a saber de forma violenta”.

Contactando con Wright

El 1 de diciembre, el portal de noticias WIRED envió un correo electrónico cifrado a Wright, en el cual solicitaban una reunión con el alegando que conocían su secreto. Unas horas más tarde, el equipo recibió una respuesta de la dirección de correo Tessier-Ashpool@AnonymousSpeech.com, el cual está conectado con la dinastía corporativa de la Trilogía Sprawl de William Gibson. Wright había hecho referencia a la misma familia ficticia en la información de su cuenta personal de Twitter. Los datos del correo electrónico mostraban que se trató de una dirección IP con sede en Panamá controlada por Vistomail, el mismo servicio que Satoshi Nakamoto había utilizado para enviar sus mensajes de correo electrónico que introducen a Bitcoin e invitan a visitar Bitcoin.org. Esta es una cuenta descartable. Hay maneras más cuidadosas de contactar a través de Tor, pero la gente en Panamá es extremadamente moralista y no están a favor de violar la privacidad de la gente. En el correo electrónico recibido por la agencia de noticias se leía lo siguiente: “Ustedes están husmeando pero la pregunta es ¿Qué tan profundo han llegado?”. El mensaje concluyó diciendo: “Saludos, Director de Tessier-Ashpool”.

Unas horas más tarde, WIRED recibió otro mensaje incluso aún más desconcertante proveniente de la misma cuenta. “La naturaleza de este apodo tiene un propósito. Ahora yo cuento con recursos… Todavía estoy en esa fase inicial de aprendizaje, justo donde descubro a que nivel se encuentran mis capacidades. Así que, incluso ahora con mis recursos sigo siendo vulnerable” decía el mensaje recibido. “Ustedes parece que saben algunas cosas. Más de lo que deberían”.

Cuando el equipo de WIRED respondió anexando la información relacionada con las 3 entradas de blog que mostraban una clara conexión de Wright con lo relacionado a la creación de Bitcoin y solicitando nuevamente una reunión, estos recibieron una respuesta aún más reveladora proveniente de la misma cuenta de Tessier-Ashpool: “Muchos ya saben de estos secretos, el mundo no tiene por qué saber. Hay otros medios para generar cambios como el hecho de ser un dictador”.

Después del segundo mensaje en el que el equipo de WIRED solicitaba una reunión para conversar, Wright respondió que consideraría dicha petición. Desde entonces no ha emitido más respuestas.

Uniendo las pistas

A pesar de que la inmensa colección de pistas existentes, nada de eso demuestra plenamente que Wright sea Nakamoto. Todo esto podría ser un engaño muy bien elaborado, tal vez orquestada por el propio Wright. Los documentos filtrados no verificados podrían ser falsificados en parte o en su totalidad. Y lo más inexplicable de todo, la comparación de las diferentes versiones archivadas de las tres entradas de blog de Wright pudieron haber sido editadas para hacer parecer que él ha tenido que ver con Bitcoin. La clave PGP asociado con la dirección y las referencias de correo electrónico del Nakamoto a un próximo “papel criptomoneda” y “contabilidad por partida triple” salieron a la luz en algún momento después de lanzamiento beta de 2013. Incluso el post de Bitcoin es cuestionable. A pesar de que fue publicado en enero de 2009, este sale a la luz entre octubre de 2013 y junio de 2014.

¿Será posible que Wright esté intentando robar la gloria (o el dinero) de Nakamoto? O ¿Simplemente se está revelando de forma silenciosa a sí mismo como el creador del Bitcoin?

Pero hay algo que si está muy claro: En caso de que Wright esté tratando de fingir su conexión con Nakamoto, su engaño sería prácticamente tan ambicioso como lo es Bitcoin en sí. Algunas de las pistas añadidas a su blog se hicieron hace más de 20 meses, lo cual le ha hecho muy paciente si se tratara de un engaño. Sus referencias “al libro de contabilidad de triple entrada” de Grigg representarían una mentira con bastante inventiva, lo que representa una nueva y oscura ambición en relación a pretender figurar como el creador de Bitcoin. Y no hay duda de que Wright es un magnate BTC certificado. Incluso la parte de los 60 millones de dólares en su cuenta de la criptomoneda es verificable en el registro de auditoría pública de McGrathNicol a pesar de ser sospechosamente grande.

Más circunstancialmente, el blog de Wright, sus registros públicos, y sus escritos verificados en las listas de correo y Twitter describen a un hombre que coincide con las características de Satoshi Nakamoto conocidas lo suficientemente bien como para colocarle a leguas por encima de otros candidatos. Él es un ex suscriptor de la década de los 90 vinculado con las listas de correos “cypherpunks”, perteneciente al grupo de quienes se encontraban en una lucha contra el autoritarismo y el cifrado, un defensor que vale oro como instrumento financiero, un profesional en el área de la ciberseguridad capaz de escribir un protocolo que sea resistente a los intentos de hackeo como Bitcoin , un libertario que luchó con las autoridades fiscales, y un fiel creyente de la cultura japonesa.

Él es también en varios sentidos compatible en ciertos paralelismos con Nakamoto, ya que es una persona extraña y notable: un autodidacta casi obsesivo y quien cuenta con un doble doctorado, que se jactó una vez de obtener nuevos títulos de posgrado a un ritmo de un año. Él es un negador del cambio climático, un emprendedor en serie que ha ayudado en el desarrollo de empresas que van desde agencias de consultoría de seguridad hasta un banco Bitcoin, y también es un excéntrico que escribió en su blog que una vez había aceptado un desafío para crear un lápiz desde cero y pasó años trantado de fabricarlo, y ha ido tan lejos como para hacer sus propios ladrillos para construir su propio horno en el cual mezclar el grafito para fabricar el lápiz.

Las publicaciones en los blogs de Wright y los correos electrónicos filtrados describen a un hombre tan comprometido con una idea para una criptomoneda no probada, que hipotecó tres propiedades e invirtió más de 1 millón de dólares en las computadoras, la energía necesaria, y la conectividad óptima requerida, incluso yendo tan lejos como para tender cables de fibra óptica hasta su remota casa rural al este Australia para producir los primeros Bitcoin. Su compañía, Tulip Trading, construyó dos supercomputadoras que han clasificado oficialmente entre las 500 mejores del mundo, tanto en apariencia como en la relación de las mismas con los proyectos para el desarrollo de una criptomoneda. El primero de esos superordenadores fue llamado Sukuriputo Okane – Expresión japonesa para describir “escritura del dinero”. Otro llamado Co1n, ostenta el título de la supercomputadora de propiedad privada más potente del mundo. Wright dijo en la conferencia de inversionistas Bitcoin que está tratando de hacer que esa segunda máquina pueda “modelar la escalabilidad de Bitcoin”, y que está trabajando en la construcción de un clúster de supercomputación aún más potente en Islandia, debido a su energía geotérmica de bajo costo.

Los observadores Bitcoin se han preguntado por qué la gran cantidad de BTC que se atribuyen a Satoshi Nakamoto no ha visto movimiento en el Blockchain, posiblemente la clave de este misterio pueda estar en el fondo de Wright equivalente a 1.1 millones de Bitcoin. El PDF en relación con el fondo fiduciario firmado por el difunto amigo de Wright, David Kleiman, alega que esas monedas estarán allí bloqueados en su lugar hasta el año 2020, sin embargo, da a Wright la libertad para tomarlos prestados para financiar aplicaciones entre las que se incluyen “investigaciones sobre sistemas peer-to-peer” y “actividades comerciales que aumentan el valor y la posición de Bitcoin”.

Esclareciendo dudas

A pesar de todas las pistas en cuanto a la posible vida secreta de Wright, este ha mostrado un gran talento para no levantar sospechas, ya que logró pasar inadvertido ante la mirada de los devotos y seguidores de Satoshi Nakamoto. “Yo no debería tener que decirle a la gente que soy multimillonario, o dueño de X, Y o Z, o que esta es mi vida”, dijo Wright a la multitud que se congregaba en Las Vegas durante el mes de octubre, cuando un participante preguntó acerca del hecho de adjudicarse los derechos de propiedad sobre Bitcoin. “Debemos ser capaces de elegir la forma en la que vivimos”.

En los correos electrónicos filtrados, Wright parece estar muy en contra de ciertas cosas. “¡Yo no pertenezco a los sangrientos Estados Unidos! Tampoco me llamen Dorian…”, se lee en un mensaje enviado por él a un colega el día 6 de marzo de 2014. Dicho mensaje fue enviado el mismo día en el que Newsweek afirmó que el inventor de Bitcoin era el norteamericano Dorian Satoshi Nakamoto.

Wright parecía haberse tomado como una ofensa personal la historia publicada por la revista Newsweek. “Yo no quiero ser un posterboy. No me han encontrado y no quiero que lo hagan aún”, escribió en otro mensaje que parecía ser un primer borrador de una negación en relación al artículo publicado por la revista Newsweek. Recordemos que a través de la cuenta de Satoshi Nakamoto en la fundación P2P se publicó un mensaje que decía “Yo no soy Dorian Nakamoto”, aunque esta respuesta privada emitida por Wright parece estar mucho más cargada de molestia, ya que agrega “Deberían dejar de buscar… ¿Sabes lo que significa la privacidad? Es un don gratuito… ¡es solo eso y nada más!”.

Si Wright es el creador de Bitcoin, la revelación de su trabajo tiene más importancia que simplemente saciar la curiosidad de unos pocos millones de interesados. La economía Bitcoin tendría que considerar que si cuenta de confianza que almacena 1.1 millones de Bitcoin queda abierta en 2020, Wright y aquellos a los que pueden haber asignado cientos de miles de Bitcoins serían libres para venderlos en el mercado abierto, lo que podría impulsar un aumento muy importante en el precio de la criptomoneda; los debates dentro de la comunidad Bitcoin en relación con “el tamaño del bloque BTC” puede llegar a su fin con Nakamoto como guía; el mundo tendría que lidiar con el alcance total de la visión de Wright cuando publique los resultados de las investigaciones que realizan sus empresas con la moneda digital. Los otros sospechosos de ser Satoshi Nakamoto finalmente tendrán un respiro por parte de los periodistas y curiosos. Y la historia intelectual de las criptomonedas sería reescrita para siempre.

Para finalizar, destacamos que en los últimos 2 años Wright ha empezado a escribir con mucha más frecuencia acerca de Bitcoin en su blog, incluso publicando en su cuenta de Twitter notas relacionadas con la moneda digital (A pesar de que ha eliminado muchos de sus principales Tweets y modificó su cuenta de pública a privada). Recientemente ante el rechazo de la nominación de Satoshi Nakamoto para el premio Nobel de Economía Wright emitió sus críticas al respecto mostrando su descontento con ello.

Fuente: Wired

Advertisements

Related posts