Noticias 

Disputa ideológica entre programadores podría generar una división en Bitcoin

Informaciones que circulan en línea revelan la existencia de una disputa entre algunos de los principales desarrolladores de Bitcoin, quienes al parecer han pasado a integrar un grupo divergente y tienen planes de lanzar una nueva moneda digital independiente, lo cual en las altas y bajas esferas genera un poco de miedo porque esto podría significar la división de Bitcoin.

Uno de los aspectos más importantes que ha generado esta disputa está relacionado con el tamaño que originalmente tiene un bloque, el cual no es más que los lotes de datos que se ensamblan antes de ser procesados. Desde sus inicios el creador de la moneda digital, Satoshi Nakamoto, originalmente limitó el tamaño de cada bloque a 1 megabyte, el cual era suficiente para manejar alrededor de 300.000 transacciones por día con la moneda digital. Esto representó un aspecto muy positivo ya que podría procesar transacciones de forma mucho más rápida que las instituciones bancarias tradicionales.

El centro del debate siempre ha girado en función a en cuánto aumentar el límite y desde cuándo hacerlo. Hay un sector interesado en expandir la capacidad de los bloques y hacerlo lo más pronto posible, puesto que de lo contrario el sistema podría fallar ya que se quedaría sin capacidad para el próximo año. Mike Hearn, un desarrollador Bitcoin ampliamente conocido en la comunidad, alegó que las transacciones podrían tomar horas para ser confirmadas y los honorarios podrían aumentar exponencialmente.

Por otro lado, el grupo restante de desarrolladores Bitcoin se preocupa de que el aumento del tamaño de los bloques lleve a la centralización y transforme Bitcoin en otro de los sistemas de pagos convencionales que son ampliamente manejados. Este punto es muy importante para los seguidores de la moneda digital, ya que esta en la actualidad basa su sistema en miles de nodos independientes, es decir, hablamos de muchos computadores repartidos en todo el mundo que comprueban continuamente la validez de los bloques de transacción. Al aumentar el tamaño de los bloques haría difícil para el sistema disuadir los costos entre los participantes, lo que podría desmotivar a estos a seguir siendo parte del ecosistema de la moneda digital.

El caso es que pese a esta disputa ya más ideológica, la comunidad BTC cuenta con un proceso técnico para resolver este desacuerdo, sin embargo este ha sido lento y solo ha generado soluciones cuando todo el mundo es feliz. Ya que por las diferencias entre los participantes dicho debate no ha podido llegar a una conclusión, 2 de los desarrolladores disidentes decidieron tomar una nueva iniciativa y pidieron a algunos mineros que probaran la nueva versión que habían desarrollado, a la cual llamaron “Bitcoin XT”, el cual tiene como principal propiedad la expansión del bloque a un máximo de 8 megabytes.

Como era de esperar estas acciones encarnecieron aún más la discordia presente en el debate. Hoy podemos ver discusiones en muchos sitios y foros, por ejemplo en Reddit, donde ya los moderadores han censurados las menciones hechas a Bitcoin XT ya que lo perciben como una iniciativa para generar incomodidad en los miembros de la comunidad BTC.

Sin embargo existe una gran probabilidad de que este conflicto se resuelva en un futuro cercano ya que una división como esta requiere el apoyo por parte de muchas personas que desempeñen funciones importantes dentro de la red Bitcoin. Incluso si los mineros llegan a tomar la decisión, esto no conducirá a una división de Bitcoin, ya que cuando quede más claro cual es la versión que vaya a prevalecer, el grupo que no esté de acuerdo seguramente recibirá un incentivo para sumarse a la tendencia ganadora. Si bien en la actualidad se estima que un 8% de los mineros se muestran a favor del proyecto BTC XT, sería necesaria la participación de todos para que cualquiera de los 2 proyectos pueda funcionar plena y satisfactoriamente dejando solo 3 posibles opciones de momento para concluir el conflicto: 1) Permanecer en las condiciones actuales, 2) Cambiar a Bitcoin XT, o 3) Encontrar un punto de acuerdo intermedio que logre satisfacer las necesidades de las partes enfrentadas.

Fuente: www.economist.com

Advertisements

Related posts