Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Este yen digital estaría basado en Blockchain y se busca que sirva como puente entre el ecosistema financiero tradicional y las nuevas tecnologías en Japón.

***

Un grupo integrado por más de 30 instituciones financieras reputadas con sede en Japón, indicó que participarán en un experimento a nivel local, en el cual probarán la utilidad de un yen digital para operaciones institucionales

Así lo informó la agencia de noticias Reuters en un artículo publicado el día de hoy, en el cual indican que el grupo de instituciones estaría conformado por varios bancos, empresas de corretaje, compañías del sector público, representantes del ecosistema de las telecomunicaciones y algunas entidades minoristas.

Instituciones probarán yen digital en Japón

Al respecto, el presidente del grupo de las instituciones que participarán en este experimento, Hiromi Yamaoka, indicó que los bancos privados serán los encargados de emitir la moneda digital, entre los cuales figuran instituciones como MUFG, Sumitomo Mitsui y Mizuho a cargo de esta responsabilidad.

En este orden de ideas, Yamaoka aseguró que la idea es dinamizar y hacer más práctico el proceso, ya que el país cuenta con otras plataformas de pagos digitales que, por si solas, no cumplen con las expectativas como para dejar de lado los pagos con dinero en efectivo:

“Lo que queremos hacer es crear un marco que pueda hacer que varias plataformas sean compatibles entre si… [pero] La cuestión fundamental, y más delicada, es cómo garantizar que coexistan los depósitos privados y una CBDC. No queremos que el dinero salga de forma precipitada de los depósitos privados, y tampoco tendría sentido emitir una CBDC si no se usa ampliamente”.

Con relación a esta iniciativa, Yamaoka aseguró que dados los problemas y desafíos existentes en torno a una CBDC, la idea es garantizar una cooperación entre el banco central y el sector privado para llevar a cabo esta iniciativa.

Expectativas para Japón

Si bien el país figura como una de las naciones tecnológicamente más prominentes del mundo, economistas y analistas destacan que en materia financiera, a la nación asiática le ha costado dejar de lado el uso del dinero en efectivo, ya que la digitalización de los pagos aún no es ampliamente adoptada por los residentes.

Actualmente existen varias empresas operadoras de servicios para pagos digitales, pero la expectativa del grupo es crear en conjunto algo lo suficientemente competitivo como para desplazar a estos últimos, logrando generar mayor tracción que aplicaciones como PayPal, la cual opera principalmente a través de teléfonos inteligentes.

 

Entre los desafíos está evitar que esta se convierta en un silo de datos, por lo que se habla de una moneda digital a dos capas que se base en el uso de Blockchain, sin dejar de lado aspectos que involucren el uso de contratos inteligentes para maximizar otro tipo de casos de uso de corte financieros.

En un comunicado publicado por el grupo se lee:

Esta moneda digital de dos capas no entrará en conflicto con los instrumentos de pago existentes… Se espera que esta iniciativa pueda mejorar la interoperabilidad entre estas plataformas con la creación de puentes.