Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Al respecto, el banco central destacó que hay que resolver problemas en torno a la escalabilidad, y que actualmente el uso de dinero en efectivo en el país se ha reducido considerablemente frente a otras alternativas de pago.

***

Riksbank, la entidad estatal que rige las políticas monetarias del país europeo, publicó recientemente los resultados de la primera fase de un piloto que realizaron en relación a la emisión de su propia moneda digital, indicando que retrasará el lanzamiento de la misma por lo menos hasta 2026.

Así lo indicó el Banco Central en un informe publicado a finales de marzo de este año, donde destacó una serie de aspectos importantes encontrados durante la investigación realizada, destacando que de momento no era necesario emitir la e-krona y que el desarrollo de la misma podría postergarse para los próximos años.

¿Necesidad de una e-krona?

Como tal, el Riksbank señaló que durante la prueba se cubrieron todos los aspectos fundamentales asociados con una CBDC, entre los cuales destacó la participación de usuarios finales, comercios y aplicaciones para pagos. Pero destacó que aún hay que abordar ciertos elementos importantes, entre los cuales destaca el factor escalabilidad

Al respecto, en el informe se lee:

“Se necesita más investigación para ver si puede administrar los pagos minoristas a la escala necesaria y cumplir con los requisitos del dinero del banco central digital”.

En cuanto a los aspectos legales, el Banco Central destacó que la e-krona contaría con el respaldo del estado como garante de valor, y que todo esto estaría mucho más blindado con la creación de una pasarela de pagos

Atendiendo al aspecto legal, el informe señaló explícitamente que el estado actuaría como garante del valor de la e-krona. También destacó cómo la presencia de una red de pago paralela haría que todo el panorama financiero fuera aún más sólido.

¿Privacidad?

Sobre las preocupaciones en torno al lavado de dinero y a la privacidad de las operaciones, en el informe se destaca:

“Los pagos anónimos solo están permitidos hasta cierto punto de acuerdo con la legislación actual contra el lavado de dinero, y en la actualidad solo se pueden transferir cantidades pequeñas de forma anónima… Es posible que exista e-kronor anónimo, pero tendrían un área de uso muy limitada”.

Panorama actual

Por último, entre las consideraciones presentadas para el panorama actual, Riksbank destacó que actualmente cada vez menos personas utilizan dinero en efectivo, por lo que están muy en auge aplicaciones y mecanismos para realizar pagos digitales.

La directora del proyecto de Riksbank en Estocolmo, Mithra Sundberg, destacó que la intención no es conformarse con la tecnología actual, pero que de momento hay que detectar qué es lo que se busca con una moneda digital emitida por el banco central. También dejó claro que la intención no es reemplazar al efectivo de inmediato, pero que antes de que se masifique su uso se requieren nuevas consideraciones legales.


Lecturas recomendadas


Fuente: Cryptopotato, AMBCrypto, Informe Riksbank

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash