Por Andrés David Martinez   @Andres_M14

Apenas un mes después de decir que no era necesario, el Banco Central de Australia informó que sigue investigando los posibles usos de una moneda digital emitida por la entidad.

***

El Banco de la Reserva de Australia (RBA), entidad financiera que rige las políticas monetarias del país, informó que sigue investigando sobre el uso de una moneda digital respaldada por el banco central (CBDC), y también señaló que está considerando la posibilidad de emitir una.

En una alocución desde la Universidad de Australia Occidental, en la conferencia de Blockchain, Criptomonedas y Fintech de la casa de estudios, Tony Richards, jefe de la política de pagos en el RBA, declaró:

“Seguiremos considerando los argumentos a favor de un CBDC, incluyendo cómo podría diseñarse, los beneficios potenciales y las implicaciones políticas, y las condiciones en las que podría surgir una demanda significativa de un CBDC”.

Richards comentó que aún no se ha planteado el argumento de política pública para la emisión de un CBDC de uso general o minorista en Australia. De acuerdo con los informes de mediados de septiembre, el RBA era muy escéptico y no creía que hubiera un argumento de política sólido para emitir un CBDC en ese momento.

Richards añadió que, si bien Bitcoin y otras criptodivisas se basan en el uso de redes Blockchain públicas, no sería necesariamente el caso de un CBDC que se pueda desarrollar utilizando un libro de contabilidad digital centralizado y autorizado.

También, el RBA también está estudiando una serie de factores que podrían ayudar a dar forma a un posible CBDC, como por ejemplo si se basaría en una cuenta o en un token, y si podría utilizarse de forma offline.

Opción minorista y mayorista

Richards también reveló que, aparte de la labor del Banco Central en la supervisión de los casos de uso para CBDC a nivel minorista, está realizando una investigación sobre las consecuencias tecnológicas y normativas que aplicarían para un contexto mucho más amplio, en que participarían una cantidad limitada de entidades financieras.

Richards declaró que el banco tiene una mentalidad abierta sobre los CBDC y seguirá vigilando la evolución en este aspecto, añadiendo:

“Si algunas jurisdicciones avanzan hacia la plena aplicación del CBDC, habrá muchos bancos centrales como nosotros que estarán vigilando de cerca”.

Los comentarios se producen cuando China aumenta sus propias pruebas de moneda digital/pago electrónico distribuyendo un total de 10 millones de yuanes digitales (USD $ 1,5 millones) a los residentes de Shenzhen.

Desde que China anunció los avances de su moneda digital que ya está en fase de pruebas, los gobiernos del mundo han empezado a pronunciarse y a moverse para traer también las versiones digitales de sus monedas. Además de Australia, los bancos centrales de Rusia, Canadá y el Banco Central Europeo han empezado investigaciones en torno a un posible CBDC.


Lectura recomendadas


Fuentes: Cointelegraph, CoinDesk, archivo DiarioBitcoin

Versión de Andrés Martínez / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash