Por Hannah Pérez  

Las autoridades de Finlandia deliberan sobre qué hacer con 1.666 BTC confiscados en 2016, el temor es que el Bitcoin caiga en manos de delincuentes. Mientras tanto, la suma aumenta cerca de 2.000% su valor.

***

Las autoridades de Finlandia han estado estudiando qué hacer con una suma de bitcoins que fue confiscada en una operación en 2016. Según reportó el medio Coindesk, las autoridades finlandesas guardan alrededor de USD $15 millones en Bitcoin y no tienen planes de venderlos.

En 2016, la aduana finlandesa -conocida como Tulli- confiscó la suma de 1.666 bitcoins en una redada que involucraba el cierre de un mercado negro de comercio de drogas. Desde entonces, la autoridad del país ha estado elaborando un plan para subastar las monedas digitales. Sin embargo, las autoridades locales temen que los bitcoins vuelvan a caer en manos de delincuentes.

Así lo expresó el director de finanzas de Aduanas, Pekka Pylkkänen, a un medio local que reseñó la noticia:

Desde nuestro punto de vista, los problemas están específicamente relacionados con el riesgo de lavado de dinero. Los compradores de criptomonedas rara vez las usan para emprendimientos normales.

Ahora, con el paso del tiempo, la suma de criptomonedas en manos de las autoridades ha incrementado su valor cerca de un 2.000%. Inicialmente, cuando Tulli confiscó las monedas, Bitcoin se valoraba alrededor de USD $570, lo que significa que BTC 1.666 valían aproximadamente USD $ 950 mil para ese entonces. Actualmente, la suma de bitcoins vale cerca de USD $ 15,5 millones.

De hecho, en algún punto del 2017, cuando la principal criptomoneda tocó su precio más alto, las autoridades finlandesas resguardaban cerca de USD $ 33.300.000.

Autoridades de Finlandia preocupadas por la seguridad

De acuerdo con el medio local que reseñó la noticia, las autoridades de Finlandia además tendrían en su poder otra variedad de monedas digitales que ha confiscado durante la investigación de otros casos criminales a lo largo de los años y que sumarían otros varios millones de dólares.

Mientras la aduana finlandesa decide cómo proceder con los activos digitales confiscados, las autoridades de otros países del mundo también deliberan sobre qué hacer con bitcoins confiscados procedentes de actividades ilícitas y el cierre de mercados de la dark web. En el pasado, las autoridades de EE. UU. han operado subastas públicas para vender bitcoins incautados durante investigaciones policiales.

En opinión de Henry Brade, fundador de la empresa de criptomonedas Prasos, la autoridad de Finlandia tiene varias opciones frente a esta situación. Una opción es que la agencia venda gradualmente el Bitcoin en el mercado de criptomonedas hasta que se agote la suma. También existe la posibilidad de vender el total a corredores de valores o a grandes inversionistas.

En la misma línea, Juri Mattila, investigador de Etla, el Instituto Finlandés de Investigación Económica, señaló que una opción en estos casos es llevar a cabo una subasta pública, algo que ya han realizado países como Australia, EE. UU. y Suecia ante casos similares. Asimismo, el investigador destacó que “la mayoría de los compradores de bitcoins son inversores, no delincuentes“. Y agregó que actualmente existen suficientes inversores legítimos que podrían comprar las monedas virtuales de la Aduana.

Por supuesto, si la Aduana vendiera Bitcoin anónimamente, los riesgos serían enormes. Pero si los vendieran de manera sensata, no veo un problema aquí.

¿Qué pasará con los bitcoins?

Según destacó Pylkkänen de la aduana finlandesa, la razón principal por la cual la agencia no quiere vender el Bitcoin es debido a que no quiere atraer “la atención equivocada“. Y añadió que a la autoridad le correspondía tomar en cuenta asuntos de su propia seguridad.

Para la aduana de Finlandia se trata de un caso sin precedentes que además traería una gran ganancia a la institución estatal, tomando en cuenta que la mayoría de los ingresos que genera la agencia provienen de la subasta de vehículos viejos incautados.

En 2015, el Departamento de Justicia de Australia pasó por un proceso similar a la hora de avanzar con la subasta pública de una suma de bitcoins confiscada en una investigación relacionada al narcotráfico. En ese momento, las autoridades temían por la seguridad del Departamento y mantuvieron los detalles de la subasta en secreto.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, las autoridades de diferentes países han aprendido de este tipo de casos y se ha vuelto una actividad común la subasta de monedas digitales confiscadas provenientes de actividades ilícitas. Hace unos días, DiarioBitcoin reportó que el Servicio de Alguaciles de EE UU subastó la suma de 4.040 bitcoins valorados en más de USD $ 37 millones, luego de más de 50 confiscaciones y decomisos administrativos.

 

Fuentes: Coindesk, YLE,

Versión de Hannah Estefanía Pérez / DiarioBitcoin

Imagen creada con Canva