Por Martin Mende  

A continuación, el equipo de PrimeXBT presenta una comparativa entre la evolución vista en el precio del oro frente a la de Bitcoin, determinando que la moneda digital posee mejores indicadores para inversionistas que buscan una reserva de valor.

***

Desde que el Bitcoin experimentó uno de sus mayores retrocesos en mayo de este año, los críticos han vuelto a utilizar esta volatilidad para atacar a la moneda digital, alegando que no es una buena reserva de valor porque su precio puede caer un 40% en una semana. Si bien ese argumento suena lógico al principio, un análisis más profundo arroja un resultado bastante alarmante.

Para determinar si Bitcoin es un buen depósito de valor, lo comparamos con el activo con mayor trayectoria comercial dentro de este tipo de productos: el oro, justamente para ver si la moneda digital está a la altura del metal precioso.

Bitcoin vs el oro

Para ver cómo le ha ido al oro y al Bitcoin a lo largo del tiempo, revisamos los gráficos a largo plazo de ambos activos:

El oro comenzó a operar libremente en 1971, después de que el USD se desvinculó de él, por lo que comenzamos a rastrear al metal desde 1971, mientras que Bitcoin nació a finales de 2008.

Para hacer una evaluación justa del movimiento de precios durante un largo período de tiempo empleamos gráficos logarítmicos, ya que este permite trazar los movimientos porcentuales, a diferencia de un gráfico lineal que no es el más adecuado para el análisis de precios a largo plazo, justamente porque exagera los movimientos numéricos absolutos a medida que un activo aumenta de valor.

Para ilustrar, un aumento de USD $1.000 en el precio de un activo, desde los USD $100 equivale a un movimiento del 1.000%, mientras que un desempeño de USD $1.000 cuando el activo tiene un precio de 10.000 dólares representa tan solo un movimiento del 10%. Un gráfico lineal asigna el mismo significado a ambos casos de USD $1.000, cuando en realidad los USD $1.000 en el primer ejemplo son mucho más significativos que en el segundo caso.

Para los fines de este análisis, se retrocedió lo más que se pudo en los gráficos para obtener la mayor cantidad de información posible. El siguiente análisis resume dicha evolución:

Gráfico del oro desde 1970 al presente

Gráfico del Bitcoin desde el 2012 al presente

¿No le resulta sorprende que ambos gráficos se parezcan tanto? Nosotros no esperábamos un parecido tan cercano como este.

A continuación, algunas observaciones tras examinar ambos casos:

  1. Ambos activos trazan exactamente el mismo curso, ambos subiendo en la misma trayectoria.
  2. Bitcoin se mueve 5 veces más rápido que el oro: Los movimientos que el oro tarda 10 años en hacer, el Bitcoin lo hace en 2 años. Por lo tanto, la moneda digital permite que el inversor a largo plazo logre su objetivo de inversión en una quinta parte del tiempo en comparación con el metal. Esto quiere decir que los inversionistas de la monedas digital pueden obtener esas mismas recompensas 5 veces más rápido que con el oro, o que los inversionistas en Bitcoin obtienen 5 veces más ganancias en comparación a quienes destinan su capital al metal precioso durante el mismo período.
  3. El movimiento del precio del oro a lo largo del tiempo ha sido incluso más volátil que el del Bitcoin, ya que las pendientes en el gráfico del metal son más pronunciadas que las de la criptomoneda. Puede parecer que el primero es menos volátil que el segundo porque esos movimientos se espacian durante un período de tiempo más largo, mientras que el mismo movimiento se comprime en una duración 5 veces más rápida en Bitcoin.

Bitcoin es una mejor reserva de valor que el oro

De las observaciones anteriores, llegamos a la conclusión de que Bitcoin en realidad parece la mejor reserva de valor en comparación con el oro.

El Bitcoin traza su curso más rápido, lo que permite a los titulares obtener ganancias similares en una quinta parte del tiempo, lo cual es muy significativo ya que, naturalmente, también significa que dentro del mismo período, un inversionista de la moneda digital obtiene 5 veces más ganancias en comparación con aquél que participa en el mercado del oro.

La capacidad de un activo de mantener su precio durante un largo período de tiempo es el factor determinante clave si un activo es un depósito de valor, ya que se supone que ese valor se almacena durante generaciones. Bitcoin cumple con creces esta definición, ya que según los gráficos, la criptomoneda sirve tanto para almacenar como para generar riqueza.

Además de lo que ya se aprecia en los gráficos, Bitcoin tiene otra característica que el oro no tiene: La moneda digital puede permitir que los titulares generen retornos de intereses debido a la disponibilidad de instrumentos del criptomercado  para los inversionistas del sector, pero no para los del mercado del oro. Quienes operan con la criptomoneda podrían hacer estas cosas:

  • Unirse a una plataforma de préstamos para poner a disposición su BTC y obtener un promedio de ingresos con un interés del 5% anual.
  • También pueden usar su Bitcoin para unirse a plataformas DeFi, y así ganar intereses en otros activos criptográficos.

Las opciones para generar ingresos adicionales, además de la apreciación del capital, no están disponibles para los inversionistas del oro. En otras palabras, en comparación con el metal, invertir en Bitcoin abre más oportunidades que devengan intereses para generar ingresos pasivos, además del beneficio del aumento del precio del activo.

Conclusiones

Por ende, para nosotros tiene mucho más sentido invertir en Bitcoin que en oro, ya que hay más ventajas que desventajas.

Si un activo puede aumentar 10 veces su valor en un año, entonces estaríamos perfectamente de acuerdo con una corrección del 50% en los próximos tres meses. Se puede proyectar más allá de la fluctuación diaria de precios, ya que se está invirtiendo a largo plazo, justamente porque se ha demostrado que el precio siempre se recupera con el tiempo.

Tales fluctuaciones de precios a corto plazo pueden hacer del Bitcoin uno de los activos de inversión preferidos entre inversionistas con un perfil comercial más ajustado a las actividades de trading, ya que tendrán amplias oportunidades de obtener aún más ganancias al comprarlo a bajo precio y vender más alto, y luego volver a comprarlo cuando el precio revierte por debajo de su promedio a largo plazo.

Por lo tanto, a pesar de lo que hemos escuchado por parte de expertos en inversiones tradicionales sobre que el Bitcoin es demasiado volátil y el oro es un mejor depósito de valor, una mirada más profunda a la historia y las oportunidades de ambos activos sugiere lo contrario.

Bitcoin es una reserva de valor mucho mejor que el oro.


Descargo de responsabilidad

El presente artículo es patrocinado y tiene fines netamente informativos, por lo que el análisis presentado es responsabilidad exclusiva del equipo de PrimeXBT. DiarioBitcoin no promociona esta ni otras plataformas de inversión. Revise las normativas legales de su país de residencia antes de invertir en este u otro servicio.


Artículo e imágenes de de PrimeXBT