Por Angel Di Matteo   @shadowargel

Concretamente, la SEC alega que no está en la obligación de avisar a una empresa sobre el carácter ilícito de sus acciones antes de proceder, y que los directivos de Ripple intentan impedir que el organismo regulador solicite información a instancias internacionales.

***

En un nuevo episodio para el caso de la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC) en contra de Ripple en tribunales, ahora el organismo regulador desacredita los alegatos de la compañía emisora del token XRP, alegando que no es su deber notificar a una empresa cuando incurre en un delito y acusándole de obstaculizar sus labores de investigación.

Así lo indicó la SEC durante el juicio en curso contra Ripple. Concretamente en esta oportunidad desmeritó el alegato interpuesto por la compañía en la que alegaba que el regulador no cumplió con las pautas del “aviso justo” antes de proceder legalmente contra ellos por la presunta venta de valores no autorizada.

SEC desestima alegato del “aviso justo” señalado por Ripple

Como parte de los alegatos presentados en su defensa, el equipo legal de Ripple alegó que ni Chris Larsen, Brad Garlinghouse ni los directivos de la empresa sabían que estaban violando la ley de valores de EE UU cuando comercializaron en preventa el token XRP. También alegaron que si eso hubiese constituido una violación, la SEC estaba en el deber de hacer el respectivo “aviso justo” y notificar a la compañía sobre dichas acciones.

Respondiendo a esto, la SEC declaró oficialmente que dicho alegato es legalmente insuficiente, y agregó:

“Esta defensa, centrada en lo que la SEC no hizo antes de presentar las acciones correspondientes, es legalmente insuficiente y debe ser rechazada… Las implicaciones de la defensa de Ripple, que para procesar las violaciones de las leyes de valores, la SEC deba proporcionar un aviso específico de la ilegalidad de ciertos comportamientos antes de presentar acciones, le da la vuelta al régimen legal actualmente vigente”.

Respaldando lo antes expuesto, la SEC destacó que en el pasado los tribunales estadounidenses ya han rechazado dichos alegatos en otros casos, cuando estos incurren en la venta ilegales de activos digitales para recaudar fondos.

Ripple si sabía sobre los riesgos

En cuanto al presunto desconocimiento por parte de los directivos de Ripple en torno a la ilegalidad presente en el comercio de los tokens XRP, la SEC alegó que estos si sabían sobre los riesgos presentes y las posibles violaciones a las leyes federales de valores justamente porque la empresa recibió asesoramiento en esta materia por parte de un bufete de abogados muy reconocido.

Según la SEC, ya para 2017 el organismo regulador advirtió a todas las instituciones que los mecanismos de financiamiento a través de la venta de activos digitales estaban sujetos a una evaluación estricta en conformidad con lo establecido por la ley federal de valores.

En otros casos como lo ocurrido con Telegram y Kik también implicaron acciones directas por parte de la SEC, y el organismo regulador alegó que tampoco hizo el “aviso justo” que Ripple señala como un procedimiento obligatorio, por lo que se actuó en conformidad con la normativa vigente.

Ripple obstaculiza el trabajo de la SEC

Además de los argumentos antes expuestos, la SEC también cargó contra Ripple y alegó que la empresa estaría intentando obstaculizar sus labores de investigación, en esta oportunidad al tratar de detener solicitudes por parte del regulador a otras agencias gubernamentales que operan en el extranjero.

Concretamente la SEC intenta contactar a 9 organismos reguladores internacionales, los cuales pueden manejar información sobre las empresas que invirtieron y/o hacían uso de XRP. Acá el organismo alegó que buscaba información sobre la compra de dichos tokens, los cuales pudieron haber sido comercializados directamente por Ripple a empresas y exchanges operativos tanto en Japón como en otros países.

Ante estos intentos, Ripple presentó una moción ante el tribunal estadounidense alegando procedimientos no acorde con las leyes federales. Sin embargo, la SEC desestimó dichos señalamientos indicando que esto es algo común para dichos casos, y que forma parte de toda investigación que persiga estos fines.

Al respecto, la SEC expuso que Ripple podría estar obstaculizando a datos sobre la comercialización de tokens XRP fuera de EE UU y alegó:

“… Los demandados (Larsen y Garlinghouse) no han consignado un solo documento relacionado con alguna cuenta de activos digitales domiciliada fuera de EE UU… no han explicado de ninguna manera la importancia de estas transferencias de tokens XRP”.

El juicio continúa

Estas acusaciones presentadas por la SEC siguen a las denuncias señaladas por el organismo la semana pasada, en las cuales indicó que Ripple incurría en acoso al solicitarle documentos no autorizados por los tribunales, los que presuntamente quería utilizar para tergiversar el caso y girar la balanza a su favor.

Por su parte, mientras el equipo legal de Ripple sigue dando la batalla y ganando ciertos espacios, la comunidad de usuarios también ha mostrado su respaldo hacia la empresa responsable del token XRP, participando activamente en campañas para apoyar a la moneda digital y buscando intervenir en el juicio en curso para que sean tomados en cuenta sus alegatos.

Por último, un reporte recientemente presentado por CoinShares el día de hoy revela que inversionistas de alto perfil también estarían invirtiendo en el token XRP pese a la disputa en curso. Actualmente el token se cotiza en unos USD $1,37 para el momento de edición, con un aumento del 5% en las últimas 24 horas.


Lecturas recomendadas


Fuente: Documentos SEC (2), CryptoBriefing

Versión de Angel Di Matteo / DiarioBitcoin

Imagen de Unsplash